#CASHTAG

Los lineamientos del plan Milei - Caputo y el peligro de la improvisación

Los ejes del plan económico. Dolarización, BCRA, Leliqs, el futuro del cepo y la brecha ¿El propio presidente-economista será el ordenador de la macro? ¿Por qué volvió Luis Caputo?

Cuando le preguntan al recién confirmado ministro de Economía Luis Caputo qué piensa de la dolarización, el eslogan de campaña del presidente electo Javier Milei, suele responder con el ejemplo de una clase universitaria.

"Si vos me preguntás en la teoría si un país debe tener moneda propia o adoptar otra ajena, mi respuesta es la primera opción; pero si me preguntás cuál debería ser la alternativa para un país de que hace 100 años cae en crisis recurrentes de inflación y falta de estabilidad, ahí te digo puede ser que tenga que elegir, por ejemplo, la dolarización". Tal es la explicación que reconstruyen quienes lo han charlado con él en los últimos meses.

Sin embargo, como lo dice en reuniones con banqueros y financistas y en algunos papers que circulan de su consultora Anker, hoy la falta de dólares hace que se trate de una discusión en abstracto, ya que sería imposible llevarla a cabo dado que tampoco hay quien preste los fondos necesarios para canjear los pesitos nuestros por los verdes billetes aspiracionales.

De hecho, fue la posibilidad de asesorar a Emilio Ocampo en el armado del Fondo de Estabilización para conseguir créditos para dolarizar el motivo de acercamiento del ex funcionario de Mauricio Macri a La Libertad Avanza, donde además había una presencia por el rol clave de un familiar lejano, Santiago Caputo, fundamental en el armado estratégico del espacio.

Las cosas de la vida: informe va, informe viene, Milei terminó abrazando las alternativas de solución de Caputo para el problema de la deuda del Banco Central known as "bola de Leliqs" y despachando a Ocampo, en una movida que pareciera dejarle también el puesto del Banco Central a merced de alguno de los caputistas de siempre. Uno con chances es Pablo Quirno, alter ego y compañero en la platea Belgrano Media del Messi de las Finanzas en la cancha de River.

Ahora, según pudo reconstruir El Cronista, en el mundo financiero empiezan a tener algo así como los lineamientos generales de un programa económico del tándem Milei-Caputo, que incluiría:

-Ajuste fiscal para recortar el gasto público cerca de 7 puntos del PBI. Con subsidios, obra pública y empleo estatal a la cabeza, hay discusiones sobre el gasto previsional.

-Nuevo programa con el Fondo Monetario Internacional que incluya plata fresca por hasta u$s 20 mil millones. Kristalina Georgieva, que en una entrevista con Reuters anunció un encuentro con Milei que no sucedió, hablo de que el país acceda al Fondo de Resiliencia.

-Devaluación del tipo de cambio oficial con mantenimiento de las restricciones cambiarias, el cepo, pero tratando de llevar la brecha cambiaria abajo del 30%.

-Desarme de la deuda de las Leliqs con un mix de rescate de esos títulos con divisas más una oferta de nuevos instrumentos financieros -nueva deuda- suscrita por el Tesoro.

Se da por supuesto en esta secuencia que la nueva administración conseguiría respaldo legislativo para pasar las leyes que le permitan la "reforma del Estado" que pase la motosierra y que tendrá muñeca política para contener los reclamos sociales que emerjan ante una nueva subida de precios en el marco de un freno de la actividad.

La aspiración de Caputo sería entonces llegar con un nuevo contexto macroeconómico para aprovechar los dólares de la cosecha y los ahorros del gasoducto en materia energética para pararse de otra forma hacia el final de 2024, y soñar con remontar la cuesta el año 2025, a ver si es cierto que tras el sudor y las lágrimas se da el momento de lo bueno.

Se trata de una apuesta de riesgo máximo porque la inflación ya está ahí nomás de irse totalmente de madre: el BCRA mide que noviembre ya va otra vez para 12,5.

Pero además porque queda cada vez más claro que Milei no contaba con un plan definido ni con equipos técnicos listos para hacerse cargo del semejante bardo que es la Argentina. La dolarización, archivada. El plan para las Leliqs, sin terminar. La hoja de ruta, en construcción. Son las dificultades para pasar de los eslóganes a un programa en menos de 20 días.

A las advertencias de economistas como Carlos Melconian y Carlos Rodríguez, que subrayan que el expertise de Caputo es más que nada hacer rulos financieros por el mundo y no pensar un plan de cabo a rabo para estabilizar este toro mecánico que somos hace décadas, se añade también el tremendo temón que supone tener gente para cada área sensible que pueda llegar y resolver y no aprender en el camino, como le pudo haber pasado al propio Caputo en 2018. 

"Se patinó USS 15 mil millones se las reservas en tres meses", decía Milei de Caputo, que ahora es "el mayor experto financiero" al que hay que entregarse.

Como corolario, aparece como una incógnita mayor en este armado cómo será la coordinación macroeconómica con áreas clave como Energía o Transporte que no dependerán del nuevo ministro, sino que colgarán de Infraestructura, todo a cargo de gente que posiblemente Caputo no haya oído nombrar en su vida. ¿Cuánta tarifa para cuánto subsidio habrá? ¿Quién lo afinará? ¿El propio presidente-economista será el ordenador de la macro?

En el fondo, por último, hay un interrogante que no terminan de responder los que conocen de cerca a Toto y que puede ser importante cuando haya tensión: ¿por qué aceptó volver al centro de la escena alguien que la pasó tan mal personalmente cuando estuvo en el poder y cuyos resultados fueron más deuda, más inflación y más corridas?

Caputo en Rio de Janeiro en 2018, cuando el dólar empezaba a tomar carrera para saltar de $ 28 a 40

¿Son ganas de revancha? ¿Fue el pedido de su familiar estratega para que por lo menos sea un ministro de transición, con fecha de ingreso y salida? ¿Está calculando que puede eventualmente sacar réditos para su actividad privada, una vez que pase por el puesto y si le va relativamente bien? ¿Busca negociar a cambio algún alivio en causas judiciales que lo acompañaron estos cuatro años? ¿Tiene realmente ganas de todo lo que se le viene a él y en forma transitiva a su familia?

Tal vez haya un poco de todo eso. Alguien que lo trata habitualmente dice, místico: "Toto sintió algo en la personalidad de Milei, en el trato, en la sinceridad del tipo, tal vez fue el llamado de las fuerzas del cielo".

Temas relacionados
Más noticias de Javier Milei
Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • B

    benedic .

    Hace 5 minutos

    NO VAN A IMPROVISAR, ESO SI SOLO SABEN DE FUTBOL EL "MESSI" DE LA MENTIRA Y SU PADRNO EL MAFFIOSO MACRI DE GUANTE BLANCO, EL VIEJO FRANCO SOLO SE COMIA Y ARREGLABA LAS MINUSIASIAS DE LA OBRAS PUBLICAS JAJAJAJA

    0
    0
    Responder