PUENTE DE TIEMPO

La ONU respaldó la negociación con el Fondo y criticó el nivel de deuda tomado por Macri

El secretario general, Guterres, recibió al canciller Felipe Solá y mostró respaldo a las conversaciones para sellar un programa de repago de los u$s 44.500 millones. Guiño al Gobierno tras el apoyo a su reelección en el organismo.

Prácticamente al mismo tiempo en que el ministro de Economía, Martín Guzmán, anunciaba el pago parcial de la deuda contraída con el Club de París para conseguir "un puente de tiempo" y no caer en default, el Gobierno recibió un espaldarazo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a las conversaciones que apuntan a firmar un acuerdo de facilidades extendidas para el repago de los u$s 44.500 millones adeudados al Fondo Monetario Internacional (FMI).

El secretario general de las Naciones Unidas, el portugués António Guterres, recibió en Nueva York al ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Solá, quien llegó a la ciudad cosmopolita para participar este jueves de la asamblea del Comité Especial para la Descolonización y reiterar el llamado al Reino Unido para negociar una solución pacífica a la controversia por la soberanía de las Malvinas.

En ese contexto, Guterres supo agradecer el respaldo que el Gobierno argentino le confirió a su postulación para un segundo quinquenio al frente de la Secretaría General, y se interiorizó con el canciller sobre las negociaciones que Guzmán lleva adelante con el Fondo para concretar un programa que quite presión en los próximos años.

Solá estuvo el martes con el secretario general de la ONU, el portugués Guterres.

El Club de París salió a confirmar el acuerdo parcial con Argentina: los montos y los plazos finales

Guterres dijo estar del lado argentino en el pedido de renegociación de los compromisos de deuda, a la vez que la Argentina puja junto a otros países de renta media por ampliar el giro de fondos para incentivar la recuperación en la pospandemia, y reducir las sobretasas punitorias en los intereses de los préstamos concedidos por el organismo de crédito multilateral, que dirige la búlgara Kristalina Georgieva.

El portugués, de extracción política socialista, a quien el Gobierno le confirmó el voto de confianza para seguir adelante en el cargo en mayo, cuando Alberto Fernández visitó Lisboa, coincidió con Solá en que la toma de deuda pedida por el gobierno de Mauricio Macri en 2018, tras una corrida cambiaria y salida masiva de depósitos del sistema financiero, fue "una irresponsabilidad", no solo de la anterior administración nacional, sino también de la cúpula del Fondo, entonces conducido por la francesa Christina Lagarde, actual presidente del Banco Central Europeo (BCE). De aquella época a la fecha, no queda ningún cargo jerárquico en pie, tras la salida de Alejandro Werner.

Durante la cita con Guterres, la delegación argentina llegada a Nueva York también reiteró el pedido de liberar las patentes de las vacunas que combaten el coronavirus y reiteró el apoyo nacional a un fortalecimiento de la ONU como mecanismo para abordar los desafíos globales. 

Según supo El Cronista, no se discutió la situación política efervescente en Nicaragua, cuando poco antes, en Ginebra, el representante argentino ante el Consejo de Derechos Humanos de ONU hizo un reclamo para que el régimen de Daniel Ortega "reconsidere" la detención arbitraria de dirigentes políticos opositores, aunque sin firmar una declaración del órgano con una fuerte condena a dicho país centroamericano.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios