El kirchnerismo reclama "retomar el control" de la Hidrovía y condiciona la futura concesión

Un grupo de dirigentes cercanos a Cristina Kirchner firmó hoy un documento para condicionar la licitación sobre la que trabaja Transporte con una obligatoria intervención del Congreso.

A 40 días de vencer la concesión prorrogada de la principal vía fluvial de la Argentina, por donde sale casi la totalidad de los granos y la carne exportados, figuras del oficialismo alineadas con el kirchnerismo reclamaron con un documento este domingo recuperar el control y la administración de la Hidrovía Paraná-Paraguay, y correr de escena la participación de compañías privadas que pujan por ganar la demorada licitación que les cedería el dragado, balizamiento, peaje y control del tráfico de buques en cerca de 1500 kilómetros de viaje hasta  la boca del estuario del Río de la Plata.

Con motivo del Día de la Bandera y un nuevo aniversario de la muerte de Manuel Belgrano, a quien citaron recordando sus quejas por entonces al "contrabando" y el "infernal monopolio", figuras muy cercanas a la vicepresidenta Cristina Kirchner, como su excanciller y actual senador nacional, Jorge Taiana; la diputada Fernanda Vallejos; el exjuez de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni, el titular de la CTA, Hugo Yasky, y el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, exigieron al Gobierno "recuperar para el Estado y para todos los argentinos el imprescindible control y administración de la ruta fluvial más importante del país".

Los mencionados y otras figuras, como el dirigente social Juan Grabois, el expresidente del PJ, José Luis Gioja, y varios legisladores del Frente de Todos reclamaron mediante una carta pública "retomar el control del Paraná, elevando bien alto la bandera de nuestra soberanía", y aconsejaron que el Estado sea quien ejerza el peaje de las naves que circulan por la Hidrovía, y desde allí "invertir en el fortalecimiento y desarrollo de capacidades y tecnología propias". También demandan abrir el juego a las provincias en el control y fiscalización y rever las leyes que afectan el gobierno de la vía fluvial, a la vez que advierten sobre "negociaciones confidenciales" que se mantienen con vistas a ejecutar el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea (UE).

La hidrovía y el legado de Mario Meoni

El documento del kirchnerismo viene a marcarle la cancha al ministro de Transporte, Alexis Guerrera, quien heredó el plan de trabajo sobre el que venía trabajando el difundo Mario Meoni. Ambos llegaron a la conducción del ministerio que debe definir las bases y condiciones de la inminente licitación de la Hidrovía por corresponder esta cartera a Sergio Massa, dentro del pacto que dio a luz al Frente de Todos. 

En el Gobierno minimizaron el pronunciamiento K, sosteniendo que se trata de "un grupo chico que le habla a otro que no entiende lo que es la Hidrovía". No obstante, sostiene la Casa Rosada que "la soberanía de la Hidrovía se recupera mediante la creación de un órgano de control, algo que no hubo en los 25 años que pasaron desde la privatización".

Discusión llevada al Congreso

Desde hace meses, referentes empresariales, sindicales y gubernamentales se lanzan acusaciones sobre presuntos favoritismos en la concesión para diversos actores con intereses en esta vía estratégica, hoy en manos de la compañía belga Jan de Nul y la argentina Emepa

La carta no es la única avanzada que condiciona el trabajo del Ejecutivo. Un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados analizará este martes un proyecto de ley que crea la Comisión Bicameral de Seguimiento, Control de la Licitación y Funcionamiento de la Hidrovía Paraguay-Paraná y del sistema de navegación troncal con jurisdicción argentina, que ya obtuvo media sanción del Senado, donde despliega su hegemonía Cristina Kirchner.

La propuesta contempla que esta comisión pueda solicitar todo tipo de documentación e información relacionada con la Hidrovía, tanto del sector privado como del sector público, y de organismos locales como internacionales; que se le permita citar a funcionarios nacionales, provinciales, municipales y comunales a prestar informes y a representantes de los organismos que manejan, controlan, ejecutan y desarrollan la licitación de ese curso fluvial, y a su vez "auditar las inversiones, costos y gastos que se desprendan de la licitación de la hidrovía".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios