Gira por Israel

Cómo es por dentro Nir Oz, el kibutz que vivió el horror de una masacre y visitó Milei

El Presidente dijo que fue lo más impactó en su visita a Israel. De 417 habitantes, 110 fueron asesinados o secuestrados, casi el 30% del kibutz. Todavía quedan familias en cautiverio, entre ellas, los Bibas, Shiri y Yarden y sus hijos Ariel y Kfir, el bebé de un año.

 Nir Oz fue uno de los primeros kibutzim del Estado de Israel. Fundado en 1955 por un grupo de pioneros que decidieron instalarse en el desierto del Néguev, el objetivo de los fundadores fue realizar en esas tierras, una "pradera de fuerza", que es la traducción literal del nombre. Ubicado al sur del Estado, Nir Oz está pegado a Khan Yunis, al sur de la Franja de Gaza, una frontera que en los primeros tiempos no era tal, al punto de que hay familias que recuerdan que de niños iban con sus tractores a las playas de Gaza, a unos pocos kilómetros de los campos agrícolas israelíes. Hoy, los más duros combates del ejército israelí está concentrados en esa región donde se supone que está Yahya Sinwar, el temible estratega del ataque terrorista del 7 de octubre. 

Todavía en este kibutz había vestigios de los tiempos originales. Mia Goren, de 82 años, llevaba todos los días niños del otro lado de la frontera para que pudieran estudiar en otro entorno. Su casa fue una de las primeras atacadas y ella, una de las primeras muertas reportadas por Hamas. Mia y su esposo mantenían un jardín de plantas desérticas, para que nadie pudiera olvidar de dónde venían. 

Es que Nir Oz siempre trató de mantener un vínculo de paz con los niños y mujeres de Gaza, "como si fueran su propia familia", se lamentó Martín Filkenstein ante El Cronista en una visita que pudo realizar antes de la llegada de Javier Milei a Israel. 

En declaraciones ante los medios que cubren su gira, el Presidente reconoció que nada le había impactado más. Hasta el traductor oficial, Walter Kerr, normalmente impertérrito, no pudo esta vez ocultar sus sentimientos como puede verse en las fotos que fueron enviadas desde Israel.

Las familias argentino-israelíes secuestradas


Sucede que en Nir Oz, un kibutz donde vivían 417 personas fueron asesinadas o secuestradas 110, casi el 30% de la población, y de los 49 rehenes todavía hay 9 que siguen en cautiverio. Entre ellos, Kfir Bibas, de familia argentino-israelí, el bebé que cumplió un año encerrado en alguno de los túneles que cruzan por la Franja de Gaza.La casa de la familia Bibas fue una de las visitadas por Milei. Es quizás uno de los casos más dramáticos del 7 de octubre, porque trascendieron pronto las imágenes filmadas por un terrorista con una madre con un hijo en cada uno de sus brazos, buscando protegerlos en medio del horror del secuestro. La foto de los cuatros, bajo el lema "Bring Him Home Now" ("Traíganlos a casa ahora") en esa casa que luego fue saqueada por grupos que se instalaron en el kibutz luego de los asesinatos y secuestros es, quizás, una de las peores experiencias del recorrido por Nir Oz.

Milei visitó la casa de la familia Bibas, en Nir Oz.

Ecos de la guerra en Israel: cómo es vivir y trabajar bajo la amenaza de las bombas

También está la casa donde vivía uno de los hijos de Isaac Horn, casualmente visitado ese fin de semana por su hermano y ambos todavía en poder de Hamas. Es otro caso de una familia de argentino-israelí que padece el horror de no saber cómo ni dónde están sus hijos ahora que pasaron, ya, cuatro meses. ¿Estarán vivos? ¿En ese caso, cómo? ¿Los alimentarán bien? ¿A qué dedicarán sus largas horas en cautiverio?

Javier Milei en Jerusalen con la CEO de la fundación Fuente Latina, Leah Soibel.

Los que sobrevivieron cuentan, hoy, que después de los asesinatos y secuestros el kibtuz fue literalmente "invadido" por decenas de mujeres y niños que tenían la instrucción de saquear los hogares. "Calculamos que en determinado momento había 300 personas en Nir Oz, entre terroristas y saqueadores, que notoriamente no eran todos palestinos", contó Filkenstein mientras mostraba las casas destruidas por Hamas donde no quedó nada, ni aparatos electrónicos, ni alimentos, ni ropa, tampoco la que estaba colgada en los tenderos, ni un mantel. Los muebles, además, fueron destruídos. Y en muchos casos todavía puede verse la sangre de alguno de los habitantes de esos hogares.

Nir Oz es un kibutz agrícola. Desde la terraza de alguna casa se ven claramente los campos sembrados y, más allá, Gaza, destruída por los bombardeos de las Fuerzas de Defensa Israelí (FDI). Voceros del ejército todavía piden disculpas porque los terroristas llegaron a las 6 de la mañana y no fueron socorridos hasta pasadas las 4 de la tarde.  Para muchos, ya es demasiado tarde. Para los que quedan vivos, de lo que se trata ahora es de seguir adelante, como lo hicieron siempre, sembrando praderas donde antes solo estaba el desierto. 

Fin de la gira por Israel

Este es el tercer y último día de actividades de Milei en Israel, antes de partir a Roma. En el segundo día, además de reunirse con el primer ministro Benjamín Netanyahu, pudo mantener un encuentro con la fundación Fuente Latina, un puente entre los países de habla hispana y el medio oriente, hoy enfocada en trabajar para que se conozca en el mundo lo que está pasando en Israel. Allí, el Presidente pudo mantener reuniones con periodistas y empresarios de la región.

Temas relacionados
Más noticias de Javier Milei

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • FL

    Fernando Loisso

    Hace 24 días

    ¿Qué hace este hombre, ahi ?

    0
    1
    Responder