TENSIÓN EN GOBIERNO

Cristina insiste con quitar el control de los planes a las organizaciones sociales

Un intendente K, Pablo Zurro, y uno del PRO, Néstor Grindetti, se sumaron al planteo de la Vicepresidenta. Insaurralde dijo que hay consenso en los municipios para avanzar con el plan de CFK

Una semana antes de que Cristina Kirchner apuntara sus críticas a la "tercerización" de la ayuda social su soldado más fiel, el ministro bonaerense Andrés Larroque, anunció una línea telefónica para denunciar irregularidades.

"Si vivís en la provincia de Buenos Aires y sos destinatario de programas sociales recordá que es tu derecho recibir la totalidad de la prestación", informó también el Ministerio de Desarrollo con la Comunidad que asignó una línea directa para recibir información. La realidad es que no hubo demasiados llamados.

LA CÁMPORA VS. EL EVITA

La pelea es compleja y de fondo. Tres son las cuestiones que se debaten. La primera si deben existir planes sociales, la segunda si en cambio deben reemplazarse por una ayuda estatal como la Asignación Universal por Hijo para desocupados, el llamado Salario Básico Universal propuesto en el Congreso pero sin avance parlamentario. Y la tercera razón esconde la verdadera puja por el poder que concentran organizaciones como el Movimiento Evita del que el kirchnerismo recela por impulsar el "albertismo", por el respaldo al ministro de Economía Martín Guzmán y por el aval al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Además de la gestación de un nuevo partido político. También preocupa el crecimiento de la Unidad Piquetera que tiene en vilo a Desarrollo Social.

A diferencia de su jefa política, Larroque les apuntó con nombre y apellido en su doble rol de ministro del área y secretario general de La Cámpora. Incluso hubo gestiones para abortar la creación de un Ministerio de la Economía Social que hubiera liderado Emilio Pérsico, del Evita.

Tras los rechazos de Juan Grabois, Fernando "Chino" Navarro, Barrios de Pie y la izquierda, entre otros dirigentes sociales, la Vicepresidenta insistió este miércoles con su idea de recuperar el control para el Estado. Tras compartir un artículo con el que ejemplificó que en su caso usaba "bien" la lapicera -una crítica dirigida a Alberto Fernández- difundió una foto de su encuentro con el intendente de Pehuajó, Pablo Zurro. 

El mensaje fue un sugestivo anuncio. Kirchnerista y de paladar negro Zurro había pedido una cita para hablar sobre otros temas regionales. Terminó proponiendo que su municipio se haga cargo de los planes locales en línea con los dichos de CFK en el acto de la CTA.

¿Un ministerio para Emilio Pérsico? Los movimientos sociales presionan al Gobierno y movilizan el 1° de Mayo - El Cronista

El Movimiento Evita: contrapeso de Alberto Fernández al poder de La Cámpora - El Cronista

EL PLAN DE ZURRO

La idea se va hilvanando en el kirchnerismo, entre intendentes y gobernadores. En el caso de Pehuajó es un punteo de una página en la que se propone la firma de convenios con Nación y Provincia para que los 334 planes se conviertan en 20 hs obligatorias de trabajo a cambio de un plus de entre $ 4000 y $ 5000 más la atención de la obra social IOMA. El trabajo consistiría en arreglar plazas, barrios, pero no sería una formalización como empleo municipal sino un auxilio hasta la salida de la crisis. "Si están trabajando en algún comedor, como dijo el Chino Navarro, seguirán cumpliendo ese rol", respondió sobre quienes ya cumplen tareas.

La radiografía de los trescientos planes de Pehuajó revela que los reciben personas con un promedio de 32 años y que se incrementaron exponencialmente en los últimos dos años. En un raid de entrevistas Zurro aseguró además que los beneficiarios de su municipio no prestan actualmente ninguna contraprestación.

Acompañado por su sobrino Avelino Zurro, secretario de Asuntos Municipales, el intendente aseguró haber informado al ministro de Desarrollo de la Nación, Juan Zabaleta, uno de los ministros que no estuvo en el acto de la CTA en Avellaneda ni tampoco con Máximo Kirchner días atrás en Hurlingham, su distrito. CFK escribió ese dato, ex profeso, en redes sociales.

APOYO OPOSITOR

Como pehuajense, curiosamente un intendente del PRO, ex jefe de campaña en 2021, también pidió hacerse cargo de los planes. Néstor Grindetti, de Lanús, dijo que "la administración de la asistencia social debe descentralizarse en los municipios, de esta manera se elimina la intermediación" aunque aclaró que el Estado Nacional debería girar a cada intendente las partidas presupuestarias y la nómina de beneficiarios mientras que cada gobierno local debería asignar las tareas a cumplir y ejercer el control.

Martín Insaurralde defendió públicamente el reclamo de Cristina Kirchner sobre planes sociales

La embestida kirchnerista la completó nada menos que el jefe de gabinete de Axel Kicillof, el intendente en uso de licencia Martín Insaurralde. Socio político de Máximo Kirchner, el lomense salió en defensa de la Vicepresidenta a quien Alberto Fernández le endilgó "injustas" palabras, como también los diputados del Patria Grande, y el propio Juan Grabois.

Insaurralde hizo una ronda de consultas entre intendentes del Frente de Todos y de la oposición. "Es unánime la aceptación de la descentralización del control de los planes sociales en los Municipios" anunció después de haber compartido un acto con Sergio Massa en San Vicente. Y defendió el planteo de la Vicepresidenta. "Los programas sociales deben tener una contraprestación controlada por el Estado y el primer mostrador del Estado son los Municipios" advirtió y reclamó que el Congreso debate el Salario Universal "como herramienta para combatir la desigualdad estructural".

"Bienvenido el debate de cara a la sociedad, no hay que tenerle miedo" concluyó Insaurralde.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios