Martín Tetaz sumó a Milei y propuso una ley para derogar el impuesto a los Bienes Personales

Juntó a 19 legisladores entre los que figura el referente libertario, presentó en el Congreso un proyecto.

El economista y diputado nacional de Juntos por el Cambio, Martín Tetaz, junto a juntó a 19 legisladores entre los que figura el diputado por la Libertad Avanza y referente libertario, Javier Milei, presentó en el Congreso un proyecto para derogar el impuesto a los Bienes Personales

"Con varios diputados de Juntos por el Cambio y otros partidos de la oposición acabamos de presentar un proyecto para derogar el impuesto a los bienes personales", anunció el legislador opositor en la red social Twitter.

En cinco artículos, la iniciativa busca derogar el impuesto que, creado originalmente en 1991 pero por un período de nueve años, viene siendo prorrogado en sucesivas oportunidades hasta el día de hoy.

En sus fundamentos, los autores de la iniciativa sostienen que "el impuesto a los bienes personales compite con los impuestos provinciales sobre la propiedad (IIRR e IIUU), reduciendo las fuentes de financiamiento de las jurisdicciones locales, más allá de que sea parcialmente coparticipable. Esta superposición limita la responsabilidad fiscal, puestos que el gobierno nacional está más lejos del ciudadano que los gobiernos locales y por lo tanto se genera un incentivo perverso a inflar los gastos provinciales, toda vez que no hay que elevar un impuesto local para financiarlos".

Sostienen además que "se trata de un tributo de diseño deficiente, puesto que no graba el patrimonio, sino los activos, que son manifestaciones imperfectas de la capacidad contributiva, rompiendo el principio de equidad horizontal reclamado por el mencionado artículo de la constitución, puesto que las valuaciones fiscales diferentes de cada provincia hacen que la contribución no sea proporcionalmente igual en todo el territorio de la nación".

BIENES PERSONALES DEROGACIÓN by Leonardo Villafañe

"Tampoco le asisten razones pragmáticas vinculadas a su importancia en el financiamiento del gasto por cuanto solo representa el 1,3% de la recaudación. Por último, la tendencia moderna en finanzas públicas es a gravar los flujos y no las fuentes que los generan, porque esta última conducta reduce los incentivos acumular capital y puede incluso ser confiscatoria, reduciendo la capacidad de generar futuros flujos, en épocas en que la rentabilidad del capital muestra tasas negativas en el mundo y el retorno de los inmuebles está en muchos casos debajo de las alícuotas marginales vigentes", agregaron.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios