ENTREVISTA

Tolosa Paz: "Nadie llega a este lugar por ser la amiga del Presidente o la mujer de..."

La primera candidata a diputada del Frente de Todos dijo que ganarán las elecciones porque los bonaerenses van a reafirmar el rumbo que tomó la Argentina; no se considera albertista ni cristinista. Qué propone sobre consumo, empleo y tarifas

Victoria Tolosa Paz no para un instante. Viene de recorrida bonaerense desde temprano, por la tarde tuvo un acto en Lomas de Zamora y sigue en reuniones de campaña. Desde que fue ungida el sábado pasado como primera candidata a diputada nacional por el Frente de Todos que no para el ritmo de trabajo y nada indica que frenará hasta noviembre: "Estoy aquí para dejarlo todo y ganar las elecciones con la convicción de que el pueblo bonaerense va a reafirmar el rumbo que tomó la Argentina con Alberto y Cristina. Que vamos a salir de esta pandemia con un gobierno y un Estado presentes como hasta ahora", dijo.

Tolosa Paz no se identifica como albertista ni como cristinista. "A mi me van a encasillar en el Frente de Todos", expresó sin vueltas a El Cronista durante una parada en su recorrida proselitista bonaerense. La hasta ahora secretaria de Políticas Sociales se desarma en elogios al gobierno y sólo se hace lugar para una particular autocrítica. 

"La autocrítica que me hago es que quizás tenemos que ir más rápido en muchas definiciones pero el problema es que la pandemia pone todo más lento", expresó la candidata a diputada bonaerense.

Tolosa Paz se ríe de aquellos que la califican como "la cheta de La Plata" y desecha la idea de ser una "sectaria o intolerante". Para la candidata a diputada del oficialismo no hay nada de ello. "Justamente me eligieron como cabeza de lista por ser alguien que representa un frente amplio, diverso y tolerante", responde.

Victoria Tolosa Paz, la "cheta de La Plata" que sueña con ser presidenta

-¿Por qué creen que van a ganar las elecciones en medio de un contexto de aumento de la pobreza, desocupación y una pandemia que no afloja?

-Estamos convencidos de que el Frente de Todos va a proponerle a la provincia de Buenos Aires reafirmar el rumbo que eligió en 2019 cuando no sólo votaron a Alberto y Cristina sino también a Axel en la provincia de Buenos Aires. Eso nos permitió ser parte de un gobierno que tuvo que someterse a administrar la provincia de Buenos Aires y Argentina en pandemia. Sabemos que eso dificulta a todos los gobiernos pero al mismo tiempo nos permite mostrar a la ciudadanía lo que hicimos en pandemia, cuales son los objetivos que nos trazamos y cómo administramos la pandemia. 

Esta claro que las decisiones que tomó el Presidente en medio de la pandemia son valoradas por la población porque puso prioridad en la vida y levantó al sistema público no sólo en el Ministerio de Salud sino en infraestructura hospitalaria en la provincia de Buenos Aires y en todo el país de manera muy importante, con los hospitales modulares y con aquellos hospitales que habían quedado sin terminar en la gestión de María Eugenia Vidal. 

Así que en materia sanitaria vamos a ser evaluados. Pero creemos que los que habían apostado al proyecto antivacuna porque pensaban que la Argentina no iba a lograr los niveles de vacunación... hoy nos estamos acercando a lo que nos habíamos propuesto, que es llegar a la primavera más cerca de que todo el pueblo este totalmente inmunizado. 

En materia económica hay que decir que el daño que hizo la pandemia no se puede evitar ni en la Argentina ni en el mundo. Pero sí hay una valoración de lo que hizo el Estado y la capacidad que tuvo para amortiguar el dolor de lo que causó la pandemia. Ahí vemos una batería de medidas que están presentes en los hogares de los argentinos y argentinas como fueron los bonos, el IDE, el ATP, este año con mucha presencia el Repro. 

Este año la liberación de cargas patronales para las pymes que están dadas en la rama del turismo, la gastronomía. Éstos encuentran un Estado que trata de liberarlos de la presión impositiva por un lado y al mismo tiempo mostrarles que estamos cada vez más cerca de la salida de la pandemia y de la vuelta a una actividad con pleno desarrollo. 

En estas elecciones creo que se ponen en juego si queremos volver al pasado al proyecto de país de la timba, la especulación financiera, la fuga de capitales o se reafirma el rumbo de la Argentina que sale de la pandemia con trabajo, apuntalando la matriz productiva. Que sale de la pandemia con la reconstrucción de la economía con trabajo y eso se genera con reglas claras al sector que sigue invirtiendo en el país.

-¿Pero cómo le explican al bonaerense que hoy está sin empleo, con su comercio cerrado que el rumbo que los llevó a eso es el que quieren reafirmar ustedes?

-No desconocemos que la amortiguación que debemos hacer en la caída del PBI es una amortiguación pero no evitamos el dolor. El dolor no debe ser más profundo. Lo que debemos distinguir es si aquellos que ven que no llegan a fin de mes o no les alcanza para vivir es por políticas de Alberto Fernández o por la pandemia. Hay que poder discernir y diferenciar eso. 

La pandemia ha hecho estragos en el mundo y nosotros debemos saber explicar que a pesar de haber sufrido la pandemia, con una Argentina sin capacidad de crédito y donde tuvo que reinventarse para sacarse la deuda que dejó Macri de lado se tomaron medidas que apuntalaron la economía en medio de la pandemia. Y mostramos un Estado presente. 

Es cierto que para muchos que no llegan a fin de mes, no tienen trabajo o el salario no tiene el volumen que debe tener para vivir en los niveles que quisiéramos que tenga la Argentina es cierto que suena a poco lo que se hizo. Pero eso se debe revertir saliendo de la pandemia lo antes posible. Nuestra obsesión es que la prioridad es vacunar cuanto antes a todos e inmunizar a la mayor cantidad de gente posible. 

Es que si inmunizamos al pueblo va a empezar a aparecer la Argentina con crecimiento que ya se empieza a manifestar. De enero a abril hubo un repunte de la economía, en mayo tuvimos que volver a la restricciones y ahora estamos atravesando un mes donde por suerte levantamos algunas de esas restricciones. 

Pero somos conscientes en que el pueblo de Buenos Aires tiene el dolor a flor de piel de lo que le dejó el gobierno de Macri y Vidal con tarifazos, la pérdida del poder adquisitivo del salario, las jubilaciones, el ajuste en los programas que ahora se están reestableciendo. El Conectar Igualdad era un buen programa y se suspendió, las becas también. Hay un montón de políticas que se están reestableciendo porque entendemos que el rol del Estado es poder recuperar el consumo a partir de un Estado que transfiere recursos y genera trabajo que es lo que vinimos a hacer.

-¿Se identifica como albertista o como cristinista?

-Les va a costar encontrarme en un rótulo. En la Argentina se acostumbra mucho a poner rótulos porque necesitan ubicarte en un casillero. En ese caso ubíquenme en el casillero del Frente de Todos. 

Tengo una excelente relación con Alberto Fernández como con Cristina, al igual que con Máximo y con Sergio Massa. Son los referentes que junto con el gobernador Axel Kicillof terminan de fijar la política de hacia donde vamos y esto es muy sano. Es bueno que no me puedan encasillar en un sector determinado sino en el Frente de Todos, en este frente que se preocupa en reconstruir la Argentina.

-¿Le molesta cuando en algún sector de La Cámpora la ven sólo como la mujer de Pepe Albistur o la amiga de Alberto Fernández?

-Sí, es que queda demostrado que Victoria Tolosa Paz para liderar la lista de candidatos a diputados... por supuesto que soy amiga de Alberto a través de la relación que tiene mi marido con él. Pero queda claro que Alberto Fernández nunca tuvo la mirada en mí como la mujer de su amigo. De hecho a mi me convocan al gobierno para construir una gestión de gobierno en la gestión que fui armando con el jefe de Gabinete Santiago Cafiero. Y esto lo marco porque hay una valoración de Alberto, de Cristina y el resto del Frente en mi trabajo de más de 20 años de gestión en la función pública más algunas batallas electorales. 

Nadie llega a este lugar por ser la amiga de o la mujer de. El Frente de Todos tiene una gran cantidad de dirigentes destacables y no le darían la responsabilidad del lugar para encabezar la listad de diputados a alguien que no esté a la altura de las circunstancias. La valoración que hicieron para ponerme allí es que estoy preparada para dar esta batalla electoral y estoy decidida a hacerla.

-¿Hay algo de autocrítica que te haces más allá de defender a ultranza al gobierno?

-La autocrítica que me hago es que tenemos que ir quizás más rápido en muchas definiciones pero el problema es que la pandemia pone todo más lento. Ahora estamos saliendo de esta pandemia y entonces el ritmo que le ponga el gobierno y la Cámara de Diputados para salir de esta pandemia debe ser muy veloz. 

Este año se sancionaron leyes muy relevantes, la ley de ganancias, la ley de sacar el acuerdo con los acreedores privados, hemos avanzado mucho en materia impositiva, no sólo en aportes solidarios sino en ganancias. Es como que tenemos una estructura impositiva más progresiva ahora en donde los que más tienen más pagan y los que menos tienen menos pagan. Este es un trabajo que se va a seguir trabajando en el Congreso el año que viene. Los que entremos el año que viene vamos a buscar darle más celeridad a todas estas reformas que se empezaron a hacer. Es decir que la autocrítica tiene que ver con la pandemia. Es quizás la de la velocidad en que se hicieron las cosas pero por las trabas que impuso la misma pandemia.

-¿Y en esa lentitud le gustaría que fuera más rápido por ejemplo en materia social la reinserción al trabajo genuino?

-Es que no lo califico como una culpabilidad de un gobierno de lentitud por falta de reacción. Sino que nos gustaría que la reactivación de la economía fuera más rápida pero aún estamos en pandemia, seguimos con restricciones y tenemos que seguir cuidando la vida. Los aforos en las actividades no permiten que los negocios tengan apertura hasta horas que teníamos antes y con todas las mesas ocupadas. Por eso digo que el proceso es más lento. De allí que tenemos que avanzar cuanto antes con todo el proceso de vacunación cuanto antes para que haya un repunte de la economía rápido. Con salarios, jubilaciones y pensiones a niveles que permitan que permitan que los negocios se llenen y la gente consuma. 

Para eso se necesita no solo salarios dignos sino que la estructura de las tarifas de los servicios, la telefonía móvil, internet y el cable deben ser reguladas por un Estado que va a cuidar el bolsillo de los que menos tienen. Es decir, cuidar el salario indirecto que debe cuidar el Estado para poder reactivar la economía. Necesitamos mayores de inversión y capacidad instalada. La pandemia requiere paciencia, lamentablemente no podemos ir al ritmo que quisiéramos ir.

-¿Eso implica mayor intervencionismo del Estado?

-No, eso implica hacer lo que estamos haciendo. Cuando tuvimos la inflación alta inmediatamente se empezaron a tomar medidas. No sólo se atendió el programa de Precios Cuidados, sino también el programa Super Cerca que tiene que ver con los precios y el etiquetado frontal, y poder trabajar en el cuadro tarifario una protección para que la tarifa no crezca al mil por ciento como en la época de Macri. 

Y en cuanto a las telecomunicaciones establecer que estos son servicios básicos y esa regulación la debe hacer el Enacom y eso está bien porque son servicios esenciales. Esto implica que las compañías van a poder seguir cobrando a los sectores que tienen mayores niveles de ingresos y a los sectores por debajo de la línea de pobreza o indigencia puedan entrar en un plan básico universal. Y esto no se cumple en gran medida en Argentina. Por ejemplo Telecom consiguió un amparo en la justicia para no salirse del marco normativo de una empresa de servicio y esto es lo que falta aún en la Argentina. Hay que ser más fuerte para que el Estado esté más fuerte.

-¿Qué le dice a aquellos que la ven como intolerante, sectaria, fanática?

-No, nada. Esa no es una característica de Tolosa Paz. Si puedo ser una referente del Frente de Todos es porque puedo expresar un frente que es amplio, diverso y tolerante. Que construye desde la diferencia la salida de la pandemia. No me siento fanática, ni intolerante ni fanática. 

Me siento una mujer que tiene convicciones y dice lo que piensa esté en el canal que esté. Lo importante es entender que hay que debatir y esto lo digo por Santilli, Manes y quien sea. Debemos debatir cómo salir de esta pandemia con trabajo, cómo se crece y se construye el país con reactivación de la economía.

-¿Le pesa el doble apellido para aquellos que le dicen la "cheta de La Plata"?

-No para nada. No solo no me pesa sino que llevo un apellido que tiene una historia importante en La Plata. Soy nieta de una directora de escuela comprometida con la sociedad y de los primeros que echaron raíces en esta ciudad. Tengo un amor muy grande por mi ciudad y no creo que nadie puede llevar culpabilidad por llevar un doble apellido. Creo que es muy antiguo calificar a alguien por su apellido compuesto. Valemos por el amor de las cosas que hacemos.

-¿Esta candidatura es el primer peldaño para una eventual postulación a intendenta en La Plata o quizás algún día a presidenta?

-En este momento tengo el objetivo en ser diputada nacional por la provincia de Buenos Aires y ganar primero en las PASO a la sumatoria de Santilli y Manes es el objetivo. Soy una persona que se pone los objetivos escalón por escalón y no para confundir a las personas. Es un momento de hablar lo que tenemos por delante y esto es salir a reafirmar el compromiso que tuvo la provincia de Buenos Aires al votar a Alberto, a Cristina y Axel. El objetivo es reafirmar ese rumbo y el rumbo lo vamos a reafirmar para ser más felices en un futuro no muy lejano.

-¿Cristina Kirchner o Alberto Fernández le pidieron algo puntual o le recomendaron alguna cuestión para ser candidata?

-No tuve pedidos puntuales. Me manifestaron la alegría de saber que soy la candidata indicada por la defensa que hago de mi gobierno, mis convicciones y no voy a dejar de hablar con todos los sectores: los empresarios, los movimientos sociales, los comerciantes y trabajar junto a los 135 municipios de la provincia para ver cómo vamos a salir de esta. Voy a dejarlo todo en esta campaña y eso es reconfirmando el rumbo que emprendimos como gobierno. 

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • AR

    Alfredo Rabasedas

    29/07/21

    Llegaste a ese lugar porque además de ser amigo de Alberto, son una pintura calcada de la vice-presidenta. No hablás de la deuda que los K dejaron en el 2015, con dólares negativos en el Banco Central ni de las 6 MM de personas que nos estafaron con la vacuna rusa y tenemos que enfrentar la muerte con la llegada de la cepa Delta, por negligencia política de Alberto y Cristina. Espero que todos los damnificados por la falta de la segunda dosis rusa, si llegamos, nos acordemos en el momento de votar.

    0
    0
    Responder
  • CA

    Claudia Analía

    28/07/21

    Se aguanta a un anciano millonario horrible por amor???...jajaj.

    1
    0
    Responder
  • CA

    Claudia Analía

    28/07/21

    Kara dura.

    0
    0
    Responder
  • A

    Adhros

    28/07/21

    Jajaja... o sea, vos sos la mujer de...el amigo de presidente pero en tu caso lo lograste por mérito. Mismo mérito en que el mismo presidente no creee...
    Repugnantes

    1
    0
    Responder
  • JCM

    Juan Carlos Martini

    28/07/21

    No.... tambien hacen falta plata, rodilleras, hipocresia, falta de asco a toda la bosta que manejam.

    2
    0
    Responder