Zoom editorialExclusivo Members

Milei tiene la oportunidad de mostrar el sendero y darle un sentido al ajuste

El presidente Javier Milei necesita algo más de apoyo que el que le reclama a las "fuerzas del cielo". Siente que el esfuerzo que está haciendo su gobierno tiene que empezar a ser traducido en otro tipo de resultados, y por eso le pidió a los empresarios del Foro Llao Llao que lo escucharon en Bariloche que no se limiten a aplaudir y también tomen riesgos. La economía está frenada y será difícil moderar los costos que hoy ya asoman en materia de empleo y nivel de actividad si no se suman nuevos proyectos de inversión.

Desde su primer discurso como presidente, Milei siempre ha señalado que prefiere "decir una verdad incómoda antes que una mentira confortable". Pero también quiere remarcar que muchas de las decisiones difíciles que comenzó a ejecutar en diciembre empiezan a mostrar cifras positivas. Eso es lo que buscará con el discurso por cadena nacional que pronunciará hoy, en el que destacará la obtención de superávit financiero en el primer trimestre del año, un escenario que no se veía desde hace más de diez años y que le garantiza el cumplimiento de las metas ya acordadas con el FMI.

Javier Milei en el Foro de Llao Llao

Milei quiere pasar un mensaje antes de la marcha que se realizará mañana en defensa de la educación pública. Es una oportunidad particular, porque más allá de darle sentido al feroz recorte de gastos ejecutado para llevar a ese número, lo que debe tener presente es que las cifras van y vienen. Es cierto que tratará de darle realce a la desaceleración que tuvo la inflación desde diciembre hasta ahora, pero la sociedad espera algo más que un resumen de lo conseguido.

El Presidente ha destacado que darle libertad a los privados (sacando el pie del Estado de la cabeza de las empresas) era la fórmula válida para empezar un camino de progreso. Pero su pelea con las prepagas demostró que no en todos los mercados la libertad irrestricta es la mejor respuesta.

Lo que tiene por delante es un discurso en el que puede trazar con más claridad un sendero, y acercarse tanto a sus votantes como a los que no lo votaron, con la chance de ofrecerles un mapa en el que todas las piezas que hoy quedaron sueltas encastren en un futuro. Los jubilados y los asalariados que perdieron ingresos, los estatales que quedaron sin empleo, las empresas que enfrentan caída en sus ventas, los estudiantes que no saben si la pelea por el presupuesto universitario es real o una chicana, se merecen entender a dónde vamos. Porque es la única forma de que todo este ajuste cobre sentido y no sea solo un número récord en una planilla. La pelea contra la casta no puede ser eterna. Es hora de empezar a construir.

Temas relacionados
Más noticias de Javier Milei
Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • JJL

    Juan Jose Larrarte

    Hace 5 minutos

    Buenos días, con todo respeto, este artículo es una expresión de deseos que surgen del sentido común: sin embargo, considero que no comprende el pensamiento del Presidente y la runfla de asesores que lo acompañan.

    No genera expectativa ese sendero para los más necesitados si el Presidente:
    - Llama héroes a los que fugaron sus ahorros mientras los ciudadanos de a pie estamos con mucho esfuerzo al día con nuestros impuestos (es como contar la plata delante de los pobres),

    - Omite el heroísmo de los trabajadores, los jubilados y los despojados del sistema,

    - Se ve aplaudir a los que más tienen en una foto de familia obscena, algunos de los cuales se benefician con el gasto tributario en forma no justificada (todos conocemos un emblemático caso del software).

    - Si pone el futuro del país en empresarios que se abusan como en el caso de las prepagas )ojo que el asesor estrella del gobierno justificó el aumento, no nos comamos la curva).

    Disculpe señor periodista que no lo acompañe en sus buenas intenciones que, a esta altura me resultan "naif".

    0
    0
    Responder