Faltantes de nafta

Mientras negocia aumentos con las petroleras, el Gobierno postergó la suba del impuesto sobre los combustibles

En busca de contener el precio de los combustibles que volverán a los surtidores con aumentos por parte de las empresas, las cuales este miércoles se sentarán a negociar con Sergio Massa, se atrasaron nuevamente las subas sobre los impuestos a la nafta y el gasoil.

En el marco de faltantes de nafta en todo el país desde el fin de semana, el Gobierno definió no aumentar el impuesto por suma fija que cobra sobre los combustibles en busca de "asegurar una necesaria estabilización y una adecuada evolución de los precios".

Se trata de un nuevo atraso en los aumentos trimestrales que corresponden al Impuesto sobre los Combustibles Líquidos (ICL) y el Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC), los cuales deberían actualizarse en base al Índice de Precios al Consumidor (IPC-inflación) en los meses de enero, abril, julio y octubre.

 Tras la publicación del decreto que oficializó la medida, el ministro de Economía y candidato oficialista dentro del próximo balotaje, Sergio Massa, anunció esta en conferencia de prensa: "Cada vez que tengamos que plantear firmeza para que no haya abusos en el mercado local, lo vamos a hacer".  

La definición se toma en un contexto en el que Massa intenta controlar una crisis que explotó una semana después de los comicios y que vuelve a poner el foco sobre la delicada situación económica de la Argentina.

El domingo, el ministro amenazó a las refinadoras para que normalicen el servicio -"o no sale un barco más [de exportación]"- y criticó "maniobras especulativas" y retención de stocks para forzar aumentos de precios sobre los valores congelados de las naftas, los cuales contrastan con el valor del barril de petróleo en el exterior.

 El Gobierno definió no aumentar el impuesto que cobra sobre los combustibles.

 El martes la situación en las estaciones de servicio se comenzó a normalizar y se espera que este miércoles la provisión ya funcione de forma más aceitada, aunque, tal como adelantó El Cronista, con posibles aumentos de entre el 5% y hasta el 10% en nafta y gasoil, monto que negociará Massa en una reunión con las petroleras esta jornada para resolver los faltantes.  

Así, ante un nuevo aumento en los surtidores por parte de las empresas, el Gobierno definió atrasar la corrección tarifaria del ICL y el IDC -actualizados por suma fija- para atenuar la suba de precios de las naftas y el gasoil pese a la pérdida millonaria por la recaudación de unos u$s 250 millones por mes.

El Gobierno atrasa la suba de los impuestos sobre los combustibles

A través del Decreto 567/2023 publicado este miércoles en el Boletín Oficial bajo las firmas del presidente Alberto Fernández, su jefe de Gabinete Agustín Rossi y el mismo Sergio Massa, se postergaron nuevamente las subas impositivas sobre el Impuesto sobre los Combustibles Líquidos (ICL) y el Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC).

A pocas semanas de la segunda vuelta electoral en la que competirá el ministro de Economía contra el liberal Javier Milei y en el marco de una crisis por faltantes de combustibles, se definió esta medida en busca de reducir el impacto directo sobre los precios de los surtidores.

Esto mismo explica el decreto en sus considerandos: "Tratándose de impuestos al consumo, y dado que la demanda de los combustibles líquidos es altamente inelástica, las variaciones en los impuestos se trasladan en forma prácticamente directa a los precios finales de los combustibles".

De esta forma, en busca de bajar la inflación mensual de los dos dígitos que viene marcando desde agosto, el Gobierno apunta a reducir el impacto de la suba de combustibles que necesariamente se negociará con petroleras este miércoles al postergar nuevamente el aumento del elemento impositivo.

"Resulta razonable, para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil, postergar hasta el 1° de febrero del año 2024 los efectos de los incrementos en los montos de los impuestos", señala entonces la medida publicada esta jornada.

El Gobierno definió no aumentar el impuesto por suma fija que cobra sobre los combustibles.

Se trata del noveno atraso impositivo sobre los combustibles desde mediados del 2021: así lo señala el tributarista Sebastián Domínguez, CEO de SDC Asesores Tributarios, quién repasa que "no se han aplicado las actualizaciones del impuesto fijo que correspondían al tercer y cuarto trimestres calendario del año 2021 y al primer, segundo, tercer y cuarto trimestres del año 2022 y al primer y segundo trimestre de 2023".

Por ende, "en los últimos años solamente se practicó el ajuste del primer y segundo trimestre de 2021 y fue del 25,32% a partir de octubre de 2022". Esto le supone al Estado una fuerte merma en sus ingresos en busca de mantener al precio de las naftas muy por debajo de la inflación.

En caso de que se hubiese aplicado todo el aumento potencial acumulado por los atrasos en esta oportunidad, a partir de este miércoles 1° de noviembre ya debería correr una corrección impositiva del 223,48% y que, en el desagregado del valor final, supondría una suba de $ 61,8 por litro en las naftas hasta 92 RON, de más de 92 RON y virgen, según explica el especialista.

Temas relacionados
Más noticias de nafta

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • RG

    Roberto Garcia

    01/11/23

    Contiene el "MASSAzo" de impuestos mientras nos quiere hacer creer que es un gran estadista bueno, que piensa en el pueblo. Hipócrita atorrante!

    0
    0
    Responder