TECHO DE CRISTAL

Quién es la vicepresidente de una cámara "fierrera" que rompe el molde y dice que cada vez hay más mujeres en la industria

Mujer joven y máquinas suelen ser palabras que históricamente estuvieron disociadas en el ámbito de la producción. Pero algo está cambiando, por suerte, y hoy una cámara líder del sector de bienes de capital tiene a una mujer como "copilota".

Sin exagerar, podría decirse que Florencia Vitale (38) casi nació en una fábrica metalúrgica, y desde allí en más su mundo fueron los "fierros". Desde muy chica trabajó en la empresa familiar pero si bien eso fue de una cierta ayuda, se abrió camino a fuerza de trabajo, estudio y capacitación en un ámbito tradicionalmente reservado a los hombres.

Hoy es Gerente General de Bipress SRL, la empresa que fundó su padre y en la que trabaja junto a sus hermanos, y desde hace casi dos años es la vicepresidente de la Cámara Argentina de Máquinas Herramienta y Tecnologías para la Producción (CARMAHE).

En este diálogo exclusivo con El Cronista, Vitale aseguró que en el sector de bienes de capital "el crecimiento de la mujer en las empresas es muy significativo", tanto a nivel directivo como en las plantas y que "es un cambio que llegó para quedarse". 

Reconoce, además, que "nunca se sintió discriminada por ser mujer" y que hoy puede "cerrar un negocio o hablar de las ventajas técnicas de una máquina a la par de los hombres".

¿Existe el techo de cristal para las mujeres empresarias?

La verdad que yo no lo he sentido. La nuestra es una empresa familiar, mi papá desde chica me inculcó la cultura del trabajo, desde chica voy a exposiciones y el mundo de los "fierros". Desde chica vivo rodeada de máquinas, tanto yo como mis hermanos tenemos como una pasión por esta industria.

Trabajo en la empresa (Bipress SRL) desde que empezó hace 18 años. Estudié Licenciatura en Administración (UBA) y todavía no me había recibido, así fue un complemento espectacular para relacionar los conocimientos con el trabajo en una empresa, que también recién nacía.

 Bienes de capital suele ser un ámbito tradicionalmente masculino. ¿Qué pasó cuando empezaste a relacionarte con colegas o asistir a ferias y exposiciones?

Al principio era todo una sorpresa. Cuando era más chica se veía mucho más el contraste de una mujer entre 50 hombres, pero con el paso del tiempo, vemos que eso disminuyó. En la cámara somos dos mujeres en la comisión directiva, esto antes era impensado, porque era un mundo de hombres. Pero la verdad es que en Carmahe hubo siempre una integración total, basándose más que nada en las capacidades de la persona y la experiencia y no en el sexo o el género. Tengo 38 años y soy vicepresidente de la cámara, esto denota un gran apoyo de toda la comisión directiva y de los socios en que esto siga así.

En muchas entidades, las mujeres tal vez son vocales o revisoras de cuentas, pero vos sos la vicepresidenta.

Sí, es verdad, no suele verse y menos en cámaras de máquinas pero la cámara siempre buscó potenciarse, independientemente del género. Incluso antes de estar en la CD de Carmahe siempre pude hablar de igual a igual, de par a par y nos sentimos totalmente cómodas. Por eso, seguimos invitando a mujeres socias para que formen parte porque esto también ayuda al empoderamiento de la mujer. Se ven cada vez más mujeres en la rama de ingeniería, vemos la diferencia en las escuelas técnicas que nos visitan. Hace poco visité una pyme y había dos mujeres realizando trabajo de soldando. Es bueno que deje de sorprendernos, que esté totalmente naturalizado.

Hasta hace poco se pensaba qué le aporta una mujer en un cargo directivo a una empresa, pero en verdad el aporte tampoco reconoce fronteras de género. ¿Es así?

Totalmente. El valor que aporta una mujer en la dirección de una empresa es totalmente significativo y volvemos a lo mismo, nos basamos en la experiencia, el conocimiento y la capacidad que tiene la mujer, que es totalmente igualitario al hombre.

Nuevos desafíos

Siempre hay condicionamientos, la maternidad, la escuela. ¿Cómo lidias con eso?

Sabemos que tenemos esos condicionamientos, que hace que una tenga como una especie de barrera en el buen sentido, porque soy madre y es lo más lindo que me pasó en la vida, pero son algunas complicaciones que hay que ir administrando. Más que nada en pandemia que se mezcla todo, la maternidad, el colegio, la empresa, la cámara, etc.

