Ley BasesExclusivo Members

Régimen para grandes inversiones: alertan por importaciones y ventajas sobre producción local

El Gobierno negocia la ley que incluye el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones. La industria local pidió considerar la integración de los proveedores de insumos.

En esta noticia

En medio de las negociaciones para la aprobación de la nueva Ley Bases, aumentan las críticas a los puntos que busca reformar. Uno de los que miran con atención los sectores productivos es el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI) que establece una serie de beneficios.

  El borrador que circuló y que está en negociación en Diputados establece que las grandes inversiones que se concreten bajo este régimen serán consideradas "de interés nacional y resultan útiles y conducentes para la prosperidad del país" y que cualquier norma o vía de hecho que limite los proyectos será "nula de nulidad absoluta" y que la justicia deberá impedir su aplicación de forma inmediata.  

Qué dice el proyecto

Podrán adherir al RIGI las sociedades anónimas, incluidas las unipersonales o de responsabilidad limitada o las sucursales creadas por sociedades del extranjero siempre que presenten planes con montos mínimos de inversión de u$s200 millones. El monto puede variar por sector pero nunca superar los u$s 900 millones, y se debe ejecutar en los primeros dos años el equivalente al 40%.

El proyecto del RIGI también contempla una serie de beneficios impositivos como amortizaciones del impuesto a las Ganancias sobre bienes muebles fabricados o importados, destinados al proyecto. 

Según adelantó El Cronista, la alícuota de los dividendos sufrió una modificación y dejó de ser del 0% y se esperan nuevos cambios. Además, las empresas tendrán IVA como crédito fiscal en algunas adquisiciones, la eliminación de impuestos a las importaciones para bienes de capital, repuestos, partes y componentes y luego de los dos o tres años de ejercicio, estarán exentas del pago de derechos a la exportación.

Estos puntos generaron fuertes reclamos y críticas de los sectores productivos.

Competencia desleal

Desde sectores industriales señalaron que la posibilidad de importar sin impuestos va a perjudicar a los proveedores de insumos que operan en el mercado local. 

"Permite importar cualquier pieza o máquinas usadas sin pagar ningún tributo, es competencia desleal frente a los productores locales", señalaron en diálogo con El Cronista respecto a la desventaja del productor local que, si debe importar insumos para producir, debería pagar todos los tributos vigentes.

Según estimaron, los productos importados pueden tener hasta un 30% de beneficios sobre el costo contra los locales.

Exportaciones

Otro de los desequilibrios que destacaron fue que las exportaciones de los proyectos de RIGI estarán exentos de retenciones por hasta 30 años, lo que "deja a la industria nacional en total desequilibrio". Es que, según señalaron, los derechos a las exportaciones de la industria nacional, que oscilan hasta el 4% según el sector, mientras que por las importaciones los tributos acumulados ascienden hasta el 50% de producto.

Extractivismo e integración

La falta de especificación sobre los sectores incluidos en la norma alertó a los industriales. "Es muy amplio. Si avanza, en algunos sectores nos priva de la posibilidad de desarrollarnos" dijeron, en referencia a que la falta de integración va a quitar la posibilidad de aprovechar el potencial de los sectores extractivistas, los más mirados como objeto de las inversiones a través del RIGI.

Agregaron que el petróleo, el gas, la minería son palancas de desarrollo que pueden ayudar al desarrollo industrial, pero que eso se terminaría si se habilita a la importación sin integración local: "Así, el régimen se vuelve extractivista y no hay derrame a la industria local".

Entramado PyME

El entramado PyME de estos sectores ya manifestó sus oposiciones al proyecto: el Grupo Argentino de Proveedores Petroleros alertó sobre las asimetrías estructurales, la desgravación que beneficia a competidores directos con las PyMEs argentinas y sobre el potencial impacto sobre 37.000 puestos de trabajo, u$s 230 millones en exportaciones y u$s 310 millones en inversiones.

Algo similar plantearon en diálogo con El Cronista desde la Federación de Cámaras del Sector Energético de Neuquén que, como proveedores de servicios para el tercer anillo, reclaman la necesidad de una revisión del proyecto que contemple la integración local. "Le falta sumar una visión integral de cadena valor, de proveedores locales y de servicio. Está bien fomentar inversiones que den empleo".

Sobre los montos de inversión, si bien señalaron que deja a muchos participantes del sector afuera, no lo puntualizaron como uno de los problemas: "No pasa por bajar el monto de inversión, sino por cómo incluir a las PyMEs".

Temas relacionados
Más noticias de inversiones
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.