Brecha salarial

Penalización por maternidad: cuánto caen los ingresos de las mujeres vs. varones luego de tener el primer hijo

Las investigaciones muestran que la "penalización por maternidad" está presente en todo el mundo. Lo que varía es el monto de los ingresos de las mujeres que caen en relación a los de los varones después de tener al primer hijo.

La maternidad es la principal causa de la brecha de ingresos de género. América Latina es una de las regiones más desiguales del mundo. Las mujeres tienen un 27% menos de participación que los varones, ganan por hora un 14% menos con educación y experiencia similar a ellos, y ocupan menos del 40% de los puestos jerárquicos. La brecha salarial existe en todas las edades, pero específicamente después de tener el primer hijo la diferencia se amplía.

La razón principal por la que tener hijos perjudica la carrera profesional de las madres es que las mujeres dedican más tiempo a la crianza que los varones. En concreto, en Argentina las mujeres realizan el triple de tareas del hogar que los varones, de acuerdo a los datos que se desprenden de la EPH del Indec. Por esta razón, los hombres no sufren la misma penalización.

De esta manera, estudios recientes a lo largo de todo el mundo muestran que la brecha salarial de género es mucho menor hasta que llega el primer hijo. En ese momento, el ingreso de las mujeres se desploma, mientras, en la mayoría de los casos, el de las que deciden no tener hijos sigue aumentando a un ritmo similar que el de los varones.

"Hay una doble brecha: la de hombres versus las mujeres, y la de mujeres no madres versus mujeres madres. Claramente estas últimas se llevan el peor de los mundos. Ahora, en la paternidad no suele haber diferencia. Es decir, que quien paga el "costo" es la mujer, ya sea porque se retira del mercado laboral o porque resigna sus expectativas sobre su carrera profesional para compatibilizar una mayor carga en lo que a las tareas de cuidado respecta", explicaron a El Cronista desde la Fundación Liderazgos y Organizaciones Responsables (FLOR).

En Argentina, las mujeres ganan 14% menos que los varones, al tomar en cuenta sólo el salario por hora en personas con el mismo nivel educativo y la misma edad, de acuerdo al informe "Brecha salarial de género en la estructura productiva argentina" elaborado por el Centro de Estudios para la Producción (CEPXXI). Según el Foro Económico Mundial, sólo para solucionar la brecha entre varones y mujeres y que pasen a ganar lo mismo faltan 200 años.

Las investigaciones muestran que la "penalización por maternidad" está presente en todo el mundo. Lo que varía es el monto de los ingresos de las mujeres que caen en relación a los de los varones después de tener al primer hijo.

"La penalización por maternidad oscila en los ingresos de las mujeres entre el 20 y el 25% en los países escandinavos, el 30% en Estados Unidos y 60% en Alemania. En Uruguay, dicha penalización se mantiene en un 42%, incluso diez años después de la maternidad", señaló la economistas y especialista en cuestiones de género, Paula Pereda Suárez.

En Argentina, de acuerdo a estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los salarios de las mujeres que deciden ser madres son un 16,8% inferiores a los de las mujeres que deciden no serlo. La OIT sostiene que la brecha aumenta con la cantidad de hijos.

"En la actualidad el embarazo y tener hijos juega en contra para las mujeres en el mercado laboral. Esto se manifiesta de diversas maneras: desigualdad entre el salario que cobran mujeres con o sin hijos, distintas posibilidades de ser contratadas por las perspectivas de embarazo que el empleador interpreta como un aumento de sus costos (a pesar de que el ANSES cubre los costos de las licencias), necesidad de trabajos más flexibles o menor tiempo disponible para trabajar fuera de la casa", explicaba Mercedes d'Alessandro, actual directora de Economía, Igualdad y Género del Ministerio de Economía, en un artículo de Economía Femini(s)ta.

En contraposición, la evidencia muestra que para los hombres tener hijos es bueno en sus carreras. De acuerdo a esta investigación, los padres ganan un 20% más que los varones que no tienen hijos. El razonamiento por detrás es que tienen una familia por mantener y desde ese momento son más "responsables y estables".

Matías Ghidini, especialista en mercado laboral y autor del libro Mi Trabajo Ahora, detalló qué medidas se pueden tomar para impulsar que se revierta la situación. Sostiene que, de cara al futuro, la clave para que la mujer encuentre un balance laboral estará en las nuevas formas de trabajo como freelancer que pueden permitir que la carrera profesional vaya al ritmo que cada persona elige y nuevos vínculos con las empresas.

"Muchas empresas, aunque depende del nivel de avance del equipo de recursos humanos, están tomando medidas que fundamentalmente se centran en permitir un esquema de regreso mucho más flexible y progresivo a las mujeres que fueron madres. Es decir, no exigirle a los tres meses volver full time. Son esquemas de menos horas que les permiten reincorporarse antes", concluyó.

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • SC

    sebastian C.

    25/07/21

    Porque siempre siempre la mujer en plan de victima ? Normalmentre el desempeño de una mujer luego de tener un hijo baja , el compromiso con su empresa no es el mismo ,necesita tiempo para amantar, cuando el hijo se enferma, cuando no llega la niñera, etc, etc los hombres son mas confiables en ese sentido y está bien que se los reconozca

    0
    0
    Responder