En Chile, Alberto firmó acuerdos con Piñera y llamó a la "unidad" regional

El Presidente comenzó una visita de Estado de dos días al país trasandino para relanzar la relación bilateral y destrabar proyectos en carpeta. El miércoles se reunirá con la comunidad empresarial.

Alberto Fernández llegó este martes a Santiago de Chile para concretar una visita de Estado de dos días al vecino país y así relanzar los vínculos políticos y las relaciones económicas y comerciales con la nación trasandina.

El jefe de Estado arribó poco antes del mediodía al aeropuerto Arturo Merino Benítez, en las afueras de la capital chilena, y en compañía de una delegación integrada por Santiago Cafiero, Felipe Solá, Ginés González García y Julio Vitobello, entre otros, fue conducido hasta el Palacio de la Moneda para mantener una reunión de trabajo y un almuerzo posterior con el presidente Sebastián Piñera.

En el Palacio de la Moneda, Fernández y su par chileno suscribieron una declaración presidencial que reafirma la vocación de integración entre los países, y sellaron tres acuerdos para favorecer la cooperación en materia de salud, que apunta a fijar un mecanismo de atención médica para turistas a ambos lados de la frontera; establecer un control integrado en el paso fronterizo de San Sebastián, para disminuir las complicaciones de tránsito en Tierra del Fuego, y reconocer recíprocamente las licencias de conducir emitidas en ambos Estados.

Ambos mandatarios también discutieron el despliegue de un cable óptico submarino para incrementar la infraestructura tecnológica mediante la vinculación con Oceanía en materia de telecomunicaciones, y a su vez debatieron los niveles de avance de las obras para la conformación de varios corredores bioceánicos que permitan un mayor flujo comercial por vía férrea y terrestre. 

Cuatro gobernadores (Sergio Uñac, de San Juan; Raúl Jalil, de Catamarca; Ricardo Quintela, de La Rioja, y Gustavo Sáenz, de Salta) acompañaron la deliberación para destrabar obras en la Cordillera de los Andes. Al promediar la tarde se supo que Piñera accedió a convocar en el primer semestre del año a las autoridades de las empresas binacionales encargadas de los pasos Las Leñas y Túneal Agua Negra para reanudar los trabajos.

Los mandatarios, al momento de ingresar, junto con las primeras damas.

Distensión entre mandatarios

En una conferencia posterior, Piñera dijo apreciar esta visita por darse en tiempos de "adversidad en ambos países", y aseguró que entre los jefes de Estado "hay voluntad y compromiso de seguir estrechando lazos de amistad y cooperación". Así, el chileno dejó atrás los reproches que su gobierno elevó a la Argentina por el explícito apoyo de Fernández a la oposición. En efecto, el presidente argentino hizo un llamado público a los dirigentes progresistas y de centro izquierda a "recuperar el poder" en ese país, y esta noche tiene previsto cenar con el excandidato presidencial Marco Enríquez Ominami, tras reunirse con artistas e intelectuales con los que el presidente encuentra coincidencias.

Piñera también destacó la visita como una oportunidad para fijar "una hoja de ruta", a lo que Fernández respondió con un llamado a la unidad binacional, pero también a la integración latinoamericana. Allí también hay divergencias: mientras Chile preside el Foro Prosur, un reemplazo de giro conservador respecto de la extinguida Unasur, Alberto piensa en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) como la plataforma regional más adecuada para el momento.

Fernández declaró que "la Argentina y Chile son países indisolublemente hermanados, y así debemos estar hermanados los latinoamericanos frente a la pandemia". Consideró que "es momento de aprovechar la experiencia que la pandemia para buscar el desarrollo en unidad", y en relación al abordaje mediático de su visita, dijo que "las coincidencias (con Piñera) son muchas más que las diferencias".

En materia económica, los gobiernos acordaron incrementar las exportaciones e importaciones de gas natural, y acordaron rehabilitar el oleoducto que une la provincia de Neuquén con la Región del Biobío, en Chile, lo cual ayudará en la integración energética.

Fernández y Piñera convinieron el intercambio de experiencias en los usos de gas para el transporte vehicular, la importancia del gas natural en las transiciones energéticas, la promoción de la eficiencia energética, las energías renovables y el estudio de proyectos para nuevas interconexiones eléctricas, informó la Casa Rosada.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios