Tensión con el campo

Dura respuesta de las entidades del agro a una posible suba de retenciones

Las declaraciones de la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco sobre la posibilidad de que vuelvan a subir las retenciones tensó un poco más la cuerda con los productores, tras el conflicto por las exportaciones de maíz y los cortes de ruta de los transportistas.

Pasadas ya 24 horas de las declaraciones de la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, exponiendo que "no se descarta" un nuevo incremento en las alícuotas de los derechos de exportación que tributan los productos agropecuarios, el Gobierno abrió un nuevo foco de conflicto con las entidades del campo.

Es un nuevo capítulo de una confrontación que viene escalando y no encuentra dique de contención. En los últimos dos meses el sector primario se vio perjudicado por el paro de aceiteros y recibidores de granos de tres semanas en diciembre, la prohibición de exportar maíz, que luego fue modificada por el Gobierno y las medidas de fuerza de los transportistas por el valor de sus tarifas.

Cecilia Todesca: "No se descarta una suba de las retenciones" 

Ante la afirmación de Todesca Bocco, varias fueron las voces que se alzaron en contra de un eventual medida que incremento las retenciones. Entre las entidades del campo repiten aquello de "el que se quemó con leche, ve la vaca y llora", así que salieron a contestar.

"La medida no fue bien recibida porque en estos momentos, cualquier incremento en materia impositiva, va a tener resultados negativos", aseguró Jorge Chemes, titular de Confederaciones Rurales Argentinas, y advirtió que "si no es a través de un proyecto en el Legislativo es imposible incrementar las retenciones en soja".

El Gobierno ya llevó a 33% la alícuota que tributa la soja y al 30% en el caso de los derivados de la oleaginosa, y es el tope aprobado por la normativa vigente. En el caso de trigo y maíz, que pagan 12%, podrían ser llevadas al 15%, algo que claramente es resistido desde las entidades agropecuarias. 

"Cualquier incremento en materia impositiva, va a tener resultados negativos", dijeron desde las entidades.

"Esto no suma, en el campo se necesitan reglas claras y seguridad para poder generar una estrategia productiva y que podamos seguir adelante", remató Chemes. 

Para Carlos Vila Moret, vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina, "es un error usar las retenciones para contener los precios, es tropezar de nuevo con la misma piedra. Pretender atacar la inflación con un aumento de los derechos de exportación sería volver a abordar al problema por sus efectos y no por sus verdaderas causas". 

El dirigente ruralista aseveró que "quedó claro que no sirven para combatir la inflación porque terminan diezmando la producción y teniendo el efecto opuesto al buscado". 

"Pretender atacar la inflación con un aumento de los derechos de exportación sería volver a abordar al problema por sus efectos y no por sus verdaderas causas", dijo Carlos Vila Moret, vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina

Y enfatizó: "La raíz principal de la inflación es el exceso de emisión monetaria y el enorme déficit fiscal. Ahí es adonde deberían apuntar las posibles soluciones". 

Por su parte, Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, destacó el diálogo que hay con el Gobierno en diversas mesas como la del trigo, la del maíz o buscando opciones en materia de carnes, sin embargo, enfatizó que "una declaración de este tenor confunde", porque se aplican retenciones pero se observan aumentos de combustibles y servicios y un elevada presión tributaria.

"Creemos que hay sólo un afán recaudatorio por parte del Estado sobre un sector, en el que el 90 o 95% de su producción va a la exportación", agregó. Y puso el foco en que "debe haber un plan integral, un plan económico sostenible, donde se aliente a la inversión y la producción con políticas fiscales". 

Cecilia Todesca dijo que el Gobierno no descarta una nueva suba de retenciones.

Desde Federación Agraria Argentina (FAA), su presidente, Carlos Achetoni, tildó de "declaraciones desafortunadas" las palabras de Todesca Bocco y espera que no sea un proyecto que el Gobierno esté estudiando seriamente. 

"Le diría a la funcionaria (o al Gobierno, si ésta es realmente una propuesta que tienen en carpeta) que revisen la historia para no volver a cometer errores evitables", precisó Achetoni. 

Por si quedaban dudas, insistió en que "volver a hablar del desacople de precios es algo que ya está dado en la práctica tanto en soja, maíz o trigo con las retenciones y negarlo o pensar que generar mayor presión es la única forma de encontrar el desacople, no es el camino".

Lácteos, huevos y comidas preparadas impulsan la suba de precios en el arranque de febrero

Un comunicado de Carbap califica de "grave error conceptual" la iniciativa que sugirió Todesca Bocco, y sostiene que los precios de los alimentos "no aumentan por el incremento de precios internacionales, sino por el aumento del costo argentino y la alta carga impositiva que estos conllevan".

En ese sentido abundó: "Pensar que sólo controlando las materias primas pueden morigerar los precios finales en góndola, muestra un grave error conceptual por parte de la vicejefa de Ministros".

Para ello, "se debe analizar toda la cadena, y principalmente el componente tributario, algo que el Estado se niega a modificar, siendo parte central del aumento de precios de los alimentos". 

   

Tags relacionados

Compartí tus comentarios