El Gobierno reclamó a Estados Unidos que invite a Cuba, Venezuela y Nicaragua a la Cumbre de las Américas

La Casa Rosada sugirió a la administración Biden que la cita prevista en Los Ángeles a principios de junio debería ser un espacio de encuentro "abierto e inclusivo". Los anfitriones temen un masivo desplante.

En forma privada y por nota formal, la Argentina transmitió al gobierno de los Estados Unidos que pretende la participación de todos los países del continente en la próxima Cumbre de las Américas por celebrarse a comienzos de junio en Los Ángeles, y de ese modo rechazó el veto obrado sobre Venezuela, Cuba y Nicaragua por entender que dichos regímenes no alcanzan los mínimos presupuestos democráticos.

 A través de una comunicación oficial, según pudo saber El Cronista, la Casa Rosada transmitió a Washington que desea que la novena Cumbre de las Américas sea "una gran oportunidad para construir un espacio de encuentro en el que participen todos los países del hemisferio de modo abierto e inclusivo, bajo el objetivo unificador de concertar acciones conjuntas".

El mensaje argentino llegó luego de semanas de incertidumbre y mensajes informales que daban cuenta de que la Casa Blanca no participaría a los gobiernos de la región con los que no comulga y donde denuncia la violación sistemática de derechos humanos. 

Los problemas de Estados Unidos en América latina son una 'bendición' para China

Washington inscribe allí a la Nicaragua de Daniel Ortega, que de todos modos renunció a participar de cualquier foro hemisférico donde Estados Unidos esté presente; la Venezuela de Nicolás Maduro, y Cuba, gobernada por Miguel Díaz-Canel. Otros gobiernos, como el de Guatemala, Bolivia o Haití, temían también ser excluidos, teniendo en cuenta que Biden organizó un foro virtual "en defensa de la democracia" en la región en diciembre pasado y excluyó a varios países. Según supo este medio, las invitaciones formales fueron giradas al final de la semana.

Argentina quiere ser parte del BRICS: todas las ventajas y las trabas de la estrategia de Alberto Fernández

Fernández, días atrás en Berlín, junto al canciller federal Olaf Scholz.

El Gobierno se acerca a Cuba para ayudarle a sortear el bloqueo económico

La Argentina, que este año preside la Comunidad de Estados latinoamericanos y Caribeños (Celac), quedó en una posición comprometida ante la decisión de varios Estados de no acudir a la cita si se mantenía el veto a Cuba, Venezuela y Nicaragua. El primero en bajarse fue el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al que le siguió el boliviano Luis Arce. A su vez, la Comunidad del Caribe (Caricom) está momentáneamente dividida entre quienes pretenden acudir y los que reclaman una convocatoria inclusiva para dar el presente en Los Ángeles. 

En este marco, el canciller Santiago Cafiero envió una carta a su par estadounidense, Anthony Blinken, reclamando una convocatoria sin condicionamientos. La portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, también sugirió que Alberto Fernández evalúa su participación según el desenlace de las participaciones.

El escenario es tal que la Casa Blanca programó la llegada a Buenos Aires de un alto funcionario, el exsenador Christopher Dodd, para apuntalar la convocatoria.

En el Gobierno rechazan tal planteo. Indican que, a diferencia de las actividades de la Organización de Estados Americanos (OEA), la Cumbre de las Américas es un mecanismo informal cuya logística corre exclusivamente a cuenta y orden del país anfitrión, y allí la Argentina no tiene nada que hacer. Aquello no obsta para haber transmitido que se prefiera la presencia de todos, sin hacer distinciones ideológicas y politicas. 

En los despachos oficiales sostienen que la actitud debe ser la de sumar a todos a la mesa para discutir los desafíos por delante, como los flujos migratorios, la recuperación pospandemia, y las deudas pendientes en la región.

Temas relacionados
Más noticias de Estados Unidos

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.