CEPO CAMBIARIO

Las petroleras tendrán dólares pero se quedaron con "gusto a poco": por qué

El Gobierno presentó el decreto para flexibilizar el acceso al mercado cambiario y saltear restricciones de financiamiento. Las empresas podrán obtener divisas por entre el 20% y el 30% del aumento de su producción

El presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, presentaron este martes a las petroleras los principales términos de un decreto que flexibilizará los controles de la cuenta capital para el sector, de manera de favorecer las inversiones, la producción y las exportaciones de energía.

Con el régimen de acceso a los dólares para el sector hidrocarburífero, las empresas podrán contar libremente con el 20% de las divisas obtenidas por la producción incremental de petróleo y el 30% del incremental de gas natural, respecto a una línea base establecida por la producción de 2021.

Esta fue una promesa que había hecho Guzmán en distintas reuniones con la industria a partir de marzo (en Houston, en Europa y en la exposición Argentina Oil & Gas en Buenos Aires), mes en el que cerró el capítulo de la negociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y empezó a atender las necesidades del sector energético, tanto las importaciones de corto plazo como las restricciones para el crecimiento en los próximos años.

Las compañías todavía no pudieron ver el detalle de la normativa, que se publicará oficialmente en lo inmediato. Sin embargo, dejaron trascender que aunque es un paso en la dirección correcta, también es insuficiente para permitir el desarrollo masivo de Vaca Muerta, la principal apuesta que tiene el país para cambiar su perfil productivo y la balanza comercial energética.

La formación neuquina necesita inversiones por entre u$s 10.000 y u$s 15.000 millones por año; hoy los desembolsos para la producción petrolera en todo el país rondan los u$s 7000 millones. Aún en este escenario, la Argentina va recuperando de a poco la producción de petróleo y gas que tenía en 2011 y el objetivo es llegar pronto a los récords de 1998 y 2004, respectivamente.

Modelo exportador

En la cabeza de los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, anida la idea de que con un modelo orientado a las exportaciones y gracias al potencial del sector energético, la Argentina superará su faltante crónico de dólares (restricción externa) y le pondrá fin al drama de la inflación en el mediano plazo.

Esto marca una antinomia con las ideas de Cristina Kirchner, que cree que necesariamente un modelo de exportación se lleva adelante con salarios bajos, y opta por un modelo orientado al consumo. De hecho, entre sus afines surge una crítica que también estaba presente cuando se impulsó el Plan Gas: "Les vamos a dar dólares que no tenemos a las petroleras", esgrimen.

Para las petroleras la cuestión es más compleja. Obtendrán el pase libre al mercado de cambios (MULC) por entre el 20% y el 30% de su producción incremental, pero antes deberán volcar millonarias inversiones para sostener su producción base, que en el caso de Vaca Muerta declina aceleradamente año tras año -80% en las primeras dos temporadas, aproximadamente-, por las características propias de los campos de shale (no convencionales).

El año pasado, cuando Fernández, Guzmán y el secretario de Energía, Darío Martínez, presentaron un proyecto de ley con espíritu similar a este decreto -y que luego naufragó por las internas dentro del Frente de Todos y rispideces con los gobernadores-, un empresario explicó a El Cronista: "Solo vamos a acceder a los dólares por una pequeña parte de lo que invertimos previamente para evitar el declino y además para aumentar la producción. No alcanza para el desarrollo masivo de Vaca Muerta". Lo mismo opinaban ayer voceros de la industria energética ante la consulta de este diario.

Pese a las críticas y el escepticismo de los privados, el acceso a los dólares "podrá ser destinado al pago de capital e intereses de deudas comerciales y financieras con el exterior, incluyendo pasivos con empresas vinculadas no residentes, y/o utilidades y dividendos, y/o repatriación de inversiones directas de no residente (giro a casa matriz)", comunicaron oficialmente.

Además, les abre el juego para obtener nuevo financiamiento. Estos beneficios son vitales para los desembolsos y eran eje de los reclamos de las petroleras multinacionales como ExxonMobil, Chevron, Petronas, Shell, TotalEnergies y Wintershall Dea, pero también de algunas locales como Vista Oil & Gas.

Paolo Rocca, el dueño de Techint, sostuvo: "Me pareció muy positivo que Argentina asuma la responsabilidad que tiene en el mundo de desarrollar sus recursos energéticos y contribuir a sustituir la provisión de energía por parte de Rusia". Otras figuras convocadas fueron Pablo González y Sergio Affronti, presidente y CEO de YPF; Daniel Funes de Rioja, presidente de la Unión Industrial (UIA); Juan Martín Bulgheroni, gerente de Planeamiento de PAE; Hugo Eurnekian, titular de CGC; Manfred Boeckman, vicepresidente de Wintershall Dea; y Germán Macchi, CEO de Pluspetrol, entre otros.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios