El ministro repite que no será candidato

Sergio Massa articula con gobernadores el 2023 electoral: cuál es el mensaje en medio del ajuste fiscal

"Sin orden político no hay orden económico", reitera el titular de Hacienda, pero busca apuntalar al Frente de Todos en los distritos que controla.

Cotizaciones relacionadas

Mientras lidia con la inflación, surfea la escasez de dólares, ajusta las cuentas fiscales para cumplir con el Fondo Monetario Internacional y repite que el cargo de ministro de Economía es incompatible con una candidatura presidencial, Sergio Massa comenzó a articular la gestión económica con la campaña 2023 con un mensaje que repitió ante intendentes y funcionarios bonaerenses, en Merlo, y ante gobernadores del oficialismo, en encuentros mano a mano: sin orden político, no hay orden económico.

Sugestivas ausencias y fuertes mensajes en la cumbre de Máximo Kirchner con Massa y Kicillof

Massa, Larreta, Bullrich o Milei: la apuesta de los empresarios en la 'rosca' del verano en Punta del Este

En su entorno creen que la estabilidad de los últimos meses puede allanar triunfos electorales en las provincias que controla el oficialismo que decanten en una victoria en las PASO de agosto y las generales de octubre.

Es la lectura que voces cercanas al ministro comentan luego de las reuniones de Massa con los gobernadores de San Juan, Sergio Uñac, La Rioja, Ricardo Quintela, La Pampa, Sergio Ziliotto, y Chubut, Mariano Arcioni. Esta tarde fue el turno de Alberto Rodríguez Saa, de San Luis. Todos desfilaron por el Palacio de Hacienda luego de la reunión del PJ Bonaerense en Merlo, a la que Massa llegó después de haber anunciado medidas para el agro y con un pedido de ordenamiento político.

Incluso en un escenario de ajuste que se ve, mes a mes, en dos variables claves para los gobernadores: los recursos para obras públicas y las transferencias no automáticas. Según un informe de Analytica, la cuarta semana de enero cerró con una caída en los recursos para obras del 75,2% anual y en las transferencias de casi 44%, una tendencia que se repite desde julio.

ganar en las provincias

Los gobernadores llegan con pedidos puntuales, pero no transmiten un "efecto ajuste", dicen cerca de Massa. Al contrario, relatan buenos niveles de actividad, construcción y consumo que se registran en las provincias. La mayoría de los distritos tienen sus cuentas en orden y los empresarios de obra pública, incluso, esperan que esos recursos jueguen de cara a las elecciones y compensen, en parte la merma de recursos de la Nación.

"El triunfo nacional se construye con los triunfos previos de los gobernadores", dicen en el equipo del ministro. Y, razonan, la estabilidad económica de los últimos meses -aun con la alta inflación y los dólares paralelos siempre en tensión- ayuda a que los gobernadores oficialistas tengan un buen desempeño. Incluso el chubutense Arcioni, a quien le reconocen haber conseguido cierto orden luego de años de conflicto permanente.

Massa firmó con Uñac un acuerdo para incorporar a San Juan a un programa agropecuario financiado por el Banco Mundial, por el que se destinarán al distrito cuyano 1,6 millones de dólares. Celebró con Ziliotto la incorporación de La Pampa al programa de Crédito Argentino (CreAr), para financiar al sector privado. Habló con Quintela sobre "la situación institucional del país", según tuiteó el gobernador riojano, y firmó con Arcioni el refinanciamiento de una deuda de Chubut por $ 10.000 millones que le dará aire al gobernador para "aumentar los niveles de inversión de viviendas, escuelas y hospitales".

Sergio Massa y el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, en el Palacio de Hacienda.

Detrás de esos motivos institucionales que justificaron los encuentros, el oficialismo busca ordenar la política para llegar competitivos a las elecciones generales, aunque Massa haya dicho en Merlo que ser ministro de Economía es incompatible con una candidatura presidencial. Este sector del oficialismo, que se mantiene ajeno a la pelea entre el albertismo y el kirchnerismo, ve que la oposición está dispersa y que eso juega a favor de los gobernadores.

Por eso, sumó a la gestión de Hacienda una articulación más política con las provincias, sobre todo con las oficialistas. Semanas atrás, se sumó al gabinete económico Juan Manuel Cheppi, en una Unidad de Articulación Estratégica. Su rol, más político, difiere del de Jorge Neme. El ex vicejefe de Gabinete de Juan Manzur opera como secretario de Planificación del Desarrollo y la Competitividad Federal y mantiene una agenda más internacional.

La agenda del ministro tendrá una parada clave este viernes, con el relanzamiento anticipado de Precios Justos. La inflación es, hoy, el principal escollo para el oficialismo.

A la caza de dólares: quién es Marianne Fay, el nuevo nexo para los créditos del Banco Mundial 

Dólar soja 3: el dilema por la liquidación de divisas trae las retenciones a la mesa - El Cronista

Temas relacionados
Más noticias de Sergio Massa

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.