Ya tiene dictamen

La UIA advierte que los costos laborales podrían crecer más de 7% si avanza este proyecto de ley

La entidad que preside Daniel Funes de Rioja alertó que, de sancionarse el un proyecto que amplía las licencias por maternidad y paternidad, habrá "un incremento adicional" de los costos salariales del sector privado. ¿Qué proponen?

"El proyecto bajo análisis provocará un incremento adicional del 7,4%de los costos salariales del sector privado", advirtieron la semana pasada desde la UIA por el avance de un proyecto en el Senado que amplía el régimen de licencias por maternidad y paternidad. La advertencia fue hecha a través de una carta que desde la entidad que hoy preside Daniel Funes de Rioja le enviaron al senador oficialista Daniel Lovera, presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara alta. 

"Actualmente el sector empleador destina un importante aporte contribuyendo sólo al sistema de asignaciones familiares un importe que representa entre el 4,7% y el 5,4%1 de la masa salarial", detallaron en la misiva que lleva la firma de Funes de Rioja y el secretario de la UIA, Miguel Ángel Rodríguez.

Más adelante, la carta detalla que, de acuerdo al Centro de Estudios Económicos de la UIA el proyecto que busca modificar la Ley de Contrato de Trabajo representará "un incremento adicional del 7,4% de los costos salariales del sector privado".

La carta, que fue enviada con copia a los senadores Oscar Castillo (secretario de la Comisión) José Mayans (presidente de bloque Frente de Todos) Luis Naidenoff (presidente de bloque UCR y del interbloque Juntos por el Cambio) Humberto Schiavoni (presidente de bloque PRO), advierte que el texto dictaminado "no toma en consideración las dificultades que enfrenta el sector productivo y el riesgo que podría implicar adoptar estas medidas en forma abrupta".

Y hace especial hincapié en las pymes, donde -según señalan- se "encuentran mayores dificultades organizativas, logísticas y económicas para hacer frente a transformaciones y obligaciones impuestas para las empresas que dan trabajo en el mercado formal".

Preocupación

"El incremento del conjunto de licencias modificadas por el proyecto tendrá efectos considerables en la vida de las empresas", señala la carta de la UIA. Es que, de acuerdo al Centro de Estudios Económicos de la UIA, "solo considerando las licencias por el cuidado de cónyuges, convivientes y personas mayores de edad a cargo, y personas menores de 18 años a cargo comprendidas en este artículo, el incremento del costo laboral anual se elevaría en un 4,7%".

Para mitigar este impacto, desde la UIA se recomienda limitar el número de días por mes y precisar en la redacción del artículo para aclarar el número de días corridos máximos por mes y por año en todos los incisos.

Asimismo, el sector empresarial expresó su preocupación por el artículo que establece un piso a partir del cual "todos los empleadores estarán obligados a contar con centros de desarrollo infantil, o bien abonar un concepto sustitutivo no remunerativo que, dependiendo de la zona, podría incluso superar el 50% del salario mínimo, vital y móvil".

Sobre este punto, desde la UIA plantean considerar la "heterogeneidad del entramado productivo argentino y analizar qué significa este piso de 50 trabajadores para los distintos tipos de empresas".

Por caso, señalan: "La obligación de que el centro permanezca abierto siempre que se encuentre en el establecimiento el 30% del personal, no contempla la instancia de aquellas industrias que tienen ciclo continuo con turnos vespertinos y/o la posibilidad de que ninguna de las personas del turno afectado tenga niños o niñas a cargo".

Otra advertencia que hacen desde la entidad tiene que ver con la modificación de la posibilidad de la madre de elegir "entre la reincorporación a jornada completa y el período de excedencia, amplía esta facultad al pretenso adoptante e incorpora como opciones: a) la jornada reducida escalonada de 4, 5 y 6 horas diarias, en tres meses; b) la jornada reducida al 50%, con equivalente reducción del salario percibido por el plazo máximo de seis meses y sin descansos diarios por lactancia; c) quedar en situación de excedencia, y d) rescindir el contrato de trabajo".

Este sentido, desde la UIA advierten sobre "la rigidez de esta norma", que no considera que las dos primeras opciones "pueden ser incompatibles con la realidad del trabajo por equipos, y las distintas formas de organización del trabajo vigentes en cada cadena productiva, muchas de las cuales se encuentran reguladas por vía convencional, en forma acorde a cada rama o actividad económica".

"No parece adecuado obligar al empleador a otorgar trabajo parcial en forma definitiva cuando ello puede resultar incompatible con la organización del trabajo existente en su empresa", alertan.

Amplio consenso

La iniciativa que quedó lista para ser votada en el Senado cuenta con el acompañamiento de senadores del oficialismo y de la oposición. Es más, el texto dictaminado es el resultado de la unificación de una veintena de proyectos que tenían un espíritu similar: ampliar las licencias por maternidad y paternidad establecidas en la Ley de Contrato de Trabajo.

Incluso, desde la bancada que lidera Naidenoff destacaron, en diálogo con este medio, que el proyecto final fue gracias al "enorme trabajo" que llevaron adelante los asesores para consensuar las "diferentes posturas" que hay en torno al tema.

En este contexto, según pudo saber El Cronista, en la UIA hay un enorme malestar. Es que, si había un sector al que la entidad podía apelar para introducirle modificaciones al texto es a Juntos por el Cambio. Y es allí donde, precisamente, se piden aún más beneficios para los trabajadores

Por caso, la porteña Guadalupe Tagliaferri cuestionó durante el tratamiento en comisión que no se incorporan al texto licencias por trámites judiciales ni por violencia de género.

"Los senadores de Juntos por el Cambio con los que podían hablar piden más días para los hombres", dicen desde el entorno de la UIA. 

Es que la postura que mantienen legisladores de la oposición es que, al extender los tiempos de licencia para las personas gestantes, se profundizará la inequidad que existe actualmente entre hombres y mujeres. Es que, prevén que las tareas de cuidado seguirán recayendo sobre las mujeres, en detrimento de su carrera profesional.

Letra chica

El proyecto en cuestión, que viene generando malestar en el sector empresarial desde antes de recibir dictamen en comisión, establece, entre otros ítems, la incorporación de licencias por adopción, nacimiento de hijo prematuro y fertilización asistida

Asimismo, la iniciativa lleva de 45 a 50 días la prohibición de trabajar antes y después del nacimiento para la madre, así como también le otorga 10 días de licencia para el otro progenitor.

El proyecto que preocupa a la UIA está listo para ser votado en el Senado. 

En tanto, el proyecto que recibió el acompañamiento de la principal bancada opositora establece la instalación salas de lactancia y Centros de Desarrollo Infantil por parte del empleador, así como también actualiza el listado de opciones entre las que podrán elegir los trabajadores a la hora de reincorporarse luego de la licencia.

Entre los puntos más salientes, el proyecto cambia la asignación por maternidad a "asignación parental o por guarda con fines de adopción". Es decir, la deberán cobrar tanto madres como padres.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios