SEGUNDA OLA

Transporte y toque de queda: qué evalúa ceder la Ciudad ante el aumento de casos

Sin certezas sobre el contenido del DNU de Alberto, los distintos ministerios porteños evalúan la posibilidad de fijar la medianoche como el inicio de la restricción nocturna. Hay temor por el impacto en las actividades culturales. Además, habrá más control en los transportes.

Sin certezas sobre el decreto de necesidad y urgencia que daría a conocer el Gobierno nacional en las próximas horas con nuevas medidas ante el aumento de los casos diarios de coronavirus, la Ciudad de Buenos Aires trabaja sobre la posibilidad de endurecer el toque de queda nocturno que hoy rige en el distrito. En distintos ministerios se activó la posibilidad de reducir de 2 de la mañana a 12 de la noche el inicio de la restricción de actividades. 

Fuentes porteñas aseguraron a El Cronista que no habrá cierre de actividades, sino que se acortarán los horarios de atención, especialmente en los rubros que trabajan durante la noche como la gastronomía y el entretenimiento.

El Ministro de Cultura porteño, Enrique Avogadro, hizo un pedido hoy a través de las redes sociales para que el Gobierno Nacional no avance con al posibilidad de establecer el inicio del toque de queda a las 22 ya que perjudicaría a las actividades culturales.

"Desde el Gobierno de la Ciudad estamos ofreciendo alternativas que permitan reforzar los cuidados y garantizar la salud de todos sin que eso vuelva a perjudicar a cientos de miles de persona que necesitan trabajar todos los días", publicó en sus redes sociales el funcionario.

El pronunciamiento de Avogadro llamó la atención esta mañana ya que se trata de un ministro larretista de perfil conciliador. Las nuevas restricciones impactarían de lleno en el ámbito cultural, que ya trabaja con importantes limitaciones de público.

"Cerrar a las 22 significa una herida de muerte para un sector que demostró en estos mese que la cultura es segura. Los centros de testeos que pusimos a disposición de manera gratuita para la comunidad artística demuestran que el 99,5% de los resultados son negativos", indicó.

Consideró a su vez que tomar un tipo de medida de este estilo resultaría "injusta con un sector que se adaptó a las circunstancias, poniendo mucho esfuerzo en la elaboración y cumplimiento de los estrictos protocolos para volver a la actividad".

Por otra parte, fuentes porteñas adelantaron también que reforzarán los controles en el transporte público y los centros de trasbordo para que solo sea utilizado por el personal esencial. No se volverán a cerrar estaciones de subte. Además, evalúan liberar nuevamente el estacionamiento para descomprimir el transporte público.   

Cerca del ministro Fernán Quirós (Salud) se resignan a que el contenido de DNU perjudicará económica y políticamente a la Ciudad. "No va a quedar otra que acatar lo que diga Nación. Podremos elevar la voz y diferenciarnos y decir que es un exceso, pero si es un DNU lo tenés que acatar y listo", confiaron.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios