PANORAMA BONAERENSE

Marcas del cierre de listas: acuerdos sorpresivos, pactos incumplidos y un emblemático local en alquiler

Quedó sellada la alianza Máximo-Massa. Como siempre ocurre, entre los peronistas hubo descontentos y chispazos, pero esta vez más evidentes. Radicales enojados... por todos lados.

"Me da mucha bronca cuando hablan de cabaret en Olivos... Me dele mucho" Victoria Tolosa Paz (dixit)

El cierre de listas del Frente de Todos dejó claramente establecida la nueva sociedad política entre Sergio Massa y Máximo Kirchner y también mostró las tensiones que subsisten y se mantendrán en el espacio, fundamentalmente con el presidente Alberto Fernández y su gente de confianza.

Llamó la atención que al filo de la presentación de las listas, el sábado por la noche, los más albertistas de los intendentes, Fernando Moreira, sucesor de Gabriel Katopodis, en General San Martín, y Juan Zabaleta, en Hurlingham, los referentes más cercanos a Máximo Kirchner le armaran sendas listas para competir.

En una aviesa ruptura del pacto preexistente para no permitir discusión interna en los lugares donde gobernaran los intendentes del peronismo, se habilitó la disputa no solo en estos territorios, sino también en Avellaneda, donde Jorge Ferraresi también tendrá competencia, y en Merlo, lugar gobernado por Gustavo Menéndez.

A Katopodis le habían armado lista Carmela Moreau y Hernán Letcher. La discusión llegó a los despachos de Máximo Kirchner, que concilió entre las partes. Finalmente, quedó una sola, encabezada por Nancy Capeloni de Katopodis y Leonardo Grosso, el diputado nacional que quiere ser intendente, del Movimiento Evita.

En Merlo, Raúl Othacéhe quiere competirle a Gustavo Menéndez. Quizás no le den la lista completa, pero sí le permitan el tramo local. En cuanto a Zabaleta, Martín Rodríguez, el segundo en el PAMI, quiere sucederlo al frente del municipio. Había armado una lista para enfrentarlo, pero, finalmente, conciliaron en una sola.

Zabaleta había decidido encabezar su propia nómina, pero finalmente, al bajarse Rodríguez, él también cedió. La tensión venía del cierre de lista general, donde los intendentes, fundamentalmente de la primera sección electoral, estaban más que enojados porque uno de los suyos, Alberto Descalzo, no pudo ser candidato a diputado nacional.

En cuanto a Ferraresi, competiría, si le aprueban la lista, contra el rector de Avellaneda, Jorge Calzoni. Ferraresi, Katopodis, Menéndez y Zabaleta son de los jefes comunales que hoy se consideran más cercanos al presidente de la Nación, en un contrapeso permanente contra la alianza Massa-Máximo.

Hablando del presidente de la Cámara de Diputados, después de más de un año de no querer saber nada con quien lo sucedió, finalmente habló y acordó con Julio Zamora. En Tigre, no habrá PASO entre ambos y como buenos compañeros peronistas, donde antes había guerra hoy hay paz y abrazos.

La salomónica decisión fue que Gisella Zamora encabece la lista de concejales y que el Concejo Deliberante, que antes conducía Segundo Cernadas, del PRO, quedó en manos del massista Fernando Mantelli.

En La Matanza se abrió otra discusión. Fernando Espinoza, el intendente, decidió encabezar la lista de concejales. No sabemos si lo hizo para evadir el decreto de María Eugenia Vidal por el que se reglamenta la limitación de las reelecciones o para marcar claramente el terreno. Es que la diputada provincial María Laura Ramírez le presentó lista, descontenta porque buena parte del kirchnerismo no se siente representado.

Cada armado de lista trajo aparejada una fortísima discusión. Ni la de diputados nacionales ni las seccionales dejaron conformes a todos. Si bien esto siempre sucedió, en esta oportunidad se vio con mayor nitidez.

En la primera sección electoral, no obstante, los intendentes tuvieron su reconocimiento al mantener los dos senadores en actividad para su reelección. A este "club" se sumó Ariel Sujarchuk, de Escobar, que puso a uno de sus hombres de confianza y se lo premió a Massa, a través de una concejal de Vicente López, Sofía Vanelli, en cuarto lugar.

En la Tercera sección, zona sur oeste del Gran Buenos Aires, el intendente de Malvinas Argentinas, Mariano Cascallares, se presentó como cabeza de lista de diputados provinciales. Con esto esquiva la prohibición de la reelección. Lo mismo haría Zabaleta si asume como ministro de Desarrollo Social antes de finalizar el segundo año de su segundo mandato.

En esta región del Conurbano, hubo varias situaciones para contemplar. La primera fue lo relegado que quedó el actual presidente del bloque de diputados provinciales, el ultra k Facundo Tignanelli. En cuarto término aparece Mariana Larroque, la hermana de "el cuervo", el jefe de La Cámpora con el que siempre discute Tignanelli la conducción de la agrupación kirchnerista.

RADICALES ENOJADOS POR TODOS LADOS

El martes pasado, en la sesión de fotos de Facundo Manes, realizada en El Cazador, en Escobar, la conglomeración inicial presagiaba que la jornada que se iniciaba y la que seguiría al día siguiente no iban a ser muy tranquilas.

De entrada, no previeron que aún perdura el decreto presidencial que limita la cantidad de personas que pueden reunirse en un lugar determinado, y una vecina, alerta, los denunció por incumplir con esa normativa. Presurosas, las autoridades municipales también llegaron al lugar para "regularizar" la situación y hacer que los presentes, provenientes de diferentes lugares de la provincia, mantuvieran una mínima distancia social.

Al día siguiente, directamente llegó el momento de la mayor tensión. A Ariel Diwan, que tiene muy poco, casi nada, de antigüedad en el centenario partido, y al que le habilitaron una lista en Morón contra la otra del radicalismo tradicional, lo dejaron entrar a la quinta para las fotos y a los que están con Rodolfo Morotto. Hasta estas horas se especulaba forzar con la unidad.

Los radicales históricos se quejan porque han quedado muchos "heridos" y la lista por la que pelearon para instalar como "radical" no tiene mucho que represente al centenario partido. Carlos Fernández y Alejandra Lorden son algunos de los que pretendían aparecer y no lo hicieron. En su lugar, deben "soportar" como figuran los "peronistas" Emilio Monzó y Jesús Cariglino. Aunque tampoco puedan digerir que hayan puesto a Margarita Stolbizer en cuarto término. Su pasado de ex radical todavía no cicatrizó viejas heridas.

Los que sí pudieron sentirse más que contentos son los miembros del "grupo zarco", que pudieron colocar a tres de sus habituales comensales en lugares expectantes. Como segunda candidata a senadora provincial aparece Ayelén Bertón, actual directora de Género de Tres de Febrero. Juan Fernández encabezará la lista de concejales de Moreno; Natalia Fernández quedó cuarta en la única lista de Juntos que apadrina también el intendente Diego Valenzuela. En octavo lugar de la lista encabezada por Manes está Josefina Mendoza.

Para los correligionarios, quien quedó mucho mejor parado de lo que todos suponían es Martín Lousteau. Sus aliados más importantes alcanzaron lugares de relevancia en desmedro de los propuestos por los radicales bonaerenses.

Danya Tavella, la ex candidata a vicepresidente de la UCR que estuvo con Gustavo Posse en la interna, cercana a Lousteau, será segunda candidata a diputada nacional. Fernando Pérez Gresia, que no podía repetir como diputado provincial, será primer candidato a concejal en Quilmes, y el amigo universitario de Maximiliano Abad pero aliado al senador porteño Pablo Dominichini encabezará la lista de diputados provinciales en la Tercera Sección electoral.

"No quisieron que fuera Luis Otero... es una locura", dicen en las cercanías de las antiguas autoridades del radicalismo bonaerense. El ex periodista seguirá como concejal en Avellaneda.

El hotel ubicado en Cerrito y Mitre, donde todos los radicales peregrinaban, se vieron escenas delirantes y amenazas de vendettas, como las que le propinó Germán Montenegro a un importante dirigente partidario. Por suerte, la esposa del primero y hasta su hijo tuvieron que mediar en semejante momento. No aceptaban la unidad en Tres de Febrero.

Malos de toda maldad, un radical que sigue creyendo en el partido más que en otra cosa, reflejó el cierre del comité de Provincia. La sede de La Plata está en alquiler. Casi un símbolo de un pasado que pretenden revertir con la llegada del neurocientífico. 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios