Estatales

ATE llama a una movilización nacional antes del paro: cuáles son las áreas con más despidos

Las primeras bajas de 2024 en los contratos de los trabajadores y trabajadoras del Estado ya se hacen sentir en la gestión Milei con asambleas en las dependencias públicas. Cuáles son los ministerios donde la motosierra empezó a cortar empleos

En esta noticia

Los primeros despidos de trabajadores y trabajadoras estatales en 2024 por parte de la gestión de Javier Milei calentaron los ánimos en la administración pública nacional. Desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) quieren acelerar los tiempos y convocaron a una jornada nacional de protesta y movilización el 15 de enero, nueve días antes que la CGT concrete su medida de fuerza a la que adhirieron las dos CTAs. 

La decisión se tomó en el marco de una asamblea nacional en la que se debatió la posibilidad de un paro nacional propio en la antesala del 24 de enero. 

"Por aumento salarial y en rechazo a los despidos, vamos a protestar en todo el país. Son las argentinas y argentinos de bien los que están quedando en la calle por decisión de este #Gobierno", encabeza un posteo el secretario general de ATE, Rodolfo Aguiar, en su cuenta en X (exTwitter).

Y añade que la modalidad de la Jornada Nacional de Lucha para el 15 de enero se definirá en cada provincia. A la vez, ratifica la adhesión al paro general del 24 de enero, con la movilización programada hacia el Congreso Nacional.

"Es el propio Gobierno el que está quebrantando la paz social. No sólo por las cesantías sin causa justificada, sino fundamentalmente por poner en riesgo el funcionamiento de numerosos organismos del #Estado. Tenemos que despabilarnos. No podemos naturalizar lo que está pasando", cuestiona el dirigente gremial. A la vez que acusa al gobierno de Milei de proponer "un volantazo hacia el Siglo XIX para dejarnos sin derechos". 

Desde ATE, aseguran que la medida de fuerza no sólo es en respuesta a los despidos, para exigir la reincorporación de las y los trabajadores "sino que debe servir para empezar a hablar de lo que el Gobierno no quiere, que es la necesidad de una inmediata recomposición salarial. Se ha decidido un congelamiento de los ingresos y el porcentaje de estatales bajo la línea de pobreza aumenta aceleradamente".

De este modo, llaman a interpelar a los diputados y senadores nacionales en todas las provincias, en línea con lo resuelto en el congreso confederal de la CGT.  Y redoblan la apuesta con una medida que puede traer polémica: "Si es necesario, hasta en sus domicilios. Les tenemos que hacer poner la cara porque muchos cuando vuelven a sus distritos se olvidan de lo que votaron en Buenos Aires".

Asimismo, ponen el foco sobre "el silencio de los jueces ante medidas que en todos los casos son inconstitucionales y resultarán inaplicables. La Justicia tiene que dejar de esperar instrucciones de la Casa Rosada y actuar con la celeridad que el pueblo requiere". 

En un cálculo informal de los gremios estiman que las y los trabajadores despidos por el Estado Nacional en las primeras horas de 2024 ya ronda el millar.  Por eso organizaron, desde temprano, diversas asambleas en las sedes de los ministerios y secretarias afectadas. Los delegados consultados por El Cronista creen que los tiempos fijados por la CGT no corren a la misma velocidad que las necesidades que se viven en la administración pública frente a un ajuste que ya se empieza a hacer sentir, acorde a lo anunciado por la Casa Rosada.

En su conferencia de media mañana, el vocero presidencial, Manuel Adorni, afirmó que el Gobierno nacional no produjo "bajas" de personal en el Estado sino que decidió "no renovar" los contratos de los trabajadores que ingresaron a la administración pública en 2023. "No fueron bajas. Fueron no renovaciones de contratados que tenían alta en 2023 y vencían a fin de año", apuntó Adorni, ante la consulta de Télam.

La semana pasada, el Gobierno publicó el decreto 84/2023, por el cual se dispuso la no renovación de los contratos que habían sido firmados luego del 1 de enero de 2023. Asimismo, el artículo 2 fija excepciones en el caso de cupos regulados por ley u otro tipo de protecciones especiales; personal que haya estado prestando tareas con fecha previa al 1° de enero de 2023 y haya cambiado su modalidad de contratación y personal que el titular de cada jurisdicción evalúe que resulte indispensable.

