ESTIMACIONES AGRÍCOLAS

La Bolsa de Rosario recalculó a la baja la cosecha de soja, ahora serían 45 millones de toneladas

Es por la falta de lluvias y el efecto sequía, que se profundizó en las últimas semanas. Estima que serán cuatro millones de toneladas menos que en las estimaciones previas, un 9,2% del volumen previsto hasta ahora.

En los últimos días el fenómeno de la Niña siguió haciendo de las suyas y literalmente borró de plano las sonrisas de los productores que, a la par de los buenos precios internacionales de los granos, proyectaban una cosecha gruesa apenas por debajo de la campaña anterior.

Hoy se conoció una nueva estimación de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), que considerando la demora de las lluvias en importantes regiones de la zona núcleo, decidió finalmente recalcular a la baja la cosecha prevista de soja. 

De acuerdo a la nueva proyección serían 45 millones de toneladas en lugar de las 49 millones Tn previstas en el cálculo de hace apenas un mes. 

"Hay pérdidas muy graves de rindes y de superficie sembrada. Aún no es posible estimar el piso de producción con la que terminará está campaña de soja, de extenderse la falta de agua", asegura la entidad con base en Rosario.

"Hay pérdidas muy graves de rindes y de superficie sembrada. Aún no es posible estimar el piso de producción de esta campaña de soja, si sigue la falta de agua", sostiene la Bolsa de Comercio de Rosario

En concreto, se estima que la sequía será responsable por la pérdida de 9,2% de la cosecha proyectada en la estimación previa. Afectaría especialmente a la soja de segunda, que según la entidad, ocupa gran parte de las 850.000 hectáreas que "se perderán por falta de agua". 

"Tras el crecimiento del área triguera, la soja de segunda ocupa este año casi 5,3 millones de hectáreas, o sea el 31% del total de la oleaginosa, de 17,2 millones de hectáreas", explicó la BCR.

Es difícil cuantificar en valores esta merma en la producción, especialmente porque no están determinados los rindes ni el volumen final, y mucho menos si puede incidir en los precios.

Los analistas proyectan como mínimo de un impacto de u$s 1300 millones en el valor de la producción (lo que reciben los productores), y unos u$s 2100 millones a valor FOB de exportación. Pero esto es considerando los precios actuales del poroto de soja.

Los analistas proyectan como mínimo de un impacto de u$s 1300 millones en el valor de la producción, y unos u$s 2100 millones a valor FOB de exportación

"Hoy el productor vende esa mercadería a 330 dólares en los puertos de Rosario, donde se destina casi toda la soja", sostiene Emilce Terré, analista de mercados de la Bolsa de Comercio de Rosario, y aclara que "en 4 millones de toneladas representa una pérdida de u$s 1320 millones".

La clave es que éste sería el impacto económico si se tratara sólo del poroto pero gran parte de la producción de granos se destina a molienda (harina, pellets, aceite), con valores sustancialmente más elevados.

Sobre este punto, Eugenio Irazuegui, analista de la corredora de granos Zeni, consideró que "a los precios actuales, esas 4 millones de toneladas de soja inciden en aproximadamente u$s 2100 millones de valor FOB".

El informe de la Bolsa de Comercio de Rosario sostiene que "la falta de lluvias vuelve a ser protagonista en el final de la campaña" y recuerda que el lunes 8 se observaron en vastas zonas "sistemas nubosos muy importantes", lo que hizo presuponer que llegarían las esperadas lluvias.

De hecho, el Servicio Metereológico Nacional emitió ese mismo día por la tarde una alerta por fuertes tormentas para las provincias de Entre Ríos, Santa Fe, Buenos Aires, La Pampa, Córdoba y Chaco, esperando la caída de unos 30 mm. 

Sin embargo, sólo llovió en unos pocos  lugares, acumulando apenas 1 mm de agua. "Hubiese sido una oportunidad de oro para la soja pero la extrema variabilidad climática volvió a prevalecer", afirma la BCR.

De este modo, la falta de agua termina por impactar en rendimientos. Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires y La Pampa, son las provincias con mayor caída de rindes.  Esto se da en un contexto de claras diferencias en la reserva de agua entre hoy y la humedad de los suelos hace un mes. 

En el caso del maíz, sin embargo, si bien también se requieren lluvias para mejorar el resultado final de la campaña, las estimaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario se mantienen en 48,5 millones de toneladas, lo mismo que había proyectado en febrero.

Es que los maíces tardíos se están desarrollando "muy bien" en el oeste de la región Pampeana, donde tienen mayor participación y "cuentan con mejores condiciones ambientales". Ya comenzó la cosecha, que está en torno al 4%, con rendimientos entre 45 y 100 qq/ha (quintales por hectárea). 




Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios