ExportacionesExclusivo Members

Ola de calor: cómo impactó en la cosecha récord y los dólares que espera el Gobierno

Mientras realizan los primeros ajustes sobre el rendimiento de la oleaginosa, por las altas temperaturas de enero, hubo impacto sobre el maíz. El efecto en las reservas del Banco Central

En esta noticia

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) confirmó este miércoles un recorte en las proyecciones para las cosechas de soja y de maíz 2023/24 que se ubicarán en torno a 49,5 millones y 57 millones de toneladas, respectivamente, por el impacto de la ola de calor de más de 10 días, entre fines de enero y principios de este mes.

La expectativa de superar los 50 mt, con una primera estimación de 52 millones, descendió en el último informe y, como anticipó El Cronista, dejó atrás la expectativa de romper el marcador como sucedió en 2022

En la misma línea, la BCR había calculado la cosecha de maíz en 59 millones, sin embargo, el daño que produjo el fuerte calor en el cultivo ya descartó 2mt

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BdeC) arrojó un mejor pronóstico al estimar que la cosecha de soja 2023/24 de Argentina alcanzará a 52,5 millones de toneladas y la de maíz en 56,5 millones de toneladas. Según la entidad porteña, las precipitaciones abundantes a inicios de febrero detuvieron un proceso de deterioro de ambos cultivos.

Menos divisas

Luego del desastre que significó la fuerte sequía que afectó la producción en la campaña 2022/23, la nueva cosecha presenta un desempeño más auspicioso que se vuelve estratégico para cumplir las principales metas económicas del gobierno de Javier Milei.

Tanto para la mayor apertura comercial, la liberación del "cepo" hasta alcanzar el déficit fiscal cero, pilar del plan que diseñó el Ministro Luis Caputo, el ingreso de divisas del agro resultará clave.

Hasta ahora, la recuperación de los envíos al exterior de los principales productos del agro y la agroindustria pintaban un panorama de liquidación de divisas de u$s 35.800 millones, más de u$s 10.000 millones por encima del último registro.

Sin embargo, los últimos ajustes en los niveles de producción junto con factores externos como el excedente de cosecha en Brasil o la deflación que atraviesa China, consolidan un camino descendente en el precio de los commodities.

 La "fiesta de divisas" que se planteó en enero "se fue diluyendo" señaló el analista agropecuario Pablo Andreani.

El panorama se vio empañado, además, por la caída interanual de los precios internacionales.  "Los números asustan" dijo Andreani y marcó que la tonelada de soja bajó u$s 150, casi un 30%; el aceite u$s 300, un 26% y el de soja y girasol u$s 430, un 25%

Por el efecto climático y precios internacionales 35% más bajos, en promedio, la liquidación del campo alcanzaría a u$s 18.000 millones, por debajo a los 22.000 millones que ingresaron en un escenario de sequía en 2023.

Para abajo

En las principales regiones agrícolas "a partir del 17 de enero se instaló una ola de calor muy larga y severa que dio vuelta el escenario" de una cosecha de soja superior a los 50 millones de toneladas, dijo la BCR en su reporte mensual de cultivos.

El período de altas temperaturas "ocurrió en un momento muy sensible de la soja de primera que forzó el aborto de chauchas (vainas)" explicó la entidad rosarina y agregó que "este recorte no ha sido mayor gracias a las lluvias claves que cayeron entre el 7 y el 14 de febrero".

En el caso del maíz, el cultivo también fue afectado por las temperaturas estivales superiores a las comunes y ayudado por las precipitaciones de la primera mitad de febrero. 

Sin embargo, la BCR añadió que la producción del cereal, que con 57 millones de toneladas aún sería récord, requerirá de mayor nivel de lluvias en los próximos días.

Temas relacionados
Más noticias de Exportación

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.