Carnes: unánime rechazo de la cadena de valor al cierre de exportaciones

Cuestionan el impacto sobre la generación de empleo en el sector y la ineficacia de la medida para combatir la inflación, además de que denuncian que se incumplen normas de la OMC.

La Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA) y la Cámara Argentina de Feedlot sumaron hoy sus voces de rechazo al cierre de exportaciones de carnes por 30 días.

Son dos eslabones clave en el proceso de producción y comercialización de animales, a los que hay que agregar a la producción en la fase de cría, representados por las cuatro entidades que integran la Mesa de Enlace, los consignatarios que participan en los remates y el Mercado de Hacienda de Liniers. 

Mesa de Enlace: "Las medidas que se están tomando son muy similares a la 125"

Desde la Cámara Argentina de Feedlot, que realizan el engorde a corral o lo que en la jerga se conoce como "terminación del animal", manifestaron su "total rechazo" a cualquier medida que limite o prohíba las exportaciones. 

En un comunicado la entidad considera a las medidas como "inapropiadas, arbitrarias, extemporáneas y contrarias al trabajo conjunto público privado", que persigue la creación de empleo, el agregado de valor agroindustrial y la generación de divisas. 

Por su parte, la CICCRA aseguró que "se opone terminantemente al cierre de exportaciones de carne vacuna resuelto por el gobierno en la tarde de ayer". 

Daniel Pelegrina: "La falta de señales claras hace mal a la economía y no alienta la inversión"

Y apuntó que la medida "carga de responsabilidad por la inflación a un sector que no es formador de precios, ni responsable de la suba constante de los mismos". Más bien, es "una víctima más, como el resto de los sectores económicos del país y, sobre todo, los consumidores", subrayó.

También se alzaron voces en contra del cierre de los mercados externos desde la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA), que consideró una "política equivocada, antiproductiva e ineficaz" prohibir las exportaciones de carne.

En ese sentido, Fernando Landa, presidente de la Comisión de Internacionales de la entidad, se centró en el costo reputacional de incumplir los compromisos asumidos e incluso la violación de normas a las que el país adhiere.

Recordó los acuerdos del GATT de 1994 y la Organización Mundial de Comercio, que en estos casos requieren de un proceso previo de notificación a los países importadores y que el país exportador "tenga en cuenta la afectación de los miembros importadores, permitiendo consulta de los mismos". Claramente, un paso que aquí no se cumplió.

Además, la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra), consideró "absolutamente extemporánea" una decisión como ésta, "anunciada de manera intempestiva, a una semana de haber anunciado un programa de precios y a días del inicio de un sistema de Declaraciones Juradas de Exportación.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios