Ventana exportadora

Economías regionales piden actualizar el "dólar agro" porque el oficial ya se acerca a $ 300

Bodegueros encabezaron un reclamo ante Bahillo para mejorar el tipo de cambio. Hasta fines de junio entrarían u$s 280 millones de exportaciones de vino, arroz, pesca y otros productos.

En esta noticia

Economías regionales reactivaron la semana pasada pedidos al Gobierno para actualizar el "dólar agro", la ventana exportadora a $ 300 que rige hasta fines de agosto. Las bodegas encabezaron el reclamo ante la Secretaría de Agricultura, pero otros sectores compartieron la inquietud porque, dicen, la aceleración de la devaluación oficial y la suba de las divisas paralelas de fines de abril quitaron fuerza al incentivo.

Las bodegas son las más interesadas en la ventana exportadora. El "dólar agro" nació, como idea, a partir del "dólar malbec", en medio de la difícil coyuntura climática del sector vitivinícola, aunque luego se amplió a decenas de economías regionales. 

Dólar agro: para incrementar el ingreso de divisas, suman más productos de economías regionales

Dólar y reservas: ¿se termina uno de los beneficios clave para el campo?

Hasta la semana pasada, se habían inscripto en el programa exportador unas 29 bodegas, sobre un universo de 800. Según fuentes del sector, unas 400 firmas podrían aprovechar la ventana exportadora, pero la mayoría de las firmas medianas y pequeñas prefiere permanecer lejos del radar de Precios Justos, un requisito fundamental para poder exportar a $ 300 por dólar.

Quiénes aprovechan el dólar agro

En ese contexto, solo las bodegas grandes, como Fecovita o Peñaflor, están comprometidas al dólar agro. Son las que comprometen volumen al mercado interno, en Precios Justos, y también las que tienen espalda para prefinanciar exportaciones. Sucede que el ciclo exportador -entre que se concreta la venta, se envía la mercadería y se cobra- dura, como mínimo, 90 días. Entonces, las bodegas deben traer las divisas cuanto antes para poder aprovechar la ventaja cambiaria. Entonces, solo las que tengan aceitadas relaciones con bancos internacionales pueden aprovecharlo.

Los bodegueros le transmitieron al secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, la necesidad de actualizar el tipo de cambio exportador. Cuando la medida se anunció, comienzos de abril, el tipo de cambio mayorista rondaba los $ 213. Este lunes, la divisa abrió a 242,60. A fines de abril, la corrida cambiaria en las divisas paralelas amplió la brecha y le quitó incentivo a la ventana exportadora. El encarecimiento del dólar oficial posterior, a caballo de una inflación superior al 8% mensual, también.

Agricultura confirmó que hubo pedidos de algunos sectores, pero enfatizó que no tomó ninguna decisión. Los empresarios esperaban el regreso del ministro de Economía, Sergio Massa, de China, para aumentar las gestiones. El ministro había remarcado, a comienzos de abril, que el dólar quedaría fijo en $ 300 para incentivar liquidaciones tempranas.

Poco impacto

El éxito del dólar agro es dispar. La soja y sus derivados aportaron u$s 5110 millones hasta el viernes pasado, según la Bolsa de Comercio de Rosario. La cifra es superior a los u$s 3036 millones del "dólar soja 2", de fines de 2022, aunque inferior a los u$s 7580 millones de la primera edición de la ventana exportadora. Según analistas privados, otras fuentes de divisas serían el girasol, el sorgo y la cebada, que entraron al Programa de Incentivo Exportador a fines de abril, con cupos. El resto, como, la pesca, el maní, el limón y el vino, aportarían volúmenes menores.

Según datos de la Secretaría de Comercio, las economías regionales aportarían unos u$s 280 millones entre fines de abril -cuando comenzó a regir plenamente el dólar para las economías regionales- y fines de junio. El dato surge de las liquidaciones que las empresas ya comprometieron. Buena parte de esa cifra ya se liquidó. En la proyección del mes, quedarían por ingresar poco más de u$s 40 millones. La ventana exportadora continua hasta fines de agosto.

Vino, arroz y pesca, los sectores que aprovecharon la ventana exportadora.

La arrocera Pilagá (Adecoagro) lidera el "ranking" con u$s 50 millones. Le siguen Bodegas Peñaflor (u$s 49 millones) y el acopio Alea (u$s 24 millones. Luego aparecen varias pesqueras, como Iberconsa, Pesquería del Atlántico y Conarpesa.

Hasta el 1° de mes, Comercio recibió 932 pedidos para "dólar agro". La secretaría de Matías Tombolini da el aval, ya que las empresas deben suscribir acuerdos de precios. Aprobó 679 y otras cinco continúan con el trámite abierto. La gran mayoría de los rechazos fueron a compañías que no están inscriptas como exportadores ante AFIP.

La mayoría de los pedidos fueron de pesqueras (140). Le siguen empresas de frutas y hortalizas, con más de 100 inscripciones por sector. También se anotaron unas 45 madereras y unas 40 citrícolas. Casi la mitad de las inscriptas exporta más del 70% de lo que produce.

Temas relacionados
Más noticias de Dólar agro

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.