Datos oficiales

El empleo público le gana al mercado: cuánto más cobran los estatales con respecto a los privados

Los salarios de la administración nacional más que duplican el haber de un maestro, que no llega a pagar con un sueldo la canasta básica del indec. Según el Gobierno, se debe a una variedad de factores.

Los empleados estatales -y entre ellos, los del Poder Judicial- ganan mucho más que las personas que desempeñan funciones en relación de dependencia en el sector privado. De acuerdo a datos oficiales, y pese a la gran heterogeneidad entre ramas y actividades laborales, la brecha entre asalariados del sector público y del mercado formal es del 27%.

Según los datos recolectados por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) las remuneraciones brutas totales del conjunto del Sector Público Nacional (SPN) alcanzaban en marzo un promedio de $ 108.963, mientras en el sector privado registrado, el haber medio apenas orillaba los $ 85.979

La información consignada por la cartera laboral a cargo de Claudio Moroni para el Informe 130 del Jefe de Gabinete al Congreso, a pedido del bloque del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) da cuenta de las asimetrías entre trabajadores privados y estatales, y particularmente detalla la situación de los docentes.

El dato relevante que surge del cuadro de remuneraciones elaborado por Trabajo muestra que, dentro del sector público, el nivel de remuneraciones medias más elevado está en el Poder Judicial, en el Congreso, en los bancos y las empresas públicas

Entre magistrados y funcionarios jerárquicos y no jerárquicos, el sueldo promedio en la Justicia es de $ 247.000; en los bancos públicos, de $ 243.000, y en las empresas públicas, de $ 128.000. Sin embargo, en los entes públicos del Poder Ejecutivo que no pertenencen al sector financiero, se manejan remuneraciones en el orden de los $ 261.000.  

Particularmente en el Poder Ejecutivo, el salario del presidente Alberto Fernández fue en diciembre de $ 354.700, mientras el de la vicepesidenta Cristina Kirchner rondó los $ 328.400. Los demás ministros percibieron $ 312.646.

De acuerdo al Indicador Trimestral de Empleo Público (ITEP), el Estado nacional tenía en enero 386.103 trabajadores, casi 3500 empleados más que un año atrás, marcando un sendero alcista con un incremento del 0,8%. De los más de 380.000 empleados reportados, de los cuales 195.000 son personal no civil, que actúa en las fuerzas armadas o las fuerzas federales de seguridad.

La cartera de Trabajo estimaba en 2016 cerca de 3,5 millones de empleos registrados dependientes del sector público en todos sus niveles, sean del Gobierno nacional, las provincias o los municipios.

Los docentes, entre los peor remunerados

Dentro del sector privado, en sectores como pesca, explotación de minas y canteras, Suministro de electricidad, gas y agua, transportes e Intermediación financiera las remuneraciones medias resultan sustancialmente más elevadas que la media del sector privado. En las compañías mineras, el salario promedio es de $ 250.000, y en las proveedores de servicios públicos, es de $ 190.900. En el sector financiero, el haber promedio es de $ 162.500.

En torno al salario docente, a partir de la rama de actividad correspondiente a la "enseñanza", el ministerio de Trabajo aclara que en esta categoría aparecen haberes de maestros y personal auxliar. Los salarios de los educadores, en promedio de $ 47.623, se encuentran entre los más bajos de la economía, aunque ello se deba a que la estadística toma los promedios de las remuneraciones sobre cada relación laboral y dentro del sector es frecuente el pluriempleo. 

La razón de ser de la pregunta elevado al Jefe de Gabinete por el bloque del FIT buscaba comparar los salarios del sector privado y el público y estimar, particularmente, su proporción respecto de la Canasta Básica Total que elabora el Indec. En mayo, una familia tipo necesitó $ 64.445 para no ser pobre. Otra canasta, elaborada por los trabajadores sindicalizados de Indec, indica que una familia tipo necesita casi $ 100.000 para vivir.

"Hay una franja muy importante de familias trabajadoras que hoy no llegan a cubrir ni siquiera la canasta básica, y esto es así porque hay un robo salarial consensuado entre las patronales, las burocracias sindicales y el gobierno nacional", reflexionó Juan Carlos Giordano, diputado nacional por Izquierda Socialista. 

Para explicar la brutal diferencia entre actividades y sectores, el Gobierno elaboró una explicación que atiende a a la edad de los trabajadores, el nivel jerárquico, el nivel educativo, la calificación de las tareas, la modalidad de contratación (que puede ser por tiempo completo o parcial), y la cantidad de horas de trabajo. Los datos, tal como los consigna Trabajo, no toman en cuenta estos factores.

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • JCHA

    Jorge CERNOTTO HILGERT Arg

    14/07/21

    En el empleo público, no se está considerando la gran cantidad de trabajadores que están como monotributistas, con salarios mensuales que no superan los 150.000,00. Serán tal vez otros 300.000 trabajadores. Esto amplía las diferencias entre el mundo privado (el trabajo) y el mundo público (el gasto).

    2
    0
    Responder