#CASHTAG

Milei, el ortodoxo

El presidente que asumirá el domingo abraza la "ortodoxia" económica y hace gestos como ningún otro en la historia a la "ortodoxia" judía. De golpe, las cuatro letras que forman "orto" aparecen cada vez más seguido en la discusión pública

De golpe, las cuatro letras que forman "orto" aparecen cada vez más seguido en la discusión pública.

Es que el presidente que asumirá el domingo abraza la "ortodoxia" económica y hace gestos como ningún otro en la historia a la "ortodoxia" judía, por poner ejemplos, todo con una devoción tal que bien vale preguntarse qué hay detrás del prefijo con el que arrancan las palabras que definen tanto a Javier Milei.

Según el lingüista Santiago Kalinowski, de la Academia Argentina de Letras, hay 64 palabras en el diccionario que empiezan con "orto": ortodoncia, ortografía, ortopedia están entre las más conocidas, pero también se registran otras como ortodromia -camino más corto que puede seguirse en la navegación entre dos puntos- u ortoepía -arte de pronunciar correctamente.

"Como se puede ver con estos ejemplos, son todos significados que rondan la noción de lo recto, lo derecho", explica Kalinowski. Para tener derechos los dientes, ortodoncia. Para enderezar los huesos, ortopedia.

"Ese prefijo "orto" viene del griego "orthos", que significa precisamente recto, derecho, justo", apunta el lingüista, que concluye: "A lo largo de la historia siempre se asoció la idea de lo recto a lo que está bien y de lo torcido a lo que está mal".

En economía, claro está, es difícil asociar la idea de ortodoxia a "lo que está bien", dado que cada tema encuentra distintos acercamientos y puede generar distintos resultados según desde qué parte de la biblioteca se analice.

La ortodoxia hará referencia -en todo caso- a lo apegado que se esté a ideas básicas del funcionamiento económico, como el libre juego de la oferta y la demanda, la no intervención del Estado o el equilibrio de las cuentas públicas, pero no tendrá que ver con "hacer lo correcto", que implica una discusión más amplia.

Ahora lo loco es que al mismo tiempo que hace bandera con la ortodoxia como respuesta a todo, Milei no para de dar señales de que será mucho más plástico y flexible -¿heterodoxo?- en el marco de sus ideas mientras arma su gobierno.

Desde que fue electo, ya cedió la batalla contra la casta y no para de sumar exfuncionarios menemistas y macristas a su equipo. Además, está dando muestras de haberse rodeado de gente que sabe qué puerta tocar en la Justicia para que se levante un procesamiento de alguien que se elige para un cargo, en un teje y maneje que dista de cualquier comportamiento antisistema.

Así también puso en un compás de espera la dolarización y ni siquiera queda en pie la promesa de independencia del. Banco Central, que estará conducido por Santiago Bausili, un socio del ministro de Economía confirmado, Luis Caputo.

Volviendo sobre el prefijo de cuatro letras con el que empieza "ortodoxia", Kalinowski apunta: "No tenemos que confundirlo con nuestra palabra vulgar "orto", que el diccionario de la Academia Argentina de Letras registra con tres acepciones: ano, trasero y suerte".

Según el especialista Oscar Conde, señala el lingüista, esta expresión surge de un acortamiento algo extravagante de "hortelano", "probablemente un juego porque la palabra termina en ano". "Hortelano", explica Kalinowski, "proviene de la palabra latina hortus, que significa jardín, usualmente favorable al placer con frutos, viñas, etcétera". Es decir, un huerto, de donde nos llegan palabras como hortaliza y horticultura.

Como es diciembre y estamos limados, me animo a plantear que tal vez esta sea la acepción que más aplique después de todo al arranque de la gestión de Milei. "Ortodoxa", digamos, o sea, dado el guiño de la suerte que podría compensar en parte tener que enfrentar una inflación y una brecha cambiaria del 150% en ambos casos.

Las lluvias de estas últimas semanas están terminando de asegurar unos US$ 25 mil millones más que aportará el comercio exterior argentino a la economía dada la revancha que tendrá la cosecha después de este año de sequía.

A su vez, aún cuando se revean las obras públicas en marcha, la entrada en funcionamiento del Gasoducto Néstor Kirchner le permitirá al país pasar de déficit a superávit comercial en materia energética, con el ahorro de divisas que ello implica.

Y a medida que la inflación continúe en baja en los Estados Unidos, crecen las chances para que durante su mandato, la Reserva Federal empiece un sendero de baja de las tasas de interés que vuelvan más accesible un eventual regreso a los mercados financieros, que hoy no está en el mapa pero es imposible no ponerlo en agenda con la vuelta de Caputo a la gestión.

Como si fuera poco, sobre este escenario, hay un último dato que alienta a seguir pensando en la palabra que guía esta nota desde la acepción de "suerte". Acaban de salir los datos del Censo 2021 que reflejan una caída en la fertilidad de la población, en la confirmación de que desde 2014 es sostenida la baja en la cantidad de nacimientos por año, de 740 mil aquel año hasta 500 mil en 2021.

Ello, que generó alarma en Twitter por el eventual impacto en el sostenimiento del sistema previsional a mediano plazo -discutible según expertos- abre a cortísimo plazo una oportunidad que el especialista Rafael Rofman subraya de esta manera: "La menor fecundidad implica menos demanda al sistema escolar. En 2024 el número de ingresantes a la educación inicial en Argentina va a ser un 30% menor que hace 4 años. O sea, se liberan recursos físicos, humanos y financieros que se pueden usar para avanzar en reformas de fondo en el sistema educativo. Van a sobrar aulas, docentes y plata. Es una oportunidad tremenda, pero hay que usarla."

Temas relacionados
Más noticias de Javier Milei
Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • B

    benedic .

    Hace 5 minutos

    ES SORPRENDENTE LA NOTICIA , ASI QUE HABRA UN 30% MENOS DE INGRESANTES EN EL CICLO ESCOLAR ? POR? NO HUBO AUMENTO DE NACIMIENTOS O CREEN QUE POR LA MOTOSIERRA SE PARALIZA TODO?

    0
    0
    Responder