Desesperados: intendentes del Conurbano piden a Alberto Fernández "máximos esfuerzos" contra la inflación

Los jefes comunales del oficialismo se autoconvocaron de urgencia. reclaman que el Gobierno nacional y el de Kicillof creen mesas de trabajo y los convoquen para hacer "lo que sea necesario". La vuelta de los controles y más sanciones, en carpeta.

Cuando se aguarda la convocatoria del presidente Alberto Fernández a una mesa multisectorial para lograr un acuerdo para atacar la escalada de los precios, los intendentes oficialistas del Conurbano lanzaron un desesperado llamado al Gobierno nacional para mancomunar esfuerzos y lograr algún alivio ante la ingente inflación.

Los jefes comunales que militan en el Frente de Todos y conducen municipios de la primera y la tercera sección electoral, donde el peronismo tiene una amplia base de sustento, se reunieron en la noche del martes en en Club Huracán de San Justo, de La Matanza, para intercambiar impresiones sobre el impacto que la suba de los precios está teniendo entre sus vecinos. Las señales de alarma ya están encendidas: de acuerdo a consultoras privadas, la inflación de alimentos en el Gran Buenos Aires podría acumular al cierre del primer trimestre un 22%.

La veintena de intendentes convocados determinó emitir un documento en el que advirtieron su "preocupación por la suba de los precios" y el recurrente problema de la inseguridad. Por eso pidieron al gobierno provincial de Axel Kicillof y a la Nación que convoque a una mesa de trabajo "para enfrentar este problema que tanta angustia genera".

Los caciques no se anduvieron con vueltas. "Le pedimos al presidente Alberto Fernández -escribieron- los máximos esfuerzos para garantizar la mesa de las familias argentinas"

Intendentes del PJ se reunieron de urgencia en La Matanza. Hacía dos años que no se daba una cita similar.

¿regresan los controles?

Cuando el Gobierno nacional alista un anucio de una canasta de productos regulados en comercios de cercanía, cuya dispersión haría difícil más tarde su monitoreo y efectivo cumplimiento, los intendentes frentetodistas dejaron entrever que están "a disposición para ayudar en lo que sea necesario".

En los momentos más álgidos del confinamiento dictado por la pandemia de coronavirus, la Casa Rosada autorizó a los intendentes a ejercer como fuerza auxiliar para controlar e incluso reportar a los comercios que no respetaban los Precios Máximos. 

Ahora, los intendentes piden un esquema similar, y una convocatoria a una mesa de trabajo con el Gobierno nacional y provincial para tomar acciones y castigar a los que aumentan injustificadamente.

"Cada dos o tres semanas los tipos que bajan mercadería meten un aumento. Hay que tomar acciones rápidas para frenar estas subidas, y luego empezar a bajar", graficó un interlocutor que tuvo acceso a las deliberaciones de los jefes comunales. 

"Los intendentes están esperando que Alberto y Cristina se reúnan, y los convoquen para resolver el quilombo que hay con los precios", sostuvo otra persona involucrada en las deliberaciones.

La convocatoria contó con la vicegobernadora Verónica Magario; el jefe de gabinete bonaerense, Martín Insaurralde, y el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos de la Provincia, Leonardo Nardini. Entre los intendentes, se contaron Fernando Espinoza (La Matanza), Juan Fabiani (Almirante Brown), Alejo Chornobroff (Avellaneda), Juan José Mussi (Berazategui), Fabián Cagliardi (Berisso), Marisa Fassi (Cañuelas), Carlos Ramil (Escobar), Andrés Watson (Florencio Varela), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Marina Lesci (Lomas de Zamora), Juan Ustarroz (Mercedes), Gastón Granados (Ezeiza), Karina Menéndez (Merlo), Federico Achával (Pilar), Mayra Mendoza (Quilmes) y Nicolás Mantegazza (San Vicente).

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios