Naftas: postergan hasta mediados de octubre un aumento del impuesto a los combustibles

El Gobierno prorrogó por 15 días el alza de impuestos internos a los combustibles y difirió una parte. El viernes 16 podría aumentar al menos un 1,9% la nafta súper en Capital.

El Gobierno decidió prorrogar por 15 días una parte del aumento de dos impuestos internos a los combustibles que correspondía aplicar este jueves 1° de octubre.

De esta forma, a partir del viernes 16 las naftas tendrán $ 1,11 más por litros de impuestos, que para el caso de la nafta súper de YPF en la Ciudad de Buenos Aires representaría un 1,9% extra y podría ser trasladado a los precios al público dentro de dos semanas, junto a otra suba del producto en sí mismo.

En caso contrario, las refinadoras como YPF, Pan American Energy (PAE, que comercializa los combustibles como Axion), Raízen (licenciataria de la marca Shell) y Trafigura (que opera Puma Energy) deberían absorber este incremento impositivo, con un costo para sus finanzas.

De acuerdo al artículo 6° del decreto 488/2020 (norma que había fijado un precio sostén para la comercialización de petróleo crudo en el mercado interno o "barril criollo"), el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y el Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC) tendrían que haberse actualizado este 1° de octubre de acuerdo con la inflación acumulada en el primer semestre de este año (entre enero y junio de 2020), que llegó a 13,6%.

No obstante, con el decreto publicado hoy, se autorizó la actualización para este mes por la inflación del primer trimestre (7,8%) y se difirió el resto hasta el 1° de diciembre.

En el último mes del año, se ajustará por la inflación del segundo y el tercer trimestre (entre abril y septiembre).

Con el viejo esquema, en el caso de YPF, la nafta súper en la Ciudad de Buenos Aires debió haberse actualizado un 3,3%, mientras que el gasoil grado 2 podría haber tenido un alza de 2,3%, de acuerdo a los cálculos que hizo la semana pasada la consultora Energy Consilium, que conduce el ex ministro de Energía Juan José Aranguren.

Cuanto más alto es el precio del combustible, menor es el impacto de este aumento de impuestos que tienen que absorber las refinadoras.

Si se hubiera seguido ese esquema, el Tesoro Nacional podría haber recaudado unos $ 2300 millones por mes hasta fin de año, casi $ 7000 millones en total.

El impacto será menor. Hoy las naftas tienen un ICL de $ 15,277 por litro y un IDC de $ 0,936. Como se mezclan en 12% con bioetanol, un biocombustible que está desgravado de estos tributos, el subtotal de los impuestos internos es de $ 14,267, que representan el 24% del precio de la nafta súper de YPF en la Capital Federal ($ 59,49).

El porcentaje que se actualiza es del 7,8%. Así, el subtotal de impuestos internos a los naftas trepará a mitad de mes $ 1,94 por litro hasta los $ 15,38, o un 25,9% de la nafta súper de la petrolera estatal a los precios actuales

La petrolera estatal reportó pérdidas en el primer semestre por u$s 1382 millones, de los cuales unos u$s 532 millones correspondieron al déficit operativo y u$s 850 millones a un ajuste contable (impairment).

El plan del CEO de la firma estatal, Sergio Affronti, es bajar los costos un 30% y ajustar hasta fin de año los precios de los combustibles en un porcentaje que no hizo público, pero que podría ser de entre 5% y 8%, que sería el atraso de los precios en relación a la paridad de importación (import parity), de acuerdo a lo que explican en sus competidoras privadas.

Es posible que el viernes 16, además del aumento de los impuestos, YPF decida otra suba de los productos en sí (los combustibles) para recomponer sus finanzas.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios