Opinión

"No la ven": la clase media vs. la política de Milei

En esta versión de país en urgencia, todo está en discusión. La demanda de un cambio profundo por parte de la ciudadanía trasciende a Javier Milei, aunque en parte también lo explica.

No todos los argentinos desean dirigirse hacia donde apunta el Presidente, pero casi todo lo que defiende el status quo da sentido a su figura y a su gobierno. Según diversas encuestas y estudios consultados por El Cronista, en los últimos tres meses, la popularidad de Milei no sólo se ha mantenido, sino que ha crecido a pesar de la inflación, el severo ajuste y la delicada situación socioeconómica. Más del 50% de los argentinos responsabilizan de esta situación a los que gobernaron en el pasado, quienes, a juzgar por sus actuales comportamientos como opositores, parecen aún 'no verla'.

En este contexto, la marcha universitaria en reclamo por un mayor presupuesto y en contra del desprestigio del ámbito científico y universitario por parte de Milei emerge como la foto política más relevante de la semana. Cientos de miles, en su mayoría estudiantes y ‘sueltos', reaccionaron por primera vez a una política del Presidente. Por ello, vale la pregunta de hasta qué punto esta manifestación afectó el vínculo de Milei con la ciudadanía y cómo impactó en su popularidad.

Milei ante abril: ¿un giro estratégico en el horizonte?

La masividad de la movilización preocupó al Gobierno internamente, ya que muchos la interpretaron como un reclamo de la clase media, la cual ya está haciendo grandes esfuerzos en medio del ajuste. Externamente, el Presidente se burló con un meme y varios funcionarios intentaron desacreditarla vinculándola a los "zurdos" y a la oposición.

Juan Negri, profesor y director de las carreras de Ciencia Política y Estudios Internacionales de la Universidad Torcuato Di Tella, firmante de una carta en apoyo del sistema universitario y científico, señaló que esta protesta representa la primera advertencia de buena parte de la sociedad a Milei, mostrando que no es una sociedad pasiva y que puede reaccionar ante su programa.

"Hubo una falta de estrategia por parte de Milei al involucrarse en algo tan importante para la sociedad argentina y para la clase media. Esto se explica por su visión ideológica y su postura antiintelectual y anticientífica. En cuanto a los costos, está en condiciones de absorberlos, ya que no hay nadie del otro lado para capitalizar ese descontento. Si el Gobierno continúa manejando bien la inflación, más allá de la advertencia que representó la protesta universitaria, Milei tiene muchas posibilidades de salir airoso. Hasta ahora, hemos visto a un Milei en la cresta de la ola; lo interesante será ver cómo reacciona cuando eso comience a desvanecerse", afirma Negri.

Pablo Semán, antropólogo y autor del libro Está entre nosotros, también compartió su punto de vista con El Cronista: "Una de las características de esta manifestación es que no fue organizada ni liderada por ningún individuo cuestionable. Esto no permite ni voceros únicos ni obligatorios". Semán cree que la relación entre economía, sociedad y universidades ha cambiado, y entre esos cambios está la emergencia de una corriente que es antiuniversitaria por diversas razones.

"Milei se dirige a todos ellos, pero creo que sobreestima en qué medida la universidad pública es legítima más allá de los problemas que pueda tener y de la crisis que atraviesa el mundo universitario en general. Además, creo que Milei no tiene el mismo margen para enfrentarse al mundo universitario que [Donald] Trump o [Jair] Bolsonaro tienen para enfrentarse específicamente al mundo Woke. Cometieron el error de no prestar atención a lo que esta manifestación significaba", explica Semán.

El antropólogo, quien analizó profundamente en su último libro a los votantes de Milei, considera que uno de los motivos del crecimiento de su popularidad, a pesar del ajuste, es que los dirigentes opositores son impresentables y creen que la crisis se resolverá sola, lo que genera apoyo al gobierno entre los independientes que son partidarios de darle tiempo y ven que el camino de la inflación está disminuyendo junto con la promesa de que pasarán por momentos difíciles.

Las polémicas desafían la promesa ‘anticasta' de Milei

Diego Reynoso, profesor y director de la Encuesta de Satisfacción Política y Opinión Pública de la Universidad de San Andrés (UdeSA), agregó su perspectiva: "Tengo la impresión de que lo que sucedió en la marcha del martes fue el caldo de cultivo de muchas cosas, no sólo del tema del financiamiento de la educación pública. Por ejemplo, firmé una carta en la UdeSA en la que expresamos nuestra preocupación ante las visibles campañas de desprestigio hacia la comunidad científica y académica. Creemos que el sistema universitario es uno solo, al igual que el sistema científico, y cuando se ataca a los investigadores y hay campañas anticientíficas, lo hace gente ignorante respecto a lo que se está investigando, lo cual es peligroso. Dependiendo de cómo reaccione esto en los próximos días, podría convertirse en la 125 de Javier Milei".

Pablo Knopoff, analista político y director de la consultora Isonomía, señala que Milei ha establecido un esquema de conversación desde la campaña presidencial y lo ha mantenido desde que asumió el gobierno, presentando un claro posicionamiento sobre cómo legitimar el costo de ordenar la economía del país al luchar contra los ‘privilegiados' o la casta. De esa manera, se dirige lateralmente a los ‘no privilegiados', quienes, en gran medida, frustrados con los gobiernos anteriores, lo eligieron como Presidente.

Este esquema se ha mantenido en casi todos los momentos de discusión hasta la marcha universitaria de este martes, donde tocó fibras emocionales de los propios ‘no privilegiados' y quedó distanciado de ellos. "El impacto negativo potencial de esto aumentará si el gobierno no logra volver al esquema que lo llevó hasta aquí con cierta rapidez. Finalmente, esos 'no privilegiados', que son en gran parte de la clase media conceptual/histórica, dirimirán el destino de los dirigentes", afirmó Knopoff.

Milei-Macri: radiografía de una alianza con riesgos y ganancias

Para el analista, Milei encuentra sustento porque es percibido por muchos como un medio para salir de un sistema que necesitaba un cambio claro y sin matices. Además del cambio, es una figura que castiga a aquellos que querían cambiar. "Es tan fuerte ese sentimiento que le dan a Milei algo que no tienen para sí mismos: tiempo. También creen que lo que está haciendo por el país, aunque sea una entelequia, es en parte necesario, y que al final les traerá una mejora a su primer metro cuadrado. Milei tiene muchos significados, y es como si hubiera ‘muchos Mileis' que permiten respaldar distintos sentimientos, y cada argentino que toma ‘un Milei' puede obviar ‘otros Mileis'".

Este vaivén de percepciones, combinado con la capacidad de Milei para capitalizar el descontento, plantea un escenario desafiante para el futuro político del país, donde la incertidumbre y la polarización seguirán siendo protagonistas en el horizonte cercano. En este complejo panorama, el tiempo dictará el curso de los acontecimientos y el verdadero impacto de las acciones de Milei en la sociedad argentina.

Temas relacionados
Más noticias de marcha universitaria
Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • JJL

    Juan Jose Larrarte

    Hace 5 minutos

    Coincido que la sociedad quería un cambio, los resultados de las elecciones legislativas del 2021 lo marcaron claramente. Quien no lo vio venir fue el progresismo en sus distintas expresiones, pero especialmente Unión por la Patria. JxC y luego Milei representaron el cambio, especialmente Milei que apuntó a la "casta" una versión actualizada del "que se vayan todos" del 2001, lamentablemente, los resultados hasta ahora indican que la "casta" es el Pueblo.

    Respecto a la Universidad y el área de ciencia, no voy a discutir su necesidad y el prestigio que han logrado en nuestro país. Sin embargo, en ambos sectores, todos los actores coinciden que se requieren cambios, entonces, un camino para conectarlos con la ciudadanía, sería que ellos mismos presenten un plan y una agenda con cambios que ayuden a paliar la crisis.

    En ciencia y tecnología, sería importante definir una política científica como cualquier política de Estado, donde además de la Excelencia se incluyan los conceptos de Relevancia y Pertinencia.

    0
    0
    Responder
  • FDV

    FLAVIO DENIS VÁZQUEZ

    Hace 1 día

    Muy interesante el análisis, coincido con los puntos mencionados en cuánto a los límites de parte de la sociedad. Sin embargo, la marcha fue "ensuciada y súper politizada", gran error en dejar hablar a la Sra Almeida como primera oradora, y darle entidad a personajes nefastos que son la mas acérrima casta. Como bien mencionas, el eje fundamental de Milei es bajar la inflación (de hecho está bajando la núcleo a un dígito). Queda mucho camino por recorrer, segundo paso, la aprobación de Ley Bases. Los cambios culturales requieren décadas.

    0
    0
    Responder
  • RTM

    Ramón Teo Martino

    Hace 1 día

    Catalina, la sociedad quiere un cambio , Milei lo simplifico refiriéndose a "la casta" que iba a ser quien pagará ese cambio pero la política existió existe y existirá hasta el fin de los tiempos. Milei ya forma parte de "la casta" desde la misma noche que fue legitimado para ejercer el más alto cargo político nacional . Ahora va a tener que lidiar con sectores que existían antes de el y lo sobrevivirán. En Argentina los.presidentes terminan mal en algún momento aún cuando se van bien. Porque razón debería triunfar Milei si solo hace política desde hace 3 años? Y no tiene temperamento para soportar los sinsabores y frustraciones que forjan el carácter de un líder politico

    0
    0
    Responder