¿Cómo es un día en la vida de Florencia Vitale?

Tengo dos hijos chiquitos, de 4 y 6 años, pero trato de optimizar el día en todas mis actividades. Yo me encargo de buscar a los nenes al colegio, hay cosas que me gusta hacerlas a mí, después por ahí trabajaré un poco más, porque son muchas responsabilidades, es todo importante y no hay que dejar nada de lado. Creo que la mujer es muy maleable y trata de ir atacando todos los frentes, tratando de no descuidar a ninguno y nos vamos acomodando.

¿En esa rutina también toca cocinar o compartís tarea con tu pareja?

Nos vamos turnando. Con mi marido compartimos las tareas y él se ocupa también un montón de los nenes, porque no es sólo el colegio, también hay que llevarlos a fútbol y otras actividades.

¿También hay mujeres en puestos de dirección en otras empresas bienes de capital? 

Sí, no digo que estemos a igualdad de 50% y 50% pero en nuestro rubro el crecimiento de la mujer en las empresas es muy significativo. Por ahí puedo remarcar que en las empresas familiares es un poco más fácil, se ve mucho más la integración por el crecimiento de la mujer en las ramas de ingeniería o de administración. Se ve mucho cuando uno visita empresas o en las exposiciones. Antes eran sólo hombres o mujeres que acompañaban, pero ahora ya es estar hablando par a par de una máquina, cerrando un negocio, en el servicio de posventa. Es algo natural de hablar con mujeres todo el tiempo, hay mucha integración.

¿Te tocó vivir alguna situación de discriminación?

No, lo que sí puede pasar es que en algunos casos algún directivo de alguna empresa, un proveedor o un cliente tal vez prefiere hablar con mi papá en lugar de conmigo, porque es el "hombre con experiencia" y no sienta que estás con las capacidades, cuando a lo mejor ese tema quizás lo conozco mejor yo. Por ahí piensan, "es mujer, qué experiencia va a tener o qué va a saber de tal máquina".

Pero eso fue en el pasado, hace varios años que eso cambió totalmente y de hecho se nota al revés, tengo mucha convocatoria y muy buena relación con los clientes y los proveedores. No creo que haya vuelta atrás en esto, pero es también nuestra responsabilidad, de potenciar y que los mandos directivos sigan confiando en las mujeres y sigan tomando sexo femenino para la empresa, esto muestra un desarrollo a nivel industrial y del país y de esta integración que queremos hacer, por capacidades y conocimiento, sin importante edades ni sexo. 

Actualidad

Te cambio de pantalla. ¿Cómo está hoy la industria de bienes de capital?

Vemos que el sector creció, con la pandemia y todo lo que se sufrió pensamos que tal vez esto no iba a pasar pero sí, se ve un crecimiento. Hay mucho interés por la adquisición de bienes de capital y tecnologías e insumos para la producción.

¿A qué se debe eso? ¿Hay realmente más demanda o es para aprovechar un dólar (oficial) barato?

Es una suma de todo, pero las empresas están demostrando que es definitiva la tecnificación y sumar tecnología a la empresa. A la hora de poder fabricar un producto o competir es muy necesario que estés bien equipado, es definitivo. De esta forma, pueden tener una línea de producción que sea confiable y fabricar productos de alta calidad, muy importante para poder competir y exportar. Y, además, la mejora de los costos.

¿Ya están trabajando en niveles pre pandemia?

Sí, ya está recuperado, pero obviamente esto hay que seguir potenciándolo. Al afectar a todo el mundo, la pandemia hizo que también países con los que trabajamos nos impacten indirectamente. Con este tema de las nuevas olas que está afectando ahora a Europa, hay ciertos insumos que no podemos recibirlos. Tenemos demoras de este tipo.

Argentina tiene una inflación de 50%, una gran brecha cambiaria, elevada carga impositiva ¿Qué señales da la economía para el sector productivo?

Lo importante es que haya reglas claras, que puedan otorgarse beneficios para potenciar las inversiones, ayudar a las pymes con menos carga impositiva. Somos una pyme, trabajamos con pymes, para nosotros es fundamental. Ahora salieron líneas de crédito a tasa subsidiada, esto ayuda a las empresas para poder tecnificarse porque hay empresas que no pueden afrontar el costo de una máquina con pago de contado. Incluso hay una línea interesante (Línea de Inversión Productiva LIP Pymes), que si la mujer está en los mandos directivos se mejora la tasa todavía más. Esto muestra al Estado apoyando el valor que aporta la mujer en la dirección.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios