Entrevista

Posse: "Hay que expandir Juntos por el Cambio y que la UCR sea un socio pleno"

El intendente de San Isidro, candidato a presidir el radicalismo bonaerense, lanza un llamado a la unidad partidaria y convoca a dirigentes "del campo popular" para engrosar la coalición opositora. Sostiene que Macri "tiene muchísimo para aportar" al país.

Las internas del radicalismo en la provincia de Buenos Aires dirimirán el nuevo perfil que el partido, tras una honda reflexión a su interior, pretende para sí en los próximos años dentro de Juntos por el Cambio (JxC). Superado el "complejo de inferioridad" que arrastró en los años posteriores al estallido social de 2001, sus referentes apuestan a volver a ponerlo en primera escena. El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, apuesta a eso y traza un plan hacia adelante. Los afiliados tendrán este domingo la última palabra.

- ¿Qué está en juego en esta elección? ¿Qué valores presenta esta lista?

- Tenemos que romper la inercia del radicalismo bonaerense, que viene de cinco años muy malos para nosotros y para Juntos por el Cambio, que tuvo malos resultados electorales, dejando a Mauricio Macri sin chances de ir al ballotage. Hay que cambiar una costumbre de minoría, tras perder el sacrificio y la lucha, y al otro día de la elección volver a poner en valor el radicalismo, sumar camadas nuevas y recuperar a los que se alejaron, para recuperar los valores que nos caracterizan y son los de la sociedad: la salud y la educación pública, la producción nacional, nuestra cultura. Eso requiere otra naturaleza de personas para dirigirlo, porque los que se presentan ahora, como oficialismo, no están en condiciones.

- ¿Su espacio ratifica la coalición cambiemita?

- Ratificamos Juntos por el Cambio. Cada uno debe poner en valor su partido, y nosotros empezamos en la provincia, mientras la Ciudad ha hecho lo mismo con el trabajo de Emiliano Yacobiti y con Martín Lousteau, la figura más disruptiva que tiene el radicalismo a nivel nacional. Acá en provincia recuperamos nuevas y viejas trayectorias, hasta llegar a seis intendentes de muy buena gestión que estamos en lista y varios rectores de universidades nacionales.

- ¿Cuál es el perfil a tomar en el espacio?

- La UCR es el partido más permeable a lo que sucede en la sociedad. Debemos representar a los sectores medios y a los que más padecen; fortalecer nuestra presencia en sectores que pueden dar trabajo, en los empresarios con vocación nacional que siguen persistiendo y el ADN inmanente del empresario pyme. Si hay algo que no somos es liberales. Si cometimos un error desde la conducción del radicalismo bonaerense fue no presentar límites a la afectación de la estructura productiva del país. Cada una de las personas que están dirigiendo el radicalismo debe representar a alguien. Sabemos que la gente no siente la presencia del radicalismo, pero lo vamos a revertir. Vamos a volver a poner en escena la UCR para lograr una vida que merezca ser vivida, con movilidad social ascendente.

- ¿JxC debería buscar dirigentes del peronismo disidente?

- Debemos reformular la coalición para que el radicalismo sea un socio pleno, y expandirnos porque nos pide el 41% de gente que nos votó en 2019. Así que la búsqueda de dirigentes con raíces similares a las nuestras y del campo popular es parte de Junto por el Cambio.

- ¿En qué condiciones llegan a la elección? ¿Confían en que serán transparentes, ante las dudas sembradas en Córdoba?

- Tengo confianza en los comicios. A los buenos vientos que nos llegan de los afiliados, porque los convocamos a participar activamente en el partido, estamos muy bien organizados a nivel movimiento y no vamos a dar ningún tipo de ventajas. Estamos con fuerte presencia y votación en los lugares donde hay que tenerla. La elección será equilibrada en el Interior, y ganaremos en secciones electorales fuertes como la cuarta y la séptima, y vamos a ganar la primera, la tercera y la octava.

Posse cuenta con apoyo del radicalismo porteño y sus referentes, como Martín Lousteau.

- Figuras que apoyan la otra lista, como el jujeño Gerardo Morales, llegaron a decirle que usted es casi un "señor feudal" por gobernar San Isidro por 20 años. ¿Qué reacción le genera esto?

- Me remito a las declaraciones de un dirigente de peso, como Martín Lousteau, a quien le llama la atención que al único dirigente radical que gestiona en el Conurbano, justamente le nieguen su existencia. Deberíamos tener mucha cantidad de intendentes, gobernando muchos años para transformar el Gran Buenos Aires. Peros si a los otros les gusta el radicalismo pequeño y débil, no puedo ayudar en nada.

- ¿Qué opinión le merece el regreso de Macri a la política, con su libro?

- Me parece bien. No hay razón para que se sumerja en el ostracismo. Está bien que escriba, declare, que hable. Yo no pertenezco al PRO, pero como expresidente del país, siendo que nosotros fuimos determinantes para su elección -porque este sector fue el que puso todo lo que tenía que poner para que se diese el resultado de la Convención de Gualeguaychú. Aun cuando pueda tener disidencias con su actuación, es un hombre con muchísimo para aportar. Recomiendo también al Gobierno nacional que cuente con él para situaciones de geopolítica, y pienso también que él no debería negarse. Distinto es el tema de candidaturas futuras, pero entiendo que él tampoco las quiere.

- ¿Con qué dirigentes del PRO pensaría un armado electoral en 2021 y 2023?

- El radicalismo no pide nada, ni debe tener predilecciones. Llamada la unidad y convocado el frente, pienso que desde el radicalismo no debemos dejar a ningún radical sin PASO. Todos aquellos que tengan representatividad, los vamos a promover siguiendo el criterio de los mejores. Me parece humillante que a alguien dentro de un partido no se le permita ir a una PASO, o llevar al votante a PASO de lista única. Del resultado de las primarias esperamos un shock de irrigación de JxC que amplíe el 41% que nos votó en 2019.

- ¿Está anotado en la carrera para gobernador en 2023?

- Una de las reglas que fijamos en nuestro armado es que no íbamos a usar nuestros cargos como trampolín. A mí me quedan tres años en mi tarea de intendente, tarea que amo, y no lo voy a deslucir distrayéndome porque se acaban los mandatos.

- ¿Cómo juzga la gestión de Axel Kicillof y el operativo de vacunación?

- Es difícil de evaluar. Lo entiendo como una persona trabajadora, que al poco tiempo de asumir le toca, como a todos, la pandemia. Ha dado tiempo para el reequipamiento sanitario, y tengo diferencias con él respecto de cómo se discrimina a aquellos municipios que, de acuerdo a sus protocolos, fueron concediendo diferentes aperturas, porque acá nunca nadie estuvo obligado a estar encerrado, y tuvimos muy buenos resultados. En noviembre de 2020 hubo $ 1500 millones del Fondo Covid del que fueron excluidos municipios de JxC que habían practicado aperturas, y eso es injusto.

Desde lo sanitario, en la medida que haya vacunas, vamos a estar bien. Pero sabemos que hay tensiones de geopolítica que impactar en la provisión. Si estuvieran los millones de dosis necesarias, en la provincia no habría inconvenientes porque el tema está bien organizado.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios