FALTA DE DIVISAS

Fabricantes de bienes de capital alertan que sigue trabada la importación de insumos y repuestos

Esto pese a los cambios que introdujo la Comunicación "A" 7385 del Banco Central emitida el jueves pasado, con nuevas disposiciones para la liquidación anticipada de importaciones. Un punto clave es que no se modificaron los límites máximos para girar divisas.

Tras los insistentes reclamos de los importadores, entre ellos los fabricantes de equipos y bienes de capital, por las continuas trabas para ingresar productos ante la notoria falta de dólares que tiene el país, el Banco Central emitió el pasado jueves una nueva comunicación que, en principio, extiende el plazo para abonar insumos en puertos de origen hasta el 31 de diciembre.

Ésta es una de las mayores preocupaciones de los importadores, dado que la normativa anterior caducaba 31 de octubre. Sin embargo, fuentes de la industria de bienes de capital indicaron que lejos de removerse los obstáculos, las principales trabas siguen ahí.

La Comunicación "A" 7385 del Banco Central de la República Argentina (BCRA), que tiene fecha del 28 de octubre, establece que los insumos que se importen para ser utilizados en la elaboración de bienes en el país podrán ser abonados en puerto de origen desde el 1 de noviembre por hasta el monto equivalente al promedio del valor de las importaciones totales que se realizaron en los últimos doce meses. 

De acuerdo a fuentes de la autoridad monetaria esta medida dispuesta por el Directorio del BCRA permitirá permitirá mantener el flujo de insumos requeridos para la actividad económica, estableciendo un horizonte de previsibilidad a la demanda de divisas y garantizando la estabilidad del mercado de pagos.

Es una previsibilidad ficticia, al menos para el sector de bienes de capital y tecnologías de la producción, dado que el límite para girar dólares al exterior se mantuvo en la nueva normativa en u$s 250.000, lo que resulta insuficiente para un sector que requiere importar por volúmenes mucho mayores. 

Además, el porcentaje de la operación que permite abonar antes del embarque de los bienes de capital en origen  no podrá superar el 30% del monto total, precisó el Banco Central.

Según la normativa, una vez girado el 30% como anticipo se habilita el pago de un 50% a la vista y/o diferido al despachar (cuando la máquina está lista para ser enviada al país) y el 20% restante "con despacho en mano", dicen los especialistas.

El límite para girar dólares al exterior se mantuvo en la nueva normativa en u$s 250.000, lo que resulta insuficiente para un sector que requiere importar por volúmenes mucho mayores

"Las nuevas resoluciones para importar una maquina afectan a las pymes que quieren tecnificarse", asegura Alfredo Bonazzi, presidente de la Cámara Argentina de la Máquina Herramienta y Tecnologías para la Producción (Carmahe). 

El empresario sostiene que internacionalmente "la transacción se hace girando un 20/30% para que el fabricante encare la producción y al aviso de máquina lista a ser embarcada, se paga el saldo". El problema es que con el límite de 250.000 dólares que dispone el Banco Central no se cubre ese porcentaje, en el caso de un bien de capital.

"Las nuevas resoluciones no permiten esto último (el giro contra aviso de máquina lista para embarque), ni siquiera el pago a la vista contra documentos de embarque", indicó Bonazzi. Y el fabricante difícilmente acepte enviar los documentos para que uno nacionalice y después poder girarle el saldo. 

"Es un concepto que a mi juicio hay que corregir lo antes posible", consideró el empresario. Y agregó que otro aspecto a subsanar es que se habla de importación de insumos pero no se incluye la importación de repuestos. "Si ese repuesto no llega, la máquina la producción se para y podría llegar a originar suspensiones de la gente", alertó.

Entre los empresarios de la actividad, especialistas en comercio exterior e incluso los bancos piden aclaraciones al Banco Central, a partir de una disposición que deja algunas zonas grises, aseguran.

Por lo pronto, la empresaria Florencia Vitale, vicepresidente de Carmahe, en diálogo con El Cronista alegó que el límite para girar anticipos al exterior "debería volver al menos al millón de dólares", y reponer las excepciones a los bienes de capital, como regía antes de las últimas restricciones, para poder sostener el ingreso de tecnología al país.

Siempre teniendo en cuenta que la industria de bienes de capital requiere permanentemente de equipos, repuestos e insumos importados, pero que son para "apuntalar el proceso de producción". 


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

AC

Angel Cutrera