EL FUTURO ECONÓMICO

Cómo es el plan de $ 40.000 millones de Sergio Massa para cuidar los dólares y contener precios

El ministro de Economía anunciará hoy un programa de subsidios para el campo, que atraviesa una importante sequía desde hace varios meses. El temor oficial por el menor ingreso de dólares.

La problemática de la sequía se agrava día a día y el Gobierno intenta apagar dos fuegos al mismo tiempo. Por un lado, saldrá a ofrecer un subsidio no reembolsable a pequeños y medianos productores de soja y maíz para que equilibren su situación financiera en un momento delicado como el actual.

¿Los alimentos subirán más que la inflación? Qué dicen los oscuros pronósticos de tres cifras

Pero por el otro, lo que se analiza desde la Secretaría de Agricultura, que conduce Juan José Bahillo, es el efecto que esto tendrá sobre la próxima cosecha, es decir cómo impactará en la entrada de dólares al país, ya que si se resiente la superficie a cosechar, o la situación financiera del campo, también se resentirá la cantidad de granos a exportar.

El equipo económico tiene muy en claro que la lluvia de divisas que cayó sobre la Argentina durante septiembre -de la mano del dólar soja- no se volverá a repetir, y ahora el objetivo pasa por no se escape la posibilidad de dejar de sumar ni un solo dólar.

Este martes al mediodía, en un acto en la localidad de Las Heras, el ministro de Economía, Sergio Massa, anunciará las medidas con las que intentará que reforzar la posibilidad de que ingresen a las reservas del Banco Central la mayor cantidad de dólares posibles.

La iniciativa oficial abarca a los pequeños y medianos productores de soja y maíz, que serán beneficiados con un subsidio no reembolsable, que según los cálculos oficiales demandarán al Estado un aporte global cercano a los $ 40.000 millones.

Sequía y producción

Ese subsidio equivaldrá al 40% de lo que cada productor invierta en semillas y fertilizantes, que en el caso de los sojeros se estima en un monto que ronda los $ 20.000 por hectárea trabajada, en tanto que en el caso de los productores de maíz llega a los $ 45.000 por hectárea.

Todo esto, además, tiene otra lectura. La sequía generará una menor producción de granos y esto pegará fuerte en las posibilidades de mejorar el caudal exportador, pero además podría desencadenar una baja en la disponibilidad de estos productos para abastecer el mercado local.

El efecto no deseado de esto sería un posible incremento en los precios debido a la menor oferta de granos, justamente algo que el Gobierno viene evitando hace tiempo tanto en este segmento como en el de las carnes, y por lo que fue implementando diferentes cepos a las exportaciones.

Dentro de este contexto, ayer por la tarde Bahillo mantuvo un encuentro con los integrantes de la Mesa de Enlace. El encuentro fue pautado justamente para interiorizar a los representantes del agro sobre las nuevas medidas, una política que Massa y Bahillo vienen llevando adelante desde hace tiempo, con la consigna de informar al sector antes de oficializar las novedades.

Trigo, dólares y precios: el Gobierno prepara medidas para el campo y emergencia agropecuaria

Para los productores la idea del subsidio no es mala, aunque tampoco suficiente. En este caso no insistieron con un cambio en el esquema de las retenciones, aunque sí vuelve a salir a flote el pedido del agro por no pagar Ganancias ya que, indican, les achicará todavía más la rentabilidad del año.

Todo esto no quita que en algunas provincias ya se esté analizando la posibilidad de declarar la emergencia agropecuaria, y de hecho algunos gobernadores ya anticiparon al Gobierno que irán por ese camino, aunque por el momento ninguno de ellos anunció formalmente que se tomará una medida de este tipo.

Esto no le quitará a los productores de esas provincias la posibilidad de acceder a los beneficios que lanzará esta tarde Sergio Massa.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.