Entrevista a Randazzo

Del pacto de coalición post PASO al plan económico de Schiaretti: "Hay un final del kirchnerismo"

El candidato a Vicepresidente del actual gobernador de Córdoba cree que el próximo gobierno deberá ser de unidad nacional. No descarta un acuerdo con la oposición que evita la grieta. Qué piensa de una alianza con Massa o Milei

El candidato a Vicepresidente de Juan Schiaretti y ex ministro del Interior, Florencio Randazzo está convencido de que el próximo gobierno deberá ser de "unidad nacional" o "una coalición real" para evitar la crisis profunda en que se encuentra la Argentina, en el marco de estas elecciones 2023.  

No es un capricho el que esgrime Randazzo sino la convicción de que "la situación social en Argentina hoy es más preocupante que en 2001". Para Randazzo, en aquella crisis la gente tenía mucha bronca. "Hoy existe una situación más grave de resignación en la gente que es peor. La resignación no es nada buena", dijo.

A lo largo de una entrevista con El Cronista en sus oficinas de Puerto Madero, Randazzo adelantó que después de las elecciones de octubre su espacio liderado por el gobernador Schiaretti propondrá una "alianza con quienes no abonen la grieta". 

Cree que para la Argentina que viene hará falta una coalición. No sólo esto. el exministro del Interior de Cristina Kirchner habló del "final del kirchnerismo", la situación de Massa y los planes económicos que tiene con Schiaretti.

-¿Cómo cree que se le puede ganar al gobierno en las elecciones?

-Es un desafío complejo y difícil, pero creemos que es necesario que haya una alternativa diferente en la Argentina el 13 de agosto. Es una opción para que los argentinos no tengan que votar cualquiera de las dos coaliciones que integran la grieta desde hace muchos años. Es necesario que se visualice que hay una alternativa posible en la Argentina. En este caso por un gobernador como Schiaretti que ha sido muy exitoso en Córdoba.

-¿Por qué Schiaretti sería una opción diferente?

-Gobernó una de las provincias más importantes de Argentina que ha respetado las instituciones, la libertad de prensa, la división de poderes, a la Justicia. Que haya miembros del Tribunal de Justicia que vienen desde la época de Angeloz. Es una provincia que tiene una visión del Estado que comparto y es que haya tanto mercado como sea posible y tanto Estado como sea necesario. Ahí es donde se definen prioridades en Argentina ante la escasez de recursos. 

-¿Cuáles serían las prioridades en un gobierno de Schiaretti?

-Es fundamental la educación porque tiene la posibilidad de ponernos a todos en una misma línea de largada y es lo que se permitió generar una clase media en la Argentina que en los últimos años se vio deteriorada. La Justicia, que debe funcionar por resultados y que no llegue tarde. La salud muestra que Córdoba expone una mezcla de sistema público y privado. La mirada de una Argentina que respete la producción y el trabajo. 

-¿Qué los diferencia de las opciones de Juntos por el Cambio o Unión por la Patria?

Tenemos una mirada diferente de las dos coaliciones. Creemos que la grieta es un negocio que gira en una órbita de la política, pero alejada de las necesidades de la sociedad. En algunas cuestiones estructurales de la Argentina hicieron lo mismo: mantuvieron el déficit fiscal, y una balanza comercial desfavorable. Eso explica en parte la ausencia de dólares. El déficit fiscal no es una cuestión ideológica, sino que si no sostenemos el déficit hay tres problemas: nos endeudamos a tasas superiores a lo que se endeuda el mundo, se crean nuevos impuestos como hizo el gobierno ahora que trae más inflación y emitir. Si uno emite la misma cantidad dinero con la misma cantidad de bienes y servicios eso es matemático: trae aparejada una situación inflacionaria.

-¿Y cómo se resuelve todo eso?

-Lo primero que debe hacer la Argentina es copiar. Todo está inventado en el mundo. No hay que mirar los países de Europa sino la región. Miremos Brasil por ejemplo. Tiene proyectada inflación de 3,2% para todo el año. Nosotros vamos a estar este mes más cerca del 8%.

-Está todo inventado pero la inflación de Argentina no baja y es difícil encontrar una receta para bajarla...

-No es difícil. Hay que copiar ejemplos de otros países. La idea de que somos diferentes a Perú, Paraguay, Chile, Brasil, en realidad esa picardía de ser distintos es lo que nos condenó a tener hoy una inflación como la que hay. Se deteriora el poder adquisitivo del salario, de los jubilados, se distorsionan los alquileres.

-¿Cómo se debe hacer entonces para frenar la inflación?

-No se puede tener déficit en Argentina. La idea de que el ajuste se recarga sobre los trabajadores es falso. Eso no implica que el Estado siga tomando trabajadores innecesariamente. Hay una superposición de servicios entre los estados provinciales, municipales y la Nación en materia de salud, asistencia social, seguridad, etc. Cuando está perfectamente establecido por Constitución de quienes son cada una de esas responsabilidades. Los subsidios deben estar destinados sólo para los sectores más vulnerables de Argentina. Para transporte y energía. Energía se soluciona por medio del consumo.  

-¿Recortarían más los subsidios?

-En Argentina hay una mirada del caso excepcional. Entonces se termina legislando para la excepción y no para la regla. Es decir que el consumo explica la capacidad contributiva. Entonces si grabo por consumo puedo ahorrar. En el tema del subsidio al transporte se debe regular por la cantidad de pasajeros. La tarjeta SUBE determina eso perfectamente. Allí es el subsidio de la demanda. Hoy la Nación pone por mes de subsidio al AMBA $ 600.000 millones anuales y sólo $ 50.000 millones para el resto del país. Además, hay que llevar al trabajador a la formalidad. Es importante resolver el gran déficit previsional en Argentina.


-¿Y cómo incide en agravar esta situación de escasez de dólares la balanza comercial?

-Ese es el otro tema, la balanza comercial. No se deben poner retenciones al agro porque eso pisa las exportaciones. Ningún país pone retenciones a las exportaciones. Se deben ir eliminando y por cada pago se va computando a favor de cuenta de Ganancias. Por cada dólar de retenciones aumenta el volumen de exportaciones. Por la falta de confianza hay casi un PBI en el exterior. Hay que sacar la presión impositiva en el sistema productivo de argentina.

-¿Cómo es posible que a pesar de este contexto que usted describe Massa tenga niveles altos de aceptación en la gente?

-Yo desconfío plenamente de las encuestas. En las últimas elecciones no pegaron ni un solo resultado. Nosotros creemos que la formula Massa-Rossi-De Pedro expresa el fracaso de este gobierno.

-¿Por qué piensa eso?

-Por diferentes razones. Por el nivel de inflación que existe. Hay 22 millones de argentinos bajo la línea de pobreza, el 64 por ciento de niños menores de 12 años son pobres, el Estado presente no existe, la educación cayó en calidad. Creo que con esta realidad, estos candidatos del gobierno no van a ser votados. Tengo la convicción de que no nos podemos resignar a que la única solución pueda ser este gobierno.

-¿Pero no cree que hay un electorado cautivo del gobierno por los planes sociales o el empleo del Estado?

-Confío en que no. Es que el único mérito que tuvo este gobierno es crear un nuevo trabajador pobre. A diferencia de lo que fue el peronismo este gobierno fomenta la exclusión y no la inclusión que fue lo que hizo el peronismo.  Entonces no creo que el que recibe un plan se resigne a seguir con un plan. Además, ese plan tampoco le alcanza. Hay que salir de esos planes. Ese no es el camino. Hay que hacer un macheo de datos con las pymes y fomentar el trabajo en las pymes de los que hoy tienen un plan y les pago a las pymes por dos años para emplear gente. Esa es la forma de salir de esa trampa.

-¿Hay posibilidades de salir de esa grieta con un acuerdo con Rodríguez Larreta o la oposición como sugirió Schiaretti?

-Creemos que es necesario un gobierno de unidad nacional.

-¿Eso es lo mismo que una coalición nacional para gobernar?

-Sí, lo que pasa que nosotros planteábamos una coalición conformada antes de las PASO. Si uno mira la coalición de Uruguay o Chile, allí esas coaliciones se formaron antes de las elecciones. Por eso lo planteábamos antes. Eso ya se perdió. Por eso ahora hay que pasar las PASO y el 22 de octubre y después veremos. Por supuesto que no vamos a hacer una alianza con quienes abonen la grieta.

-¿Qué significa un acuerdo con los que no abonan la grieta: eso es un acuerdo limitado sólo a Rodríguez Larreta?

-No lo sé. Después de octubre veremos. Creemos que podemos ir a segunda vuelta y después veremos. Pero creemos que es necesario un gobierno de coalición.

-¿Con quiénes se ven en esa segunda vuelta?

-No lo hemos pensado eso. Un acuerdo lo vemos con quienes no piensen en la grieta. Creemos que Argentina necesita un gobierno de coalición.

-¿Se ve en un eventual acuerdo con el gobierno?

-No vemos esa posibilidad. El espíritu es hacer un gobierno de unidad nacional porque no va a ser sencillo transitar los años que vienen en la Argentina. Por eso una coalición servirá para transitar de la mejor manera. Es inevitable ir a un gobierno de coalición. En la crisis del 2001 hubo un acuerdo de Alfonsín y Duhalde que permitió entrar en un proceso de crecimiento.

-¿Hay una situación de crisis similar a la de 2001?

-Creo que lamentablemente hay diferencias pero que aún así hoy es más preocupante. En 2001 había gente con mucha bronca. Hoy existe una situación de resignación en la gente. Están acostumbrados a estos. Eso es más preocupante porque la resignación no es nada buena.

-¿En el contexto de situación más preocupante que en 2001 habrá un Presidente más debilitado?

-Es que el Presidente debe ser confiable. En Argentina hay un sistema presidencialista y el valor más elevado es el de la confianza. Para eso la mejor medida que debe tomar un Presidente es asegurar que en cuatro años se va. Que no hay reelección.

-¿No es contradictorio pensar en una coalición de gobierno inserta en medio de un sistema presidencialista como el de la Argentina?

-No, creo que tiene que ver con la grandeza y responsabilidad que debe tener la dirigencia política. Es que hay que entender que la política debe solucionar los problemas de la gente. La democracia ha sido un fracaso. Eso no tiene nada que ver con el hecho de que hemos logrado votar y tomar decisiones. Pero estamos atrasados en términos de pobreza, educación, distribución de la riqueza, salud, seguridad. Hay una democracia incompleta como diría Alfonsín.

-¿Y qué sector del peronismo cree que representa hoy el Gobierno?

-Ningún sector del gobierno hoy representa al peronismo. El peronismo es mucho más que el kirchnerismo. Además, hoy hay un divorcio muy grande entre la gestión y la política. Este es un gobierno de asistencia a la exclusión. Eso no es peronismo. No creo que el peronismo se sienta identificado con este gobierno y menos aún con la fórmula de Massa-Rossi-De Pedro.

-¿Cree que se terminó el kirchnerismo?

-Creo que estamos en un fin de ciclo. Hay un final del kirchnerismo. Por eso es importante que haya dirigentes que se pongan de acuerdo.

-¿Por qué los gobernadores del PJ no los siguen y no pudo presentar candidatos a intendentes o gobernadores?

-Aquí hay una deuda pendiente que es una nueva ley de coparticipación federal. Hoy el gobierno nacional concentra la mayor cantidad de recursos y eso implica que no haya autonomía económica de las provincias. No hay federalismo. Este país es unitario. Nunca se animaron a debatir una ley de coparticipación. Ese es un condicionante muy importante. El otro es que hay mucho oportunismo. 

-¿Y entonces?

-Entonces los gobernadores terminan siendo partidos vecinales. Hay un temor de los gobernadores que no tiene sentido. Hay que salir de la grieta que es un negocio de la política. La gente está preocupada por otras cosas. La gente no quiere recetas locas ni las que fracasaron

-Hablando de "recetas locas", ¿qué opinión tiene de Milei?

-Es el resultado de 40 años de fracaso de la democracia. Es el sentimiento de gran parte de bronca de la sociedad. Creo que se va a reflejar electoralmente. Le quieren restar importancia aunque creo que la va a tener en las elecciones.

-¿Se ve en un acuerdo nacional que incluya a Milei?

-Es imposible, pienso totalmente diferente.

Temas relacionados
Más noticias de Elecciones 2023

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • RTM

    Ramón Teo Martino

    01/08/23

    este tipo es increíble!! si no lo conociéramos daría la impresión de ser un exitoso empresario o profesional que agradecido por lo bien que le fue en la actividad privada, quiere servir a su patria empezando una carrera política.

    0
    0
    Responder