Cuáles son los ministerios y áreas con más despidos en 2024

La mayor poda de puestos de trabajo hasta el momento, siempre acorde al recuento informal de los gremios, tuvo lugar en la Secretaría de Cultura, unos 200 lugares. Le siguen los contratos de Producción, con 180 ceses; la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF), con 160; y los exministerios de Trabajo -ahora reconvertido en secretaría-, el Ministerio de Hacienda y el de Justicia, con 100 bajas en cada uno de ellos.

Por debajo de los tres dígitos, figuran otras dependencias nacionales como el Instituto de Obra Social de las Fuerzas Armadas (IOSFA), donde se rescindieron 79 lugares; Agricultura y el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), con otros 30 lugares dados de baja en cada una de ellas; el ENACOM, con 16 despidos y el área de Agricultura Familiar, que registró 13 rescisiones

Todos estos números no son finales. Incluso advierten que puede haber casos que no se estén contabilizando. La conducción nacional de ATE fue recorriendo, durante el día, los distintos lugares con el objetivo de tomar conocimiento de la situación en cada lugar con miras a la reunión de su conducción nacional por la tarde en el hotel Héctor Quagliaro.

En el Ministerio de Economía, hubo asamblea en las puertas, sobre la explanada. También en Radio Nacional se programaba un encuentro con los delegados. En la secretaría de Trabajo, los trabajadores y trabajadoras se convocaron en las puertas para contener a quienes rebotaban en los molinetes.

"La insensibilidad de este gobierno es absoluta. Dejan a miles de familias en la calle. Son empresarios que no tienen ni idea sobre las verdaderas necesidades de la gente y violentan todas las normas. Las cesantías sin causa justificada comenzarán a afectar el normal funcionamiento de todos los organismos desde las primeras horas del 2024", tuiteó en la noche del lunes 1 de enero Rodolfo Aguiar, secretario general de ATE Nacional.

Hoy se convocaron para evaluar el impacto de los primeros despidos ordenados por el nuevo Gobierno en lo que va de 2024. Será a las 16 en la sede del hotel del gremio, en la calle Moreno. La moción que empujan los dirigentes nacionales es llamar a un paro nacional de estatales para la próxima semana. 

Otra incógnita son las paritarias. Oficialmente, el gobierno de Milei convocó a los gremios de ATE y UPCN a una primera reunión el mismo día de la marcha a los Tribunales aunque no presentó propuesta alguna. Quedaron en presentar una propuesta, frente al pedido de recomposición, durante la primera quincena de enero.

En las provincias, el impacto de la motosierra ya se hace sentir. El fin de semana, el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, anticipó a los estatales que no hay fondos para aumentar los salarios. También el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, dijo hoy que las remuneraciones están congeladas hasta tanto se pueda recomponer el flujo de recursos desde Nación.  

La CGT llama a un paro pero busca negociar

Pese a la convocatoria al paro para el 24 de enero, la CGT no rompe el diálogo con el Gobierno y hasta apuesta por torcer parte de las reformas contenidas en el mega DNU y la Ley Ómnibus en el transcurso de las próximas semanas. Desde una parte de la administración de Javier Milei, también procuran mantener abiertos los canales de diálogo, aunque otros referentes del oficialismo se muestren más escépticos sobre una negociación con los jefes sindicales y hasta provoquen para quebrarla. 

El último fin de semana hubo un duro cruce entre uno de los cosecretarios generales de la CGT, Héctor Daer, y Federico Sturzenegger, alma mater de la reforma integral que lleva adelante el gobierno de Javier Milei. El economista y extitular del Banco Central en la época de Juntos publicó una nota titulada "La revolución de la libertad" en el diario PERFIL en el que fundamentó el proceso de reformas que arrancó con el mega DNU, continuó con la Ley Ómnibus y proseguirá con la derogación de otras "150 leyes absurdas u obsoletas", a su entender.

En uno de sus primeros párrafos, donde arremete contra los privilegios de las castas, cuestionó en duros términos a quienes critican la necesidad y urgencia de las reformas, entre ellos, el sindicalismo: "Solo la necesidad de eludir el debate puede motivar a la CGT, que negoció sin remilgos con dictaduras, a marchar a la Corte Suprema por una supuesta violación de la legalidad de un instrumento constitucional".

En respuesta, Daer lo acusó de ser un "reaccionario que sueña con un país de esclavos" y puntualizó que había cruzado "todos los límites" al señalar que la central negociaba con la dictadura. "Los militares vinieron a mi casa secuestraron a mi hermano que aún tiene las marcas de la tortura", le retrucó Daer en su cuenta de X. Y remarcó: "Vos a la dictadura la conociste por los diarios, en ese momento jugabas a las figuritas".

Luego la CGT emitió un comunicado demandándole a Sturzenegger que se retracte.

Desde los gremios entienden que la crítica de Sturzenegger dista de ser casual, mucho menos el timing para su columna: habla de diferencias dentro del Gobierno respecto a cómo posicionarse frente a quienes se oponen las reformas que pretende lograr la gestión Milei.  

Mientras que los interlocutores más políticos del oficialismo se muestran flexibles a conceder determinados cambios -entre ellos al paquete laboral- con el fin de garantizarse el aval legislativo a otras normas, los alfiles más técnicos de la Rosada se inclinan por un juego de suma cero y se envalentonan con una estrategia de "todo o nada".

Temas como los cambios en las obras sociales o los plazos y montos previstos en la indemnización que el decreto contempla que podrían modificarse si Milei encuentra predisposición de los gremios para avanzar con la reforma laboral que se propone por DNU, dejaron trascender a fines de la semana pasada algunos voceros del Gobierno. En la CGT también ponen el foco sobre la movilidad jubilatoria y la lista de empresas a privatizar.

"Hoy es a todo o nada pero siempre hay espacio para el diálogo y no nos cerramos a eventuales acuerdos", dijo una fuente calificada del oficialismo al analizar el escenario de enfrentamiento con la CGT. Los jefes sindicales de la central reclaman la conformación de una mesa en la que sienten también a empresarios y Estado para consensuar los cambios que pretenden realizar los libertarios.

En su conferencia, Adorni indicó que "los canales de diálogo están abiertos de manera permanente" pero a la vez indicó que no hay posibilidades de negociar puntos de las leyes que desde el Gobierno entiende como claves para reformar el sistema. "No entiendo esto de negociar para ir para atrás", remarcó.

Del lado de los trabajadores, también hay quienes entienden que hay margen de negociación y por eso el cronograma de cuatro semanas para la ejecución del primer paro nacional el 24 de enero. En el medio, el Congreso Confederal de la última semana convocó a un encuentro con las regionales de la CGT el 10 de enero, donde se ratificará la convocatoria al paro en caso de no haber novedades. Es, a todas luces, un primer deadline para las conversaciones con el Gobierno.

También en la CGT y fuera de la central, en la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) y las dos CTAs, hay quienes consideran que los tiempos se estiran demasiado. Pero celebran que contra los pronósticos que se habían discutido en la reunión del Consejo Directivo en la sede de la UOCRA la semana previa, y que hablaban de una escalada gradual con una posible medida de fuerza para fines de febrero, los tiempos se hayan adelantado.

Temas relacionados
Más noticias de despidos

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • AJC

    Alfredo José Chahin

    02/01/24

    Los representantes de los trabajadores que no trabajan, ¿solicitan aumentos de salarios,,,,,.....?

    1
    1
    Responder
  • AJC

    Alfredo José Chahin

    02/01/24

    Los representantes de los "trabajadores que no trabajan" ¡¡reclaman!! ¿es una joda para la TV...?

    1
    1
    Responder
  • LR

    Luis Rodríguez

    02/01/24

    Todos demandan, todos juntos a la vez. Pareciera que la caja se cortó. Y los que estuvieron viviendo a costa del Estado (o sea todos nosotros, pobres contribuyentes), al perder esos beneficios, están desesperados... Vean lo que pasa en San Luis. Despilfarro por todos lados. Vean lo que pasó en Santa Cruz, casi el 80 % de los que trabajan son empleados públicos, o tienen planes sociales. No hay país que soporte esto... Excepto, que se siga imprimiendo papeles que no sirven para nada

    3
    2
    Responder