PUJA CON LAS ORGANIZACIONES

Máximo y Cristina suman a Mario Ishii y coquetean con quitarle apoyo de intendentes a Alberto

El jefe comunal de José C. Paz, el intendente Zamora en Tigre, Descalzo en Ituzaingó y opositores como Grindetti y Valenzuela piden quitar el control de los planes a las organizaciones. Entre medio,

Máximo Kirchner hace el trabajo fino como presidente del PJ bonaerense con algunos intendentes que no responden a La Cámpora. Recibieron su llamado incluso incondicionales del Presidente como Mario Ishii. La caja de Pandora que abrió Cristina Kirchner no escondía sorpresas. La mayoría de los jefes bonaerenses -no todos- cuestionan desde hace rato el creciente poder de los movimientos sociales, tanto de los opositores como el Polo Obrero y el Darío Santillán hasta los que integran el Frente de Todos, entre ellos el Movimiento Evita y el MTE de Juan Grabois.

El caso de Ishii sí sorprende porque fue uno de los que respaldó al Presidente cuando post PASO renunciaron el ministro del Interior Eduardo ‘Wado' de Pedro y otros funcionarios de La Cámpora. Alberto Fernández lo subió a la gira a Rusia y China y luego compartieron un acto en la Unpaz en el que el ‘cazador de traidores' le dio un escenario ideal para la gestación del "albertismo". 

Sin embargo en José C. Paz le reprochan al jefe de Estado la promesa incumplida de un parque industrial. El secretario de gobierno del municipio, Pablo Mansilla, se quejó por los sucesivos faltazos del ex ministro Matías Kulfas y celebró la designación de Daniel Scioli. "Ocho martes nos dejó esperando", reprochó el funcionario de máxima confianza de Ishii a Kulfas mientras que agradeció al gobernador Axel Kicillof el apoyo en la pandemia y las 1200 cuadras de asfalto entre otras obras. El hombre del poncho espera que se atienda el pedido de CFK sobre los planes sociales.

Como Ishii, otro histórico barón del Conurbano que también reclama una asignación universal que se establezca por ley y termine con el formato actual es Alberto Descalzo, de Ituzaingó. Y en la misma línea este jueves se expresó públicamente el tigrense Julio Zamora que hace un tiempo venía proponiendo la descentralización. Cerca suyo aseguran que mantenía conversaciones informales al respecto y que la Vicepresidenta se le adelantó.

El intendente de Tigre, Julio Zamora, pidió descentralizar los planes sociales

Zamora pidió descentralizar los planes pero, a diferencia de CFK, propone que los intendentes trabajen en conjunto con los movimientos sociales: "Algunas organizaciones han contribuido a contener, a estar al lado de las personas que sufren y tienen dificultades. Por eso hay que dialogar, el ministro ha entablado un diálogo fecundo, pero un diálogo significa también que busquemos soluciones a los problemas. Que los municipios puedan tener la gestión de los planes sociales es muy importante. En este sentido, el vecino que tiene alguna dificultad puede ayudar con el tipo de ciudad que queremos", señaló el tigrense.

Cristina insiste con quitar el control de los planes a las organizaciones sociales - El Cronista

Cristina Kirchner define cómo dejar sin planes a los movimientos sociales - El Cronista

SE SUMA JXC

Por la oposición salieron a plantear que los municipios tomen el control Néstor Grindetti de Lanús y Diego Valenzuela de 3 de Febrero que contó que sabe, extraoficialmente, que en su localidad hay asignados 7000 planes Potenciar Trabajo. Sólo 900 están bajo el control de una Unidad de Gestión municipal.

Aunque para Valenzuela el reclamo K es sólo por la puja de poder en el oficialismo, "el debate es una oportunidad para cambiar la lógica de los planes". Propuso por ejemplo que los reciban en forma directa los beneficiarios, sin intermediarios, que se transformen en subsidio a pymes o en planes temporales o de capacitación. Con ironía desde el PJ varios intendentes le dijeron a El Cronista que "eso mismo nos cansamos de pedirle al gobierno amarillo de Macri". Y describieron cómo en la gestión de Carolina Stanley se dejaron sin efecto las cooperativas que impulsó Néstor Kirchner a pedido de Emilio Pérsico y Fernando ‘Chino' Navarro y se priorizó a las organizaciones sociales.

ALIADOS

Mariel Fernández, intendenta de Moreno y dirigentes del Evita, en una acto con Wado de Pedro

Ese panorama lo conoce la Vicepresidenta que busca aliados entre los intendentes que temen al poder de los dirigentes barriales y preferirían quedarse con la lapicera para inscribir en los listados de planes sociales. 

En el caso de Cristina Kirchner, según dicen, tiene un encono especial con Pérsico, más que con el Movimiento Evita. De hecho posaron sobre él las sospechas la tarde en que un grupo de manifestantes apedreó el Congreso de la Nación y rompió los vidrios del despacho de Cristina Fernández. Pero en cambio Mariel Fernández, intendenta de Moreno del Evita, es una figura central en el PJ de Buenos Aires que comanda Kirchner hijo. Este jueves hasta la visitó el ministro del Interior  ‘Wado' de Pedro con la excusa de recorrer las plantas asfálticas municipales en el Parque Industrial III y la firma de un convenio en el marco del programa Municipios de Pie. Juntos además compartieron el acto por el Día de la Bandera.

La misma puja de poder la sufre en Lomas de Zamora el ahora intendente en uso de licencia Martín Insaurralde. El jefe de gabinete de Kicillof respaldó a la Vicepresidenta tras las críticas a su discurso en Avellaneda y dijo que los intendentes le manifestaron la misma preocupación. El distrito donde mayor peso tiene el Evita es justamente Lomas de Zamora, municipio del que quiso ser intendente el Chino Navarro y también su hijo Juan Franciso Navarro.

Las declaraciones de CFK y de varios intendentes obligaron al ministro de Desarrollo, Juan Zabaleta, a defender su gestión y blanquear el traspaso de beneficiarios que se inició, a voluntad de los trabajadores, en diciembre del año pasado. Tras esa resolución unas 188000 personas, el 15% de los que reciben el Potenciar Trabajar, pidieron pasar a depender de algún municipio. En ese proceso estaban cuando estalló la Vicepresidenta en el acto de la CTA.

Zabaleta - cuya gestión también respaldó la portavoz Gabriela Cerruti-  dijo por radio que todos los días se sienta con organizaciones, municipios, sindicatos e iglesias para mejorar los planes. Sus principales problemas, además de la situación social, son ahora el reclamo interno y la constante demanda de la Unidad Piquetera a cuyos representantes esta misma semana volvió a decirles que no habrá más altas para el Potenciar Trabajo.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios