Deuda

Ronda de economistas: los motivos por los que se debe acordar con el FMI y el impacto en el bolsillo de los argentinos

En declaraciones a El Cronista, analistas económicos explicaron las razones por las cuales se vuelve fundamental llegar a un acuerdo con el organismo internacional.

El Cronista ahondó sobre los motivos por los cuales es imprescindible que Argentina acuerde con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Los analistas económicos coinciden en la necesidad de llegar a un acuerdo por un amplio abanico de razones: la cuestión financiera, "oxigenar" el nivel de reservas y que la economía pueda crecer; "anclar" expectativas y la "oportunidad" de cambiar el enfoque político fueron algunas de las mencionadas este jueves.

La Argentina viene negociando desde 2020 con el FMI un acuerdo de reestructuración de la deuda por u$s 45.000 millones, que asumió la gestión Cambiemos en 2018, con el fin de poder despejar los vencimientos de los próximos años y permitir la consolidación de la recuperación económica.

De cara al próximo año el país tiene vencimientos por u$s 19.000 millones y "ya no le quedan reservas netas, por lo cual es necesario acordar con el FMI y postergar esos pagos en un acuerdo que le permita oxigenar ese nivel de reservas para que la economía pueda llegar a crecer. Argentina necesita los dólares excedentes para importar insumos y materias primas", indicó Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market.

Acuerdo con el FMI y economía: por qué los empresarios no coinciden con el Gobierno

Entre las ventajas más relevantes para el país, si alcanzara un acuerdo con el organismo internacional, Di Pace sostuvo que serían "oxigenar" los compromisos de pago de Argentina y utilizarlos para poder importar insumos, materias primas y que la economía tenga crecimiento.

"Alivianaría la situación de Argentina desde el punto de vista financiero, pero no solucionaría la previsibilidad económica en los próximos dos años de no ser muy contundente el plan económico, las metas fiscales, las condiciones para generar crecimiento en la economía -analizó-. Parecería ser que esto no implicaría ni reforma laboral, ni tributaria y sería un acuerdo que incorporaría metas fiscales e intento de corregir la brecha cambiaria". Si bien el acuerdo sacaría al país de una situación "delicadísima", eso "no resuelve la credibilidad" del plan económico.

Para el especialista, los aspectos fundamentales que debe contener el acuerdo son una reforma tributaria en el tiempo, la eliminación de regulaciones en la actividad económica, una reforma laboral y otra previsional.

De acuerdo con Gabriel Caamaño, economista de la consultora Ledesma, el acuerdo es importante no solo por lo financiero (descomprimir los vencimientos de los próximos años), sino también por la oportunidad para cambiar el enfoque de política económica actual, bajar un programa consistente y recuperar credibilidad. Y en función de eso "empezar a anclar un poco mejor expectativas y estabilizar la economía".

Sin embargo, subrayó, el FMI necesita que le expliquemos con algún nivel de probabilidad aceptable qué cosas haremos para volver a tener acceso al crédito internacional a condiciones lógicas en el mediano plazo y -de esa manera- estar en condiciones de honrar no solo las deudas con el FMI sino con todos los acreedores.

Los puntos salientes que debería contener el acuerdo, según Caamaño, son: un sendero fiscal, con las definiciones hacia adentro principalmente por el tema subsidios. A su vez, la definición del régimen monetario que vamos a tener y que sea consistente con el régimen fiscal; el nuevo cronograma de pagos y qué pasará con el mercado de cambios. "El Fondo difícilmente acepte una economía que funcione con una brecha del 100%", deslizó.

Horacio Rodríguez Larreta, sobre el acuerdo con el Fondo: "Lo que sea bueno para los argentinos lo vamos a acompañar"

Al respecto, el economista Walter Morales, presidente de la consultora Wise Capital, planteó que lo principal es "no defaultear con el prestamista de última instancia, porque dólares para pagarle al Fondo no hay. Arreglamos o defaulteamos". El arreglo con el FMI permite al Gobierno alivianar los vencimientos en moneda dura del sector público hasta fin de la administración Alberto Fernández y esto debería restar presión sobre los dólares paralelos, aseveró, aunque aclaró que eso no significa que vayan a dejar de subir.

En ese eje remarcó: "La clave está en qué hará el Gobierno con el acuerdo. Si avanza sobre un plan que permita crecer en torno al 4%, se van a desarmar posiciones en dólares para inyectar pesos en las empresas... no será fácil, pero la pelota la tiene el Gobierno. Hay que ver cómo la juega".

el impacto en los bolsillos de los argentinos

Para Morales, por más benévolo que sea el acuerdo, habrá que trabajar sobre un sendero de reducción del déficit primario para que la deuda sea sustentable. "Esto debería de afectar al consumo, sin ninguna duda, porque al final de cuentas, una reducción de gasto público o recorte de presupuestos, implican restarle pesos a los bolsillos de los argentinos", apuntó.

"¿Esto podría evitarse? Sí, pero para eso se debería avanzar con un plan integral que ataque no solo a lo fiscal, sino también a lo inflacionario, de manera tal que vuelva a recrearse un escenario 'pro negocios', volviendo a la economía más previsible para realizar inversiones y pasar a crecer a una tasa atractiva. Lamentablemente, esto aún no se visualiza. Hay que esperar a que se presente el plan plurianual para tener un panorama más claro de lo que se viene", señaló.

Cristina Kirchner sobre el acuerdo con el FMI: "La lapicera la tiene el Presidente"

Caamaño afirmó que una estabilización del proceso de la macro redundaría en una mejora de los ingresos reales. "Pocas cosas más expansivas que empezar a estabilizar expectativas y, por lo tanto, el resto de las variables macroeconómicas: precios, tipos de cambio -ejemplificó-, para eso hay que hacer un esfuerzo fiscal y monetario en el marco de un acuerdo con el Fondo. Sería muy expansivo en el corto plazo porque las expectativas están muy desancladas".

De acuerdo con Di Pace, el bolsillo de los argentinos se verá afectado de cualquier manera porque "cuando tenés niveles de deuda como los de Argentina, lo que termina generando es algún ajuste".

José María Segura, economista Jefe de PwC Argentina, aseguró que lo más probable es que se aspire a un acuerdo acotado con el FMI que le permita al país refinanciar la deuda y evitar así un default con el organismo mientras que la inflación haga la tarea de licuar el gasto. Es "poco probable" que el acuerdo implique compromisos para llevar adelante reformas de carácter estructural, ponderó en un informe.

impuestos

"En el plano fiscal seguramente implicará una corrección -probablemente segmentada- en las tarifas de los servicios público, que permita reducir subsidios y llegar a un nivel de déficit primario ‘financiable'. El elevado nivel de presión tributaria hace que no exista demasiado margen para cerrar la brecha fiscal con mayores o nuevos impuestos de relevancia. Insistir por esa vía podría comprometer la recuperación del nivel de actividad y la recaudación", advirtió el experto.

El acuerdo con el FMI podría estar a fin de año y el Gobierno acelera el entendimiento técnico

Según proyectó en el informe Economic GPS de PwC, la contracara vendría por el lado de la inflación -que aun con una política monetaria menos expansiva (o más contractiva)- se mantendría elevada en el corto plazo, arrastrada por el impulso en los cambios de los precios relativos por eliminación de subsidios.

Pese a que se esperaba alguna corrección en el tipo de cambio oficial (sea de aceleración del crawling peg o con algún salto discreto, similar a lo ocurrido en 2014), que permitiera contener la brecha y la pérdida de reservas del BCRA vía precio, y no por restricciones cuantitativas (más cepo); "las recientes medidas cambiarias insisten por el camino cuantitativo, a riesgo de incrementar aún más la desconfianza y desencadenar procesos difíciles de controlar", concluyó.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios