VERANO 2022

Insólito cierre de fronteras: en Argentina nadie sabe cuándo abrirán los pasos con Uruguay

El Gobierno sólo abrió el ingreso de extranjeros en Concordia y mantiene sin habilitar los pasos de Gualeguaychú y Colón; persisten las quejas de Montevideo pero en la Casa Rosada nadie se hace cargo del tema

En una insólita situación que carece de precedentes la Argentina ya dio inicio a la temporada de verano y necesita de los dólares del turismo extranjero pero con Uruguay existe una paradoja: la administración de Luis Lacalle Pou reclamó la apertura de todas las fronteras terrestres al gobierno de Alberto Fernández aunque en la Casa Rosada nadie se hace cargo del cierre por tiempo indefinido de los pasos limítrofes.

En las últimas horas creció el reclamo por diferentes vías de Uruguay a la Argentina para que habiliten todos los pasos fronterizos. Desde el año pasado en que se cerraron por los protocolos sanitarios ante el Covid sólo está abierta la frontera de Salto-Concordia entre las 8 y 16 horas para que ingresen extranjeros. Pero el resto de los pasos como ser Gualeguaychú-Fray Bentos y Colón-Paisandú siguen cerrados para que ingresen extranjeros por una decisión de carácter sanitario de la Argentina hasta ahora sin resolución.

El tema es que los argentinos pueden entrar a Uruguay por todos los pasos terrestres pero los vecinos no pueden ingresar sino es por Concordia y esto dificulta las posibilidades para que haya una avalancha de turistas en el verano o que los comerciantes vengan a comprar a la Argentina para aprovechar el tipo de cambio.

Desde el gobierno nadie quiere hacerse cargo de esta insólita situación. El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet junto con el embajador argentino en Montevideo, Alberto Iribarne, hablaron esta semana con el presidente Lacalle Pou para que se habiliten los pasos cerrados. Pero según consignaron a El Cronista hasta ahora no hubo respuesta alguna desde el gobierno argentino.

A la vez, el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens también elevó sus quejas al Ministerio de Salud y al Ministerio del Interior para sortear este tema aunque no logró resultados favorables. "En Salud nos dicen que nosotros estamos para abrir pero aún no pasa nada", dijo a El Cronista un allegado al ministro Lammens.

En la Dirección de Migraciones que lidera Florencia Carignano que depende del Ministerio del Interior dijeron tajantemente: "No hay impedimento migratorio algunos. Es que el Ministerio de Salud tiene que aprobar el corredor seguro", aseguró un funcionario.

En tanto, desde el Ministerio de Salud que conduce Carla Vizzotti expresaron a El Cronista que "la Jefatura de Gabinete de ministros ya está tramitando la decisión administrativa de apertura de los corredores seguros solicitados por la provincia de Entre Ríos en base al informe técnico emitido por el Ministerio de Salud de la Nación". 

Pero hasta anoche nadie del gobierno sabía qué resolución finalmente tomará la Casa Rosada ante esta insólita situación. Y los pasos fronterizos con Uruguay siguen cerrados ya que nadie se hace cargo del asunto.

El canciller Santiago Cafiero mantuvo el martes pasado una reunión de trabajo en el Palacio San Martín con su par uruguayo Francisco Bustillo, que viajó a Buenos Aires para dialogar sobre la prolífera agenda bilateral. Allí se escucharon los reiterados reclamos de Uruguay por la apertura de fronteras pero Bustillo regresó a Montevideo con las manos vacías.

El tema se planteó también con el presidente Lacalle Pou y el embajador argentino Iribarne. Pero el emisario argentino no supo cómo explicar al presidente uruguayo la desinteligencia del gobierno en el tema. "En Uruguay dijeron que llamaba la atención el cierre de todos los pasos fronterizos porque ellos estaban cumpliendo con los estándares sanitarios internacionales para prevenir el Covid. Es difícil rebatir esta postura y mantener las fronteras cerradas", explicaron fuentes diplomáticas argentinas.

Lo concreto hoy es que se está llamando al turismo uruguayo a venir a vacacionar a la Argentina y todo el comercio para que cruce a comprar para beneficiare por el tipo de cambio pero las dificultades para pasar la frontera hace que se frene ese caudal de dólares que podría ingresar al país. Y en el Gobierno se siguen echando culpas por la falta de respuestas.

El ministro de Turismo uruguayo Tabaré Viera estuvo en Buenos Aires esta semana para participar de la inauguración de la 25ª edición de la feria FIT de Buenos Aires, donde Uruguay juega un rol central como país invitado.

Viera y el embajador uruguayo Carlos Enciso Christiansen se reunieron con el ministro Lammens. Pero una vez más la Argentina tuvo que dar explicaciones irrisorias y prometer una eventual solución al tema.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios