Salarios

El Gobierno convoca a la paritaria docente nacional: cuándo será y qué piden los gremios

En medio de una semana de conflictividad, el Gobierno nacional quiere evitar un impacto mayor sobre el humor social Con tal fin, desde Trabajo se llamará a las partes, provincias y gremios, a una mesa de negociación que permita el inicio de clases

En medio de una semana de conflictividad social, el Gobierno nacional quiere evitar un impacto mayor sobre el humor y convocará a la paritaria nacional docente para evitar un paro y garantizar el inicio de clases el lunes 26 de febrero.

A través de una resolución, fuentes del Gobierno confirmaron a El Cronista que la Secretaría de Trabajo del Ministerio de Capital Humano llamará, en el marco de la normativa vigente, a la Secretaría de Educación, a los ministros de educación de las provincias y de la Ciudad de Buenos Aires, como parte del Consejo Federal de Educación, a presentarse en la sede laboral

Asimismo, el Gobierno convocará a los gremios docentes con representación nacional para iniciar el diálogo y acordar el convenio marco nacional que fija el piso salarial para los docentes de todo el país. En las últimas horas, desde las representaciones sindicales docentes se habían mostrado proclives a avanzar con la posibilidad de una medida de fuerza a partir de las declaraciones del portavoz Manuel Adorni sobre la intención de declarar la educación como servicio esencial y la mora en llamar a la paritaria nacional.

¿Cuándo tendrá lugar la reunión? Acorde a la resolución de Trabajo, tendrá lugar un día después del comienzo formal del ciclo educativo previsto para el lunes: todas las partes se encontrarán el próximo martes 27 de febrero a las 18 en la sede de la avenida Leandro N. Alem 650, de la Ciudad de Buenos Aires. 

Asimismo, de la reunión participarán también como invitadas las agrupaciones representativas de las entidades educativas del sector de educación pública de gestión privada.


¿Cuándo arrancan las clases?

Frente a las idas y vueltas en torno a la posibilidad de concretar las paritarias docentes y los rumores de un paro de 24 horas el lunes 26, el portavoz Manuel Adorni lanzó kerosene en su conferencia matutina de ayer al anunciar, sin que medie pregunta alguna, que el Gobierno evalúa declarar la educación como "un servicio esencial".

Los gremios docentes consultados por El Cronista afirmaron no tener noticias más allá del sorpresivo anuncio del funcionario pero se apuraron a salir al cruce y ratificar su intención de demorar el arranque del ciclo lectivo si el Ejecutivo no repone los recursos destinados a la educación y llama a una paritaria nacional.

A partir de la convocatoria oficial por parte de Trabajo a ministros y gremios, se aclararía una de las condiciones que fijaban los representantes gremiales para mantener el calendario escolar. Las otras deberán dirimirse en el marco de ese cónclave.

En rigor, no es la primera vez que un gobierno nacional busca avanzar en esa dirección. Durante la gestión de Patricia Bullrich en Trabajo, en el gobierno de la Alianza, ya se había intentado avanzar sin éxito en este sentido. La Justicia lo frenó.

El gobierno de Javier Milei también incluyó la declaración de la educación como servicio esencial en su DNU 70/2023 pero CTERA logró una cautelar, el pasado 9 de febrero, que suspendió los artículos 86, 87, 88 y 89 que prohibían "en la práctica el derecho a huelga".

Según explicaron a este medio, lo que está en juego no es solo el Fondo Nacional de Incentivo Docente con el que la Nación mejora los salarios de las y los docentes de educación primaria y secundaria de todo el país sino también otros recursos que tampoco se giraron a las provincias y que buscan corregir desfasajes salariales por regiones, como el Fondo Compensador, para llegar a un piso mínimo que fija las paritarias nacionales.

Por eso insisten también con el reclamo a la secretaria de Educación, dentro del Ministerio de Capital Humano, para que llame a una negociación en torno a una paritaria nacional. Y remarcan el término "negociación".

"No queremos que nos llamen para la foto y nos digan lo que se resolvió sino que se abran a un debate porque no es cierto que Nación no tiene docentes a cargo por no tener escuelas cuando hasta un tercio de nuestros salarios dependen de esos recursos", comentó una fuente de Suteba a El Cronista.

De no haber novedades, el jueves en el Congreso Nacional de CTERA, los congresales de todo el país ya están mandatados para avanzar con una medida de fuerza el lunes 26, advirtieron. Incluso buscarían sumar a los otros gremios privados y técnicos.

El reclamo incluirá además que Nación se comprometa a abonar la quinta hora en las escuelas de media jornada -una política sellada, con recursos, por el gobierno de Alberto Fernández- y que se reactiven las obras de infraestructura edilicia que se suspendieron luego del 10 de diciembre en las escuelas.

Si bien algunas provincias como Buenos Aires, Chubut y Misiones ya anunciaron que compensarán con fondos propios la poda de fondos nacionales destinados a los salarios docentes, para los gremios se trata de una bandera irrenunciable.

Recuerdan se trata de una política que se conquistó con la Carpa Blanca en los '90s y que sirvió no solo para nivelar las remuneraciones de las y los trabajadores pero para garantizar también el acceso a la educación en todo el país. "El lugar de nacimiento no puede ser un condicionante para educarse", remarcan.

Temas relacionados

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.