La alta presión fiscal multiplica la cantidad de argentinos que tramitan la residencia fiscal en Uruguay: uno por uno los pasos y beneficios

Este año subirá la carga tributaria por los cambios en Bienes Personales y Monotributo, pese a que en las últimas 2 décadas aumentó 12 puntos del PBI y es la segunda más alta de Latinoamérica.

Un contribuyente promedio en la Argentina trabaja aproximadamente medio año sólo para pagar impuestos. La carga fiscal efectiva llega hasta el 48% del Producto Interno Bruto (PIB) y en 2022 aumentará. 

Mientras tanto, la cantidad de argentinos que sacaron la residencia fiscal en Uruguay se triplicó de 2019 a 2020, y esa cifra volvió a duplicarse en 2021 según los registros oficiales del gobierno local.

Los números corresponden a un nuevo informe del Ieral de la Fundación Mediterránea que comparó la presión tributaria internacional entre Argentina, Chile, Brasil, España, Italia, Estados Unidos y Australia. 

Presión impositiva:

"Al medir la presión tributaria legal sobre una familia promedio en los 7 países, incluimos el impuesto inflacionario, dado que aun cuando no se trate de un tributo legislado, afecta los presupuestos familiares", apuntaron desde la fundación.

"La mayor presión tributaria legal se encontró en Brasil, que los impuestos significan un 50,6% del ingreso familiar. Luego, se ubican Italia y Argentina, que comparten el segundo lugar, con impuestos que representan un 48% del ingreso familiar anual", especificaron.

La primera causa del aumento de presión impositiva en 2022 es el impuesto inflacionario que repercutirá, por ejemplo, en el monotributo. Las escalas subirán un 26% frente a una inflación del 50% lo que obligará a personas con un menor ingreso en términos reales a pagar más. A otras directamente las expulsará al Régimen General. 

Monotributo AFIP: guía completa para la recategorización en enero de 2022

La segunda razón, es la reciente modificación de Bienes Personales por la cuál las personas de mayores patrimonios o, con bienes en el exterior tendrán que pagar alícuotas más altas.

  "Un tema de discusión habitual en Argentina es si la presión tributaria es alta o baja. De hecho, en estas semanas se acaba de aprobar una suba de impuestos a nivel nacional y de provincias. Lo cierto es que, durante las últimas dos décadas, la Presión Tributaria Efectiva subió alrededor de 12 puntos del PIB en Argentina, ubicándose entre las más altas de Latinoamérica, junto a Brasil", apuntaron desde Fundación Mediterránea.

Residencia fiscal en Uruguay

En este contexto, mientras en 2019 solo 2043 argentinos tramitaron la residencia en Uruguay, en 2020 la cifra se triplicó y pasó a 6816 personas, y en 2021 a 11.834. En dos años se quintuplicó la cantidad de familias, según el Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay.

Para obtener los beneficios fiscales que otorga el país vecino no alcanza con irse a radicar a Uruguay, sino que hay que perder la residencia en Argentina, darse de baja. 

De esta manera, se sigue pagando Bienes Personales e Impuesto a la Ganancias, pero únicamente por los bienes en la Argentina. Dejan de pagar todos los bienes y ganancias obtenidas en el exterior.

Beneficios:

"Uruguay recibe a los argentinos con 10 años de vacaciones fiscales para todo lo que tengan afuera de ese país. Quiere decir que si alguien tiene ganancias en Estados Unidos, Suiza, España o donde sea, Uruguay no le cobra nada por lo que gana fuera del país", explicó el tributarista Cesar Litvin.

Por ejemplo, una familia en Argentina con un departamento en el exterior, en 2021 tuvo que pagar Bienes Personales con una alícuota de 2,25, Impuesto a las Ganancias al 35% sobre las ganancias obtenidas fuera del país y, quizás, el Aporte Solidario que llegó al 5,25%. En cambio, si estaba en Uruguay sobre eso no pagaba nada.

"La presión fiscal uruguaya es más baja que en la Argentina y después de los 10 años de vacaciones fiscales se paga un 12,5% de impuesto a la Ganancias sobre las ganancias en el exterior, frente al 35% en Argentina", dijo Litvin.

Pasos para tramitar la residencia:

En un lenguaje llano: hay que irse en serio.

Irse "en serio" significa dejar la vivienda, la persona no puede tener empleados en el país, no puede tener actividad personal. Sí puede tener bienes y ser accionista, pero no puede ser director ni gerente. 

Tiene que demostrar que el centro de intereses vitales que es la familia y la actividad económica se trasladaron a Uruguay. En parejas con hijos grandes no es problemático porque los hijos pueden quedarse donde quieran si son mayores de edad. 

Eso significa, primero, obtener la residencia legal permanente. Desde que se consigue, recién después se puede tramitar la residencia fiscal en Uruguay. Desde ese momento hay restricciones para ingresar a la Argentina.


Tags relacionados

Noticias del día

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • GF

    Gaston Feldman

    12/01/22

    Váyanse y no vuelvan nunca mas

    0
    0
    Responder
  • N*

    Nenina **

    11/01/22

    HAY QUE HUIR DE ARGENTINA, SOLAMENTE DEBEN QUEDAR EL F Y LA F, CON TODO EL POBRERIO SUBSIDIADO Y LOS SINDICALISTAS.

    1
    0
    Responder
    • GF

      Gaston Feldman

      12/01/22

      Chau, no vuelvas, acá no haces falta

      0
      0
      Responder