Brechas

Perspectiva de género y lenguaje inclusivo: los límites que enfrenta el plan de Javier Milei

La agenda de género está instalada en la sociedad argentina y a nivel global. La contradicción entre reducir la pobreza y desconocer las diversidades. Acuerdos firmados que comprometen al Estado a reducir brechas. La clave de financiamiento y organismos internacionales

 Por orden de Javier Milei, "se va a proceder a iniciar las actuaciones para prohibir el lenguaje inclusivo y todo lo referente a la perspectiva de género", dijo el vocero Manuel Adorni después de que el ministro de Defensa, Luis Petri, eliminara su uso de los documentos oficiales del área.

A poco más de una semana del día internacional de la mujer, el 8 de marzo (8M), la definición del Gobierno promete encontrar límites internos en las organizaciones civiles, pero también en los acuerdos internacionales firmados por la Argentina y en los organismos que integra el país. 

"Prohibir la perspectiva de género va en contra del Estado de derecho", detalló Carolina Villanueva, cofundadora y directora de Grow Género y Trabajo. "Hay compromisos del Estado como el convenio 190 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) o el de Cedaw (el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de Naciones Unidas)", enumeró.

"Un Gobierno que quiere eliminar la pobreza y la perspectiva de género es contradictorio porque la pobreza está llena de mujeres y diversidades", dijo la economista Lucia Cirmi, ex directora nacional de Políticas de Cuidado.

Las mujeres dedican el doble de horas que los varones a tareas de cuidado no pago

La brecha de género es del 26,9% en la Argentina según los datos del Indec al tercer trimestre de 2023, es decir, es la diferencia entre los ingresos de las mujeres en comparación con los varones. Además, las mujeres destinan 6 horas diarias a tareas de cuidado familiar y del hogar que no se pagan contra la mitad en los varones. Las mujeres que son jefas ganan un 15% menos que los varones en el mismo nivel, de acuerdo con los datos de Grow.

Estas medidas que desconocen los problemas de género del Gobierno nacional fueron interpretadas como una provocación de cara al próximo 8M. El discurso de Milei en Davos cuestionó la agenda 2030 que plantean los organismos de los que la Argentina es parte y que tienen entre sus objetivos la reducción de las brechas. 

Esta semana, Luis Caputo se sentará, por ejemplo, a la mesa del Grupo de los Veinte (G20) en una reunión donde estarán sentados países desarrollados y en desarrollo que apuestan por la mayor participación de las mujeres y colectivos LGBTQ, la diversidad y la inclusión. 

El plan "anti-brecha" de seis empresarias para una salida inclusiva de la crisis

El Fondo Monetario Internacional (FMI) con el que el Gobierno quiere renegociar el programa para repagar el crédito que tomó Mauricio Macri aboga por reducir las brechas de género. El Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) otorgaron financiamiento, incluso, para trabajar en achicar las barreras que impiden el acceso de las mujeres al mercado de trabajo, como el cuidado de hijos y adultos mayores.

"Argentina es parte del G20 donde hay compromisos que los Estados asumen para cerrar las brechas de género, promover las mujeres en STEM, y ampliar los derechos económicos de las mujeres", indicó Villanueva, auque reconoció que no son medidas vinculantes. "Si querés sumarte a la mesa de los países desarrollados, Argentina tiene malos indicadores de participación económica de las mujeres, como el índice de autonomía económica", señaló.

Pero el mensaje también plantea qué pasará con la lucha en la violencia contra la mujer mientras el Gobierno ejerce "violencia simbólica" en sus declaraciones y los retuits y likes del Presidente, pero también económica con el recorte de presupuesto a comedores, la línea de atención contra la violencia 144 y los refugios, entre otras medidas recientes como el anuncio del cierre del Inadi, el organismo que combate la discriminación y el racismo. 

"La perspectiva de género no se elimina porque se elimine de los papeles y de las normas. Una norma económica o impositiva puede cambiar pero Argentina hizo un cambio muy profundo con cambios sociales que llevan mucha construcción y eso no va a desaparecer porque dejen de nombrarlos", enfatizó Cirmi. 

Lenguaje inclusivo

El vocero anunció que se prohibirá el "uso del lenguaje inclusivo" que para el Gobierno libertario es el uso de la "e", el arroba "@" o la "x" para marcar la terminación de género. 

El lenguaje inclusivo, sin embargo, excede el género de las palabras, busca evitar la discriminación y garantizar la inclusión en el mensaje. "El lenguaje siempre estuvo en un lugar polémico", reconoce Villanueva sobre el trabajo con empresas, otros estratos de gobierno y sociedades. 

La frase "No me pongas la e", resuena seguido y acto seguido surgen las invocaciones a la conservadora Real Academia Española (RAE), que permite el uso de "setiembre" pero resistió "Presidenta" aunque terminó aceptándolo. "Se puede buscar eliminar las marcaciones de género pero el lenguaje inclusivo es muchas cosas, es también la imagen del mensaje, eliminar estereotipos y sexismo", ejemplificó la directora de Grow. 


Temas relacionados
Más noticias de lenguaje inclusivo

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.