EMPLEO Y PANDEMIA

El lado B de la caída del desempleo: priman el desaliento y falta de oportunidades

La baja nominal registrada en el segundo trimestre, según dato de la Encuesta Permanente de Hogares, oculta que mucha gente dejó de buscar por "efecto desaliento". En dos años se perdieron 92.000 puestos formales, que aún no logran recuperarse.

Hace apenas unos días el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) reveló que con datos al segundo trimestre del año la desocupación se ubicó en 9,6%, el dato más bajo en la "era Alberto". Para encontrar un nivel menor hay que remontarse al cuarto trimestre de 2019, cuando terminó en 8,9%. 

Así, entre el segundo trimestre de 2020 y el mismo período de este año, la cantidad de personas desempleadas pasó de 1.437.000 a 1.273.000, esto es 164.000 desocupados menos.

Sin embargo, hay otra mirada posible sobre los números, que revela un fenómeno más complejo y desalentador. 

Un informe del Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala (ITEGA), coincide en que "los datos correspondientes al segundo trimestre de 2021 muestran una caída en la cantidad de personas desocupadas, tanto respecto del trimestre anterior como respecto de la pre-pandemia".

"Sin embargo, esta caída se explica por el aumento en la cantidad de personas inactivas y no por un crecimiento del empleo, que se frenó luego de tres trimestres de recuperación sostenida y se mantiene 92 mil puestos abajo del segundo trimestre de 2019", aclara.

La justificación detrás de este comportamiento parece ser la idea de que la búsqueda de empleo será infructuosa en un contexto laboral y económico complejo, lo que genera una menor tasa de actividad.

Analizando la evolución del empleo durante la pandemia de coronavirus, el informe sostiene que "el hecho de que la transición haya sido desde la desocupación hacia la inactividad (y no desde el empleo hacia la inactividad) podría estar indicando también la -preocupante- presencia del "efecto desaliento", señala el documento. 

Tomando los datos oficiales del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, a través del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), el documento subraya que "el conjunto del empleo asalariado registrado público, privado y en casas particulares, medido con estacionalidad, aumentó en 50 mil puestos respecto del trimestre anterior, pero se mantiene 159 mil puestos por debajo del segundo trimestre de 2019".  

Y agrega, además, que respecto de la prepandemia "hay 92 mil puestos de trabajo menos, mientras que la población creció en 542 mil personas". Es decir, se destruyeron puestos de trabajo, en un contexto de crecimiento poblacional, explica ITEGA.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios