Quita de fondos

Coparticipación: CABA irá a la audiencia ante la Corte, pero abre el diálogo político

Rodríguez Larreta finalmente no pospondrá la audiencia convocada por el máximo tribunal, al tiempo que se sentará a hablar con la Nación por fuera de los llamados judiciales.

Aunque en un principio evaluaron pedir posponerla, finalmente el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires acudirá este miércoles a la audiencia convocada por la Corte Suprema en el marco del pedido de inconstitucionalidad elevado el año pasado contra la Nación por la reducción de los fondos de la coparticipación.   

De manera sorpresiva, porque ya había rechazado meses atrás otra, el pasado jueves Horacio Rodríguez Larreta aceptó la convocatoria que le habían cursado el Ministro de Economía, Martín Guzmán, y el de Interior Eduardo "Wado" De Pedro para, en términos esgrimidos por los funcionarios, "acordar criterios comunes en el proceso de traspaso de la Policía, tal como fija la ley de diciembre de 2020, aprobada por el Congreso a propuesta del Ejecutivo".

La semana pasada la ciudad dejó trascender que al haber aceptado la convocatoria pedirían a la Corte Suprema que posponga la audiencia convocada para el 12 de mayo. La primera audiencia había sido el 21 de abril para que las partes expusieran sus argumentos; sin soluciones a la vista, el máximo tribunal los volvió a convocar.

Fuentes porteñas confirmaron a El Cronista que finalmente el Gobierno porteño acudirá a la reunión para informar a la Corte Suprema sobre el encuentro que llevarán a cabo las partes el 18 de mayo. Además, dejarán en claro que se aceptó la invitación en el marco del diálogo que abrió el máximo tribunal y no en el que dispone la ley sancionada a fin de año que formaliza el traspaso de la Seguridad al ámbito porteño. Hacerlo en estos últimos términos sería contradecir el pedido de inconstitucionalidad que se dirime en la Justicia.

Una solución al conflicto por la quita de coparticipación que provenga de la política y no de un fallo de la Corte Suprema se presenta hoy como la resolución menos tensa para todas las partes.

Larreta aceptó sentarse con Nación para negociar la coparticipación

El conflicto por la coparticipación de la ciudad rompió la armonía que habían construído Rodríguez Larreta y Fernández en el marco del trabajo conjunto durante la pandemia. El Jefe de Gobierno sostiene que más allá del tema continuará trabajando con la Nación todo lo referido a la crisis del Covid-19.

Por la quita la Ciudad estima que dejará de recibir en 2021 $ 65.000 millones, una cifra que compensa, entre otros, con la implementación de tres medidas fiscales: eliminación de la exención al Impuesto sobre los Ingresos Brutos a las LELIQs y a las operaciones de pases ($ 1.392 millones), y la aplicación del impuesto a los Sellos a las tarjetas de crédito.

Las tensiones por "la copa" se remontan al inicio del gobierno de Mauricio Macri cuando lo percibido por la Ciudad de Buenos Aires pasó de 1,4% a 3,7%, luego reducido a 3,5%, para cubrir los gastos de la Seguridad. A principios de 2020, con Alberto Fernández ya en la presidencia, los equipos técnicos de ambas jurisdicciones comenzaron el diálogo para reacomodar los puntos porcentuales que desde Nación consideran excesivos y no justificados. La pandemia obligó a postergar las conversaciones.

En septiembre, con una revuelta de policías bonaerenses frente a la Residencia de Olivos, Fernández firmó un decreto a través del cual redujo del 3,5% al 2,3% la coparticipación de Ciudad. El recorte se justificó en que era necesario derivar esos fondos a la Provincia para que atienda cuestiones de seguridad y que había sido incorrecto el aumento que le había realizado Macri. Horacio Rodríguez Larreta recurrió a la Corte Suprema para declarar la inconstitucionalidad.

A fin de año el Congreso aprobó la ley 27.606 que selló el traspaso de la Seguridad al ámbito porteño, estableció que se debía abrir una mesa de negociaciones entre Nación y Ciudad para fijar la suma que recibiría el Gobierno porteño y, en el mientras tanto, se determinó que se traspasarían $ 24.500 millones para 2021. Ese número dejaría a la coparticipación porteña en 1,4%, los mismos puntos que percibía cuando Macri llegó al Gobierno. Rodríguez Larreta ya había avisado que era insuficiente y amplió el pedido de inconstitucionalidad ante el máximo tribunal.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios