Zoom editorial

Una cobertura extrema, el dólar y el síndrome del día después de las PASO

La búsqueda de cobertura financiera es masiva entre los ahorristas minoristas, algo sin antecedentes. Pesa la memoria de la PASO de 2019, que con un inesperado resultado provocó la peor caída de los mercados en la historia. El miedo no es zonzo pero a veces hace perder dinero.

En esta noticia

Pocas veces en la era democrática se produjo una movilización de activos vinculada con la cobertura del bolsillo de la magnitud que el mercado está reflejando.

Por lo menos para la ocasión de una elección primaria. Probablemente, ahorristas, inversores y muchos especuladores revitalizaron el "síndrome del 12 agosto", que remite al día siguiente a las PASO de 2019, en las que emergió triunfante Alberto Fernández por el Frente de Todos.


Después de esos comicios se produjo la mayor caída de la Bolsa en su historia. Algunos papeles se destrozaron 50%, muchos no se recuperaron aún. Los bonos derraparon cerca de 15 por ciento.

El capítulo más conocido fue la trepada del dólar, de 24% respecto al cierre del viernes anterior. De $ 46,15 pasó a 57,30 pesos. Sólo frenó una palabra de Fernández, cuando llegó a $ 60 y salió a decir, a instancias de los economistas de la transición que ya era suficiente.

La falta de cooperación política para las medidas que deban adoptarse a partir del 14/8 o el plan de la oposición es la principal causa para "la cobertura".

Por entonces, lo que surgió fue una distancia entre el ganador, el desafiante del Frente de Todos, de 15% por encima de lo que sacó Mauricio Macri. Una distancia irreversible, se leyó entonces. 

El impacto fue mayor, porque precisamente el viernes previo algunas encuestas influyentes en la City marcaban que las PASO arrojarían chances de reelección de Macri.

Sergio Massa: "Estamos administrando dólar por dólar"

El BCRA cortó su racha compradora de reservas a días de las PASO

Pesadilla

La escena de estos días parece una respuesta a esos mismos estímulos, en un contexto de variables económicas desarticuladas. A diferencia de entonces, "la cobertura" de último momento parece un movimiento masivo minorista, lo que refleja su potencia.

Hay que recordar que los más informados y los más poderosos tomaron posiciones "defensivas" hace tiempo. La magnitud del "temor" se refleja en las intervenciones del Gobierno en el mercado. 

Por lo menos en las últimas 48 horas, para dominar sub $ 600 al dólar blue unos u$s 3 millones habrían estado operando en el mercado más turbio.

Varios cientos de millones de dólares más, en cambio, estuvieron conteniendo en la última semana al contado con liquidación, también en procura de que no se desbande la variable idiosincrática de un dólar desbocado.

Vale todo para cubrirse

Todo vale para cubrirse. Incluso las acciones, que después de haber atravesado un rally, y contra la corriente de los mercados globales, ayer mostraron fuertes repuntes tanto en el mercado local (+4,35% el S&P Merval) como en Nueva York.

Los ADR de empresas argentinas avanzaron 5% a pesar de que Wall Street sufría un golpe por la reducción de calificación de Moody's a diversos bancos.

¿Qué vaca están viendo ahora los inversores que se quemaron en 2019 con la leche hirviendo del cambio radical de la política? 

El principal temor, la dificultad de que ante el atolladero de reservas vacías, caída de actividad, desequilibrio fiscal, tipo de cambio atrasado y fuerte endeudamiento, las dos opciones con chances electorales muestran la imposibilidad de una salida cooperativa a la crisis.

En el oficialismo perciben falta de claridad de su hoja de ruta ante los escenarios de las PASO. De ahí, la cobertura, porque, dicen, el miedo no es zonzo. Aunque también puede hacer perder dinero.

Temas relacionados
Más noticias de Elecciones
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.