CONSUMO MASIVO

Los precios promedio en supermercados aumentaron en 2020 casi la mitad que en autoservicios

La razón principal es la aplicación de programas de precios cuidados y máximos en las cadenas. A lo largo del año la brecha de precios entre los dos canales se amplio casi 12 puntos porcentuales.

En un escenario de precios calientes como el que el transita la economía en los últimos meses, la inflación en productos de consumo masivo no corre a la misma velocidad en los diferentes canales de comercialización.

Mientras los precios promedio de alimentos, bebidas, productos de higiene y limpieza aumentaron 16,8% en cadenas de supermercados entre enero y diciembre de 2020, la evolución de los precios llegó al 28,5% en autoservicios en el mismo período, ya sean nacionales o de origen asiático. 

Es una diferencia no menor, en un contexto en que la inflación del año cerró en 36,1%, según datos del Indec. En alimentos y bebidas el incremento de precios fue 23,9%. Y la tendencia de precios a diferente velocidad continúa en lo que va del año.

El primer mes de 2021 arrojó un salto del 4% en los precios minoristas (Indec) pero los precios de productos masivos crecieron 2,6%, pero con avance del 2,4% en supermercados y 2,9% en autoservicios en enero.

Según un informe de la consultora Scentia, entre enero y marzo de 2020, el Índice de Precios de productos Empaquetados (IPE), que releva 1044 productos con códigos de barra (no contempla productos frescos pesables) mostró una evolución dispar según los canales. 

En el primer trimestre del año pasado, la evolución de los precios de esos productos en los supermercados se movían levemente por encima de los mismos en el canal autoservicio. Pero a partir de abril se dio un punto de quiebre y a partir de allí la brecha se amplió hasta alcanzar casi 12 puntos porcentuales en diciembre pasado.

La diferencia de precios entre autoservicios y supermercados "el año pasado era 5% en enero y este año es de 16%, creció 11 puntos porcentuales entre un año y otro", explicó Del Río. En buen criollo, y con los riesgos de toda generalización, esto quiere decir que los precios son 16% más baratos en los supermercados que en los autoservicios.

"Esto tiene que ver con la aplicación de Precios Máximos y la continuidad de Precios Cuidados", consideró Osvaldo Del Río, titular de Scentia, en diálogo con El Cronista.

Ante el habitual tironeo que sobreviene entre la industria y el canal comercial (super y autoservicios) en épocas de elevada inflación, los supermercados no pueden convalidar aumentos de precios que exceden lo que autoriza el Gobierno mientras que en los autoservicios no ocurre lo mismo.

Eso explica en gran medida, la brecha de precios entre unos y otros a lo largo del año. Así, esta política termina siendo un "esfuerzo de rentabilidad compartido", indican fuentes del sector, entre la industria, que "tiene que aceptar esas condiciones que derivan de una disposición del Gobierno" y las cadenas, que acompañan porque que "no tienen otra alternativa más que aceptar esas listas".

El control de precios vía fiscalizaciones en las bocas de expendio es una práctica habitual de las diferentes administraciones cuando se establecen este tipo de medidas. Y siempre el canal preferido es el supermercado.

Controlaron súper chinos por desvíos en Precios Máximos: sanciones y una clausura

Las razones son dos. Por un lado, el mayor volumen de ventas se concentra en las cadenas de supermercados, por lo que un freno a las subas allí abarca una porción mayor de las ventas. 

Pero además, el acuerdo y los controles están menos atomizados en cadenas con una cantidad determinada de sucursales que en locales individuales como los autoservicios.

Paradójicamente o no tanto, esta evolución de los precios es también una razón para explicar la expansión del consumo en las cadenas de supermercados.

En diciembre de 2020 las ventas en supermercados crecieron 5,1%, en contraste, en autoservicios independientes cayeron 6,4%. Y en enero de este año la brecha es aún mayor. Fue crecimiento de 11,3% en supermercados y caída de 9,2% en autoservicios.

Osvaldo Del Río encuentra tres razones de peso. "En parte, responde a la estacionalidad, pero en diciembre y también a partir de noviembre hubo más gente comprando por la flexibilización de circulación e ingresos que adoptó el Gobierno", dijo el analista. 

Sin embargo, Del Río agregó: "La gente también empezó a percibir que los precios eran mejores en los supermercados y por eso las mejoras en diciembre y enero". 


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios