Utopía libertaria

Qué es Liberland, el extraño "país" que hace campaña por Milei

El candidato presidencial lo reivindica desde hace años. Ahora, las autoridades de esta micronación europea sin fronteras reconocidas convocan a sumarse a la causa. ¿Un paraíso libertario o una estafa?

Un pequeño territorio a orillas del Río Danubio, en la península de los Balcanes, es protagonista de una de las historias más increíbles que hoy ofrece la política internacional. Hasta hace un tiempo solo era contenido para personas interesadas en curiosidades geográficas o para libertarios acérrimos, pero ahora parece cobrar otra importancia. Es que existe un vínculo entre el candidato presidencial Javier Milei y las autoridades de este lugar llamado Liberland.

¿Qué es Liberland? Depende de a quién le preguntemos. Según los defensores de esta causa, es una república (Free Republic of Liberland) que se asienta entre las fronteras de Croacia y Serbia. Su constitución y filosofía están basadas en el respeto a la libertad individual, a la propiedad privada, a la mínima intervención estatal y en un rechazo al cobro de impuestos. Sí, similar a lo que propone Milei por estos días en nuestro país.

Pero hay algunos inconvenientes. Es que para ser considerado un estado independiente se necesitan, según la convención de Montevideo, cuatro elementos: territorio, población, gobierno y capacidad de entablar relaciones con otros estados. Y esto no se cumple del todo en Liberland.

El territorio, que dio origen a todo, es un caso particular: era conocido como Gornja Siga y tiene unos 7,4 kilómetros cuadrados de extensión. Algo así como la mitad del barrio de Palermo -o el triple que Mónaco, que sí es reconocido por todos como un país-.

Luego de la disolución de la exYugoslavia y de las guerras de los Balcanes, una de las fronteras calientes que se fijó es la que separa a croatas de serbios. Pero, hasta nuestros días, persisten algunas diferencias y ambos países tienen reclamos superpuestos en algunos puntos del mapa. Pero allí, en Gornja Siga, sucede lo contrario: ni Croacia ni Serbia lo reclamaron.

Esto inspiró a Vít Jedlika, un político checo que quiso fundar su propio país. Consciente de que necesitaba un lugar físico, buscó uno que ningún país quisiera. Esto se conoce como terra nullius. Es decir, tierra de nadie, un lugar que ningún estado nacional reivindica como propio. Así fue que en 2015 fue proclamada la República Libre de Liberland.

Jedlika, presidente de Liberland

Pero lo cierto es que nadie vive allí. Ni siquiera el propio Jedlika, quien dice ser el presidente. Es que las autoridades croatas, que de hecho controlan la zona, les impiden asentarse.

Ni tampoco han entablado relaciones formales con ningún otro estado. Lo más cercano ha sido el vínculo con Somalilandia, otro caso que en rigor carece de reconocimiento internacional. Aunque, a diferencia de Liberland, sí tiene un gobierno que controla de hecho un lugar en el mapa -que para la comunidad internacional es Somalía, en la práctica un estado fallido-.

Desde hace años, Jedlika viaja por el mundo para promover la causa de Liberland. Se reúne con dirigentes de partidos liberales y libertarios de distintos lugares. Desde la web, además, piden donaciones para defender el proyecto.

Esto, que podía ser una curiosidad para algunos, una utopía para otros o hasta un intento de estafa, ha tomado otro tinte para la Argentina. Es que Milei, el candidato más votado en las primarias, ha defendido en más de una ocasión a Liberland.

Una de esas veces, hace ya unos años, es relativamente conocida, ya que el economista estaba disfrazado y la foto ha sido muy difundida. Como parte de un evento otaku, Milei había asistido como "Capitán AnCap", es decir, anarcocapitalista. Y, claro, decía defender las ideas de Liberland.

"Vengo de Liberland, una tierra creada por el principio de apropiación originaria del hombre, una tierra de siete kilómetros cuadrados, entre Croacia y Serbia, un país donde no se pagan impuestos, un país donde se defienden las libertades individuales, donde se cree en el individuo", rezaba Milei en aquel entonces.

Las últimas semanas sumaron una novedad en el ecosistema libertario. Conscientes de las chances de Milei, las autoridades de Liberland difundieron a sus seguidores el apoyo que habían recibido por parte del economista argentino. Se trata de un texto redactado en castellano -a pesar de que suelen hacerlo en inglés-, que se titula "Javier Milei apoya a Liberland: ¡Únete a la lucha por la Libertad!".

Allí comunican que les complace anunciar "que Javier Milei, presidente de La Libertad Avanzada (sic) y destacado defensor de la libertad en Argentina, ha expresado su firme respaldo a Liberland. Este es un momento emocionante para nuestra causa, y los invitamos a unirse a nosotros en este momento crucial". En esa línea, difunden los videos de Milei hablando de Liberland y hasta disfrazado de Capitán AnCap.

¿Modelo internacional?

Estados Unidos ha sido señalado, en más de una oportunidad, como uno de los modelos para Javier Milei. Sin embargo, el libertario pretende ir más allá, ya que cree que el cobro de impuestos es un robo. Liberland, entonces, podría ser un modelo a seguir: allí el cobro de impuestos es optativo. Aunque, para participar en las decisiones públicas sí hay que aportar.

En la Constitución de Liberland -que ellos sostienen que es un borrador hasta el momento- no se menciona nunca la palabra "democracia". De hecho, Jedlika se mantiene como presidente desde 2015.

El otro contacto del pseudo país europeo ha sido con Nayib Bukele. El presidente de El Salvador, denunciado por violaciones a derechos humanos, agradeció hace dos años una donación realizada por personas de Liberland.

Temas relacionados
Más noticias de Javier Milei

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.