Entre Rios

La última provincia donde Juntos busca quebrar 20 años de hegemonía peronista

Un total de 1.143.459 electores irán a las urnas para elegir al próximo gobernador del territorio mesopotámico en una de las pugnas electorales más ajustadas de los últimos 20 años. Quiénes son los candidatos

Este domingo en Entre Ríos 1.143.459 electores irán a las urnas para elegir al próximo gobernador en una de las elecciones locales más ajustadas de los últimos 20 años de hegemonía peronista. Junto a Catamarca, Buenos Aires, y CABA la provincia fue unos de los distritos que decidió no desdoblar sus comicios de las presidenciales. 

Tras el resultados de las PASO los candidatos que competirán por la "Casa Gris" son: Rogelio Frigerio (Juntos por el Cambio), Adán Humberto Bahl (Unión por la Patria) y Arturo Sebastián Etchevehere (La Libertad Avanza). 

Además de elegir gobernador y vice, la provincia definirá para los siguientes cuatro años cuatro diputados nacionales, 34 diputados provinciales, 17 bancas departamentales del Senado provincial, representantes del Parlasur, 80 intendencias y casi 300 Juntas de Gobierno y comunas rurales.

 El triunfo de Juntos por el Cambio en las primarias, permitió a la oposición volver a soñar con disputarle otro bastión histórico al peronismo, que comanda la región mesopotámica desde el retorno de la democracia. Con una participación del 78% -récord desde las elecciones provinciales de 2015- la fuerza política logró imponerse al oficialismo local con un margen del 46% contra el 38%, en el acumulado de la coalición.

En cuestión de probabilidades, los resultados de las elecciones primarias dejaron un escenario bastante ajustado, y similar a las elecciones de 2015: en ese entonces el Frente de Todos, representado por el actual gobernador, Gustavo Bordet logró imponerse a Cambiemos, que competía con Alfredo de Angeli, por una diferencia menor al 3%. 

En consonancia a las elecciones nacionales de ese año, y al ajustado triunfo de Mauricio Macri, tras las primarias De Angeli había logrado mejorar su desempeño y capitalizar el voto en blanco y también probablemente del aumento de la participación.

Vaticinios en el umbral de las elecciones

Nahuel Baridon es politólogo y titular de Eje Consultora, y comparte que pese a que estas elecciones van a ser igual de parejas que las de 2015, el escenario político es muy distinto."La división en tercios del mapa político que se dio con la aparición de Javier Milei modificó, justamente, el escenario inaugurado en 2015 de bicoalicionismo", explicó.

En ese marco, cabe recordar, que pese a que el candidato presidencial de La Libertad Avanza quedó en tercer lugar, al igual que su candidato a gobernador, Sebastián Etchevehere, el representante local de los libertarios obtuvo un 15% de los votos. Un resultado muy por encima de lo que las mediciones registraban, y superior al resto de los candidatos libertarios provinciales.

Para el periodista local Juan Bracco, el resultado de Etchevehere es producto del arrastre del resultado de las nacionales. "El voto de Etchevehere es un residual del fenómeno Milei: en la categoría Presidente fueron casi 180 mil sufragios, en la de gobernador alcanzó 105 mil", comenta. Aclara también que la tendencia, al igual que en el resto del país, es que el fenómeno libertario crezca.

En cuanto a la corta brecha de 6500 votos que distaron a Frigerio de ser el candidato más votado, refiere a que el candidato de Juntos y el del oficialismo, Bahl, llegan con una aparente paridad. Sin embargo aclara que no hay certeza de que este capitalizando el voto de su competidor de la interna."Saber si está fidelizando o no los votos de Galimberti es difícil de predecir", refiere.

En sintonía al "gobierno de unidad" que propone Sergio Massa de alcanzar el Ejecutivo, Baridon opina que Frigerio intenta contener a esa porción del electorado radical, para que no vire al peronismo.

"Su estrategia ha apuntado a contener los votos de la interna, y a reforzar las recorridas por la provincia. En estos últimos días le prometió un ministerio importante a Dario Schneider, un dirigente cercano a Galimberti, a quien además hizo subir al escenario cada vez que pudo y le dio el micrófono en el cierre de campaña", refiere.

 Con respecto a la incógnita sobre si logra contener esos votos, tiende a pensar que si. "Puede haber una fuga en Paraná del varisquismo, pero un alto porcentaje del votante radical lo va a acompañar. Hace mucho tiempo que el radicalismo estaba esperando una oportunidad como esta para desbancar al peronismo. El eslogan de Frigerio, 'Es ahora', apunta a eso", describe.

Al igual que Bracco, el politólogo señala un escenario de paridad y enumera los pros y los contras que se juegan los candidatos de los espacios más competitivos."Bahl, como intendente de Paraná tiene una muy buena gestión para mostrar, de hecho, en eso basó su campaña. Además tiene el aparato del Estado y el apoyo del actual gobernador Bordet y de los intendentes peronistas", analiza.

Entre sus debilidades, dice que "el alto desconocimiento en la costa del Uruguay", donde hay ciudades importantes desde el punto de vista electoral, puede jugarle en contra. Sin embargo, en ese aspecto también cree que puede beneficiarlo la proyección de Sergio Massa.

Sobre Frigerio opina que está instalado. "Hace más de un año que está haciendo campaña y ha logrado un alto conocimiento y tiene a la UCR encolumnada", suscribe. En cuanto al Talón de Aquiles dice que "lo puede llegar a perjudicar" si Patricia Bullrrich no tiene un buen desempeño así como el impacto que pueda tener Etchevehere traccionado por Milei.

 "El que gane, lo hará por un escaso margen. Lo cierto es que el peronismo está por primera vez en 20 años ante la posibilidad cierta de perder el gobierno. Habrá que esperar hasta el domingo a la noche para saber si los entrerrianos deciden continuidad o cambio", concluye.

Temas relacionados
Más noticias de Elecciones 2023

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.