ARCHIVO

La tesis del segundo de Guzmán que contradice al Gobierno: "Con precios regulados, es más complejo lograr la desinflación"

Fernando Morra, secretario de Política Económica del Palacio de Hacienda y mano derecha de Martín Guzmán en Economía, es especialista en los procesos desinflacionarios: ¿Qué dice su tesis de maestría del 2014?

En esta noticia

El ministro de Economía Martín Guzmán, responsable del acuerdo entre la Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) que el Senado buscará aprobar este jueves, trabaja como la cabeza del equipo económico junto a distintos académicos: entre ellos, el más cercano al ministro es Fernando Morra, quién asumió hace poco más de un año como secretario de Política Económica del Palacio de Hacienda.

Morra, de 39 años, es considerado una suerte de viceministro de Economía y su trayectoria académica revela similitudes con la de Guzmán: licenciado en Economía en la Universidad Nacional de La Plata -al igual que Guzmán- realizó también allí su máster y doctorado en la materia. Actualmente se desempeña como profesor en la UNLP.

Con apoyo opositor y dudas en el oficialismo, el Senado se prepara para hacer ley el acuerdo con el FMI

FMI: punto por punto lo que pide el organismo internacional para llegar a un acuerdo

Además, tal como informa la misma página de la cartera económica, Morra "realizó cursos de especialización en ROFEX, en la Bolsa de Cereales, ILPES - CEPAL y en la Universidad de Trento, Italia". 

Antes de ser el segundo de Guzmán, el letrado ocupó el cargo de Subsecretario de Programación Macroeconómica y desempeñó funciones en el Ministerio de Economía de la Provincia de Buenos Aires durante la gestión de Daniel Scioli.

PROCESOS DEsinFLACIONARIOS: LA ESPECIALIDAD DE MORRA

Morra es hoy uno de los principales actores de influencia dentro de la esfera económica y su ámbito de trabajo es de especial importancia para la Argentina: el profesional se especializa en el estudio de procesos de desinflación, la temática de su tesis de maestría entregada en el 2014.

El trabajo más renombrado del académica se denomina "Moderando inflaciones moderadas" y analiza específicamente situaciones en las que el aumento del índica de precios se encuentra dentro de lo que denomina como "rango intermedio", es decir, valores inflacionarios entre un 15% y un 30% durante más de 3 años: "Ni lo suficientemente alto como para representar un inconveniente severo para la actividad económica ni tan bajo como para considerarlo irrelevante".

Guerra contra la inflación: qué tiene el Gobierno en mente para anclar el precio de los alimentos

Dólar, pesos e inflación: el video furor en Twitter que explica la suba de precios por emisión

En contraste, los estados de alta inflación son "aquellas situaciones donde la economía presenta una inflación del 30% durante más de tres años consecutivos", por lo que actualmente la Argentina ingresaría a este último grupo.

El análisis de Morra -dirigido por Daniel Heymann, el reconocido economista que también asesora a Guzmán- fue realizado sobre 128 países y tuvo en cuenta el período de tiempo entre 1960 y el 2011, por lo que la última década argentina no se encuentra incluida.

¿QUÉ PLANTEA LA TESIS DE MORRA SOBRE LA INFLACIÓN?

La tesis de maestría del segundo del ministro de Economía trata específicamente los procesos desinflacionarios, es decir, cuando la inflación presenta bajas sostenidas y generalizadas de al menos dos semestres, según la definición del FMI.

El trabajo académico del secretario de Política Económica analiza los procesos desinflacionarios de 106 países durante el mismo período de tiempo (1960-2011). En este, Morra expuso que un 54% de ellos (57 naciones) "salieron de situaciones de inflación moderada de manera ordenada hacia niveles de inflación baja".

Por su parte, "33 naciones (31%) realizaron transiciones con reversiones breves hacia rangos de inflación moderada y alta, mientras que 16 (15%) lo hicieron hacia episodios de alta inflación".

La media de tiempo en el que los países que lograron un proceso de desinflación exitoso ante inflación moderada fue de 4 años, "con una desinflación promedio de aproximadamente un 5,9% anual y una mediana de 4,7 por ciento".

En base a esto, la tesis explica: "En general, puede caracterizarse entonces a este tipo de desinflaciones como transiciones considerablemente lentas, por lo menos, si se las compara con los eventos de estabilización desde alta inflación".

Pese al promedio de cuatro años, el análisis de Morra remarca el caso de tres naciones en particular que tardaron más de 10 años en regular a la baja una inflación moderada: España y, en la región; Chile y Colombia.

La bomba de Leliq, el arma secreta de la inflación para ganar la guerra de precios

Apuesta a la inflación: Guzmán consiguió más deuda, casi toda indexada a los precios

En el caso de las dos naciones latinoamericanas, el funcionario del Palacio de Hacienda encuentra una similitud que resalta: "Es posible observar que ambos países se encuentran entre las inflaciones moderadas de mayor duración así como también dentro de las transiciones más lentas entre ambos estados".

Tanto en Colombia como en Chile, Morra identificó dos factores clave para vencer a la baja a la inflación: la independencia del Banco Central y el establecimiento de metas de inflación.

LA RECETA DE MORRA PARA LA INFLACIÓN MODERADA

Luego de este análisis el secretario de Política Económica recalcó que "la correcta determinación de las anclas nominales" es un punto fundamental para que las economías de inflación moderada puedan realizar una "transición exitosa hacia la baja inflación" a través de la coordinación de "la evolución suave de un conjunto de precios relativos".

Así, explicó en referencia al déficit fiscal: "Las transiciones desde procesos de inflación moderada hacia baja inflación implican por tanto el desafío de sustituir esta fuente de recursos (en referencia anterior al impuesto inflacionario) por otro o, alternativamente, incurrir en una desaceleración del crecimiento del gasto por sobre el de los recursos del sector público".

Para concluir, se refirió a los controles de precios que el Gobierno nacional sostiene y alimenta actualmente a través de la Secretaría de Comercio Interior a cargo de Roberto Feletti.

Así se expresó en el caso de las economías con un conjunto de precios regulados: "Esta situación torna aún más compleja la administración del proceso de desinflación".

Y concluye: "Si se realizan de manera conjunta, la desregulación de precios puede afectar las condiciones iniciales sobre las que se establecería el proceso de desinflación, llevando a un nivel más alto de inflación inicial".

Temas relacionados
Más noticias de Fernando Morra

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.