INFORMACIÓN DEL FBI

El piloto iraní del avión retenido en Ezeiza fue imputado: vínculos con el terrorismo bajo la lupa de la Justicia

Este jueves, la fiscal federal de Lomas de Zamora, Cecilia Incardona, imputó al piloto iraní del avión retenido en Ezeiza, Ghasemi Gholamreza. Además, investigará a toda la tripulación.

En el marco de la investigación judicial por el avión venezolano retenido en el Aeropuerto de Ezeiza luego de la polémica por su llegada al país, este miércoles la fiscal de la causa, Cecilia Incardona, imputó al piloto iraní Ghasemi Gholamreza.

La fiscal federal de Lomas de Zamora tomó la decisión al investigar a toda la tripulación, la cual incluye a 14 venezolanos y cinco iraníes. Según fuentes judiciales, el piloto fue señalado por el FBI por un posible vínculo con el terrorismo internacional, lo que determinó la imputación por parte de Incardona.

El FBI confirmó que el piloto del avión venezolano-iraní está vinculado a una organización terrorista

Escándalo del avión venezolano iraní: ¿coincidencia del destino o una estrategia geopolítica?

La fiscal federal presentó un escrito ante el juez Federico Villena instando a continuar la investigación en torno a Gholamreza, "de toda la tripulación que de él dependía, de la aeronave y de su carga, conforme las obligaciones del Estado Argentino para prevenir y sancionar hechos de terrorismo".

Cabe destacar que los tripulantes del vuelo tienen prohibido salir del país y sus pasaportes se encuentran retenidos por la Justicia federal.

Según informaron a Télam fuentes cercanas al caso, quiénes se encuentran investigando a los tripulantes no descartan que el aterrizaje del avión de Emtrasur en el país fuese parte de "un acto de preparación para proveer bienes o dinero que pudieran utilizarse para una actividad de terrorismo, su financiamiento u organización".

La investigación que recayó en el juzgado federal de Lomas de Zamora a cargo de Villena indaga sobre las irregularidades que presentó la llegada al país de la aeronave venezolana con el fin de descubrir si el vuelo tenía algún objetivo por fuera del declarado, que era transportar autopartes para la automovilística Volkswagen.

Actualmente, la causa tiene como querellante a la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), la cual al inicio de la controversia se presentó ante la Justicia reclamando que el avión sea investigado por posibles vínculos con el terrorismo internacional.

A raíz de esto, pocos días después Villena e Incardona solicitaron al FBI y otras agencias de inteligencia extranjeras que presentaran cualquier información disponible sobre posibles investigaciones en torno a cada uno de los 19 tripulantes.

Polémica del avión iraní-venezolano: Alberto Fernández habló por primera vez del caso y le pegó a la oposición

El duro comunicado de la Embajada de Israel por el avión iraní-venezolano

Ante este pedido de información, el FBI respondió que Gholamreza Ghasemi "es CEO, miembro del consejo de administración de Qeshm Fars Air y, también, piloto".

Justamente, la empresa Qeshm Fars Air "fue identificada por el Tesoro de los Estados Unidos en 2019 debido a su participación directa en la actividad terrorista, afirmando, además, que dicha empresa proporciona asistencia a Qods Force y a la aerolínea iraní Mahan Air, las cuales han sido designadas como entidades terroristas", informaron a Télam fuentes judiciales.

En este sentido, la empresa Mahan Air, anterior propietaria del avión que luego adquirió Emtrasur, fue sancionada en octubre de 2011 por la OFAC (Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Tesoro de Estados Unidos) por proporcionar apoyo financiero, material o tecnológico y transportar armas y personal para Hezbollah, según indica la información del buró estadounidense.

Es por esto que este miércoles la fiscal de la causa imputó al principal sospechoso, Ghasemi Gholamreza, y espera avanzar con una investigación particular sobre cada uno de los miembros de la tripulación para conocer si la aeronave realmente aterrizó en el país por motivos comerciales o no.

"Debe acreditarse de modo fehaciente la titularidad de la aeronave y corroborar si la firma Mahan Air tiene aún algún tipo de vinculación con aquélla", agregaron desde la Justicia respecto a los próximos pasos a seguir, los cuales buscarán determinar si la aeronave tenía fines o vinculaciones con el terrorismo internacional.

Según concluyeron las fuentes, la información de inteligencia del FBI menciona que una de las modalidades de actuación de organizaciones como la que se investiga y parece estar ligada al caso es la utilización de "vuelos civiles para transportar clandestinamente armas, componentes militares avanzados, entre otros elementos".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios