ENFOQUE

Quién es el misterioso fiscal que inquieta al mundo K

En el noveno piso de los tribunales de Comodoro Py se percibía la tensión entre los pocos colaboradores que acompañaban al fiscal federal Diego Luciani. En cuestión de minutos del otro lado de la pantalla a través del zoom aparecería nada más y nada menos que el presidente de la Nación Alberto Fernández como testigo por parte de la defensa de Cristina Fernández de Kirchner en la causa Vialidad. Ella, la Vicepresidenta ya lo había advertido en su momento: "vamos a ver cuando tengan que preguntarle al Presidente". Y el momento finalmente había llegado.

El despacho austero esperaba uno de los momentos políticos más trascendentes en cuanto a lo mediático, no así a lo jurídico: el Presidente declarando como testigo en una voluminosa y compleja causa de corrupción donde su vice (Presidenta al momento del hecho) está acusada de asociación ilícita y defraudación en perjuicio del Estado

Alberto Fernández se cruzó fuerte con el fiscal en el juicio contra Cristina Kirchner por Vialidad

La noticia podría haberse escrito antes que Alberto apareciera. ¿Qué va a decir un testigo propuesto por la defensa que pudiese perjudicarla? Nada. Más aun cuando la asociación ilícita no requería del jefe de Gabinete (cargo que AF ocupaba en el momento del supuesto delito) para llevarse a cabo. Sin embargo la presencia del Jefe de Estado agitaba las aguas.

Pero lo que se suponía sería un testimonio más de los cientos en la causa, tomó temperatura cuando Alberto Fernández se enfrentó al fiscal de buenos modales y poca paciencia para la chicana.

AF debería haber sabido que Luciani lleva adelante hace casi tres años un debate oral en el que hay trece defensas , con renombrados penalistas, intentando a través de todos los tecnicismos jurídicos imaginables (y en algún caso de los otros) voltear su acusación. Que respondió medio centenar de planteos para anular el juicio (algunos de los cuales la CSJN todavía no respondió) y que carga en las espaldas uno de los juicios emblemáticos, el de Tandanor, que resultó en uno de los decomisos más grandes en la historia de juicios de corrupción.

Especulando, tal vez el Presidente se dejó engañar por los ojos claros y ese aire de nacido y criado en colegio privado de Palermo que acompaña a Luciani.

Y le espetó con un "Doctor me da la impresión de que usted no me escuchó bien antes" cuando Luciani insistía en mostrarle una planilla donde figuraba un sobrante de 75 millones de pesos de una obra sobre la que el presidente era reacio a responder. 

Luciani insistió ante las gambetas verbales de AF, que remarcaba que no conocía el proceso administrativo, que no conocía la obra, que no sabía o que no recordaba. Luciani no bajaba la guardia, planilla en mano. Y el fiscal le contestó al Presidente sin dudar: "le dijo que sí, que lo escuchaba perfectamente". AF dedujo que si lo había escuchado bien entonces el fiscal tenía "problemas de comprensión". Y Luciani, el chico que jugaba al rugby de apertura en el Banco Nación puso un límite: "No me falte el respeto".

¿Quién es este hombre con cara de eterno adolescente que ganó protagonismo involuntario a partir del carácter indomable del Presidente, que no atiende a la prensa y que tiene más zapato gastado en los pasillos de los juzgados de lo que aparenta a sus casi 50 años?

Fiscal ante los tribunales orales federales, egresado de la UBA , apenas tiene una bandera argentina y su título en su despacho. Arrancó de abajo como meritorio, padeció al inefable Juan José Galeano cuando éste estaba a cargo (o a la deriva) de la causa AMIA; y lo hacia volver a Luciani a la medianoche para seguir trabajando cuando volvía de la Facultad. 

Se fue, o huyo, o no quiso saber más nada y recaló en una UFI de San Isidro y después a la fiscalía de secuestros extorsivos hasta que llegó a San Martin. De ahí a Mercedes y de vuelta a San Martín hasta que una de las ternas le da la carta para volver a Py: un trueque, entonces habilitado, para cambiar la jurisdicción con una fiscal que quería dejar el edificio. 

Este cambio lo convalidó la otrora procuradora general de la Nación y cercana a la agrupación kirchnerista Justicia Legitima. Ese guiño formal, ya que el "trueque" solo requería del acuerdo entre fiscales, lo convirtió para algunos en hombre del kirchnerismo, de Gils Carbó, de "los propios". Fiscal K: idea que volvió a instalarse cuando integró el consejo evaluador que terminó recomendando la suspensión del fiscal José Maria Campagnoli por su intervención en una causa contra Lázaro Baez.

Mote que Luciani recién se pudo sacar cuando dijo que no a dos favores "sugeridos" tendientes a operar sobre hombres del poder que se manifestaron en contra de los intereses del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Y entonces las dudas. ¿De quién es Luciani? Y el desconcierto cuando no logran ubicarle -en términos de los sótanos del poder- una "terminal". Pasó a ser un líbero y un hombre de desconfianza.

Ante el hombre que genera más incógnitas que certezas para el kirchnerismo se enfrentan nada más y nada menos que CFK, Lázaro Baez, y Julio de Vido, José López, Carlos Santiago Kirchner y ocho más. La causa es por el momento la más incómoda: por la instancia a la que llegó, por la gravedad de delitos que se les imputan, por el desfile de algunos de los principales actores políticos del oficialismo y porque la ex presidenta deberá volver para escuchar los alegatos finales. Las 13 defensas se enfrentan a uno que las acusa: Diego Sebastián Luciani. O a tres si se tienen en cuanta a la OA y a la UIF que hasta ahora no se caracterizaron por un rol destacado.

Mientras, Luciani mira a través de su ventana el edificio de la Armada que alberga parte de la monstruosa prueba, repartida también en alguno de los contenedores y revisa con la paciencia que lo caracteriza y sin dejar que lo corra el reloj que no usa, mas de 51 licitaciones publicas, incidentes, modificaciones de obras y presupuesto. Buscando probar que la obra pública en Santa Cruz estaba direccionada en un 80% a Lázaro Baez. Y cree que antes de fin de año podrá conseguirlo.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios