Interna oficial

FMI: Cristina Kirchner rechaza el ritmo de reducción del déficit que acordó Martín Guzmán y teme un revés en 2023

La Vicepresidenta optó por el silencio tras el entendimiento con el Fondo Monetario. Acusa al ministro de practicar un ajuste porque intuye que provocaría otra derrota en las urnas. Se pone en marcha un "Operativo Unidad" para el tratamiento parlamentario.

Cristina Fernández de Kirchner calla, pero no otorga. La Vicepresidenta mantiene el silencio al respecto del entendimiento anunciado por el presidente Alberto Fernández en la mañana del viernes, a las pocas horas de haber regresado ella y su comitiva de Honduras, donde tuvo un baño de multitudes de mano de la militancia progresista de la flamante jefa de Estado de aquella nación centroamericana, Xiomara Castro, y que la ven como una celebridad.

FMI: Cristina Kirchner todavía no habló y en la Casa Rosada minimizan ese gesto

La dos veces Presidenta tiene decidido por ahora mantenerse al margen de la polémica -entiéndase como guerra verbal- que por estas horas agrieta al Frente de Todos, entre los defensores a ultranza del acuerdo, como último remedio, y los que agitan la idea de un pacto entreguista y que asegura impunidad a los actores del programa stand by suscrito en 2018.

A pesar del esfuerzo del representante argentino ante el Fondo, Sergio Chodos, por exhibir una coordinación entre el ministerio de Economía y el despacho del Senado a la hora de pulir las condiciones del preacuerdo y su anuncio, la vicepresidenta sigue empecinada en rechazar el sendero de reducción del déficit fiscal acordado que avaló Martín Guzmán.

Según la información preliminar que diera a conocer el titular del Palacio de Hacienda, el Ejecutivo asumirá el compromiso ante el Fondo de reducir gradualmente el déficit fiscal primario, que deberá ser del 2,5% del PBI en 2022, 1,9% en 2023, y 0,9% en 2024. Pero ese gradualismo no convence a Cristina.

En Honduras, Cristina coincide con la vice de los Estados Unidos y agita la interna oficial por el acuerdo con el Fondo

Mirando con perspectiva electoral, CFK estima que el sendero de reducción del gasto es demasiado rápido para ser tolerado por una sociedad golpeada en sus ingresos desde el cuatrienio 2015-2019. Algunos economistas han acercado al Instituto Patria estimaciones que la llevaron  a hablar en septiembre -a los pocos días de la derrota en las PASO- de "una política de ajuste fiscal equivocada que estaba impactando negativamente en la actividad económica y, por lo tanto, en el conjunto de la sociedad y que, indudablemente, esto iba a tener consecuencias electorales". La vicepresidenta teme un revival en 2023.

El binomio Fernández, la última vez que se mostró en público, en noviembre pasado.

Que la sangre no llegue al río

Con todo, algunos caciques de las tribus frentetodistas ya están en marcha hacia los otros tolderíos para firmar una tregua y sellar la paz. Pese al disgusto que evidencian algunos y ocultan otros, la sociedad política estaría arruinada si el entendimiento con el principal acreedor soberano trastabilla en el Congreso.  

¿Será el acuerdo finalmente aprobado cuando llegue al recinto? Todavía es temprano para decirlo, en boca de varios protagonistas del álgido debate político de estas horas. Sin embargo, varias voces advierten que la bancada que conduce Máximo Kirchner no puede darse el lujo de perder otra contienda, como sucedió con el Presupuesto 2022. 

El banquero Carlos Heller, presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, es uno de tantos que intentan sanar las heridas y llamar a la reflexión a camporistas y militantes que están más a la izquierda en el espectro oficialista. Un testigo de estas reconvenciones fue tajante: "Si el acuerdo no pasa el filtro del Congreso, nos tenemor que ir a casa".

También Sergio Massa tendrá que tomar cartas en el asunto. El presidente de la Cámara Baja intervino con antiguos allegados de Wall Street y en el Partido Demócrata para destrabar la negociación, y el cristinismo le reconoce a él y al embajador en Washington, Jorge Argüello, el mérito que le restan a Guzmán.

El silencioso rol de Massa en el acuerdo con el Fondo en cinco frentes clave  

Aunque sea temprano para decirlo, el acuerdo aceleró discusiones sobre las municiones con las que continuar la gestión de aquí al 2023. Y, también, la disputa por el poder. Con la "gran PASO desde el último concejal al Presidente", una terna de presidenciables toma fuerza como forma de contener a las distintas vertientes del oficialismo. Hoy no es momento de afilar los cuchillos. Pero en 2023, la sangre tal vez llegue al río,

